Nunca pensé que llegaría a los cien…


Un gitano de un extraño y distante tiempo/ viajando con pánico por todas direcciones ciego/ dolorido por el calor de un sol ardiente/ se queda sin una esperanza de volver a casa.// Corriendo a través de una sombra de un millón de años/ la oscuridad es el único sonido que llega a sus oídos/ asustándole con el vacío de donde el vino/ Se queda sin una esperanza de volver a casa.

Algo que no puedes esconder/ dice que estás solo/ escondido en lo más profundo/ de ti solamente/ Tienes que ver algo/ echa un vistazo y sé/ Lentamente arde la vela de la vida.// Algo ahí afuera/ dice que estamos solos/ en las manos del tiempo/ cayendo lentamente/ Hay algo que tenemos que saber/ con amor podemos avanzar/ Lentamente arde la vela de la vida.// Entonces ama a todos/ y hazlos tus amigos.

 

Nunca pensé que llegaría a los cien/ Nunca pensé que llegaría a hacer/ las cosas que todas esas canciones hacen/ y lo hacen.// Nunca pensé que llegaría a tener mi libertad/ que hace una edad mi hacedor me negó/ El placer de la vista.

Nunca pensé que llegaría a tener un millón/ Nunca pensé que llegaría a ser eso/ que todos estos niños ven./ Mírame.

 

Canciones del disco de los Moody Blues, To our children’s children’s children’s.

“ Gypsy” (Justin Hayward)

“Candle of life” (John Lodge)

“I never thought I’d live to be a hundred/ million” (J. Hayward)

Atrapar el viento


Catch the wind

In the chilly hours and minutes of uncertainty
I want to be in the warm hold of your loving mind

To feel you all around me
And to take your hand along the sand
Ah, but I may as well try and catch the wind

When sundown pales the sky
I want to hide a while behind your smile
And everywhere I’d look your eyes I’d find

For me to love you now
Would be the sweetest thing, t’would make me sing
Ah, but I may as well try and catch the wind

Dee dee de de dee de de de de dee

When rain has hung the leaves with tears
I want you near to kill my fears
To help me to leave all my blues behind

For standing in your heart
Is where I want to be and long to be
Ah, but I may as well try and catch the wind

Ah, but I may as well try and catch the wind

Atrapar el viento

En las frías horas y minutos de la incertidumbre/ quiero estar en el cálido abrazo de tu mente amada// Sentirte por todo mi alrededor/ y coger tu mano caminando por la arena/ Ah, pero podría también intentar atrapar el viento// Cuando el ocaso palidece al cielo/ quiero esconderme un rato detrás de tu sonrisa/ y a donde quiera que mirase tus ojos encontraría// Para mí quererte ahora/ sería la cosa más dulce, me haría cantar/ Ah, pero podría también intentar atrapar el viento// Cuando la lluvia ha colgado lágrimas de la hojas/ te quiero cerca para mi matar mis miedos/ para ayudarme a dejar mi tristeza detrás// Pues quedarme en tu corazón/ es donde quiero y ansío estar./ Ah, pero también podría intentar atrapar el viento.

Donovan Leitch

Reseña de “Dama de la Noche” de Cristina Bermejo Rey


Mírame
Y dime que me quieres
Sólo bastará eso
Para que a ti me entregue
Pues sólo seremos tú y yo,
No habrá nadie más,
Juntos nos iremos,
Conseguiremos la felicidad.

Balada de Christine

Dama de la noche es una historia en la que “Amor y terror van de la mano”, una historia en la que dos seres se enfrentan a su maldición para poder estar juntos. Lo cierto es que su autora, Cristina Bermejo Rey, siente cierta predilección por las historias en las que hay que vencer o sobrellevar una maldición, y una gran fascinación por la figura sensual y cautivadora del vampiro.

La escribió a la edad de 17 años, fruto –dice ella- de su “caserismo” (“Más casera que las croquetas de mi abuela”, suele decir). Revisó a fondo el escrito y apenas tuvo que hacer grandes cambios, de manera que la editorial Mablaz se la publicó.

HFZJEAHMDDXQDPVCTCVX2015_10_13_5h13m58sLa historia tiene como trasfondo y motivo la historia de amor entre dos vampiros, Christine y Bill, en un tiempo indeterminado (aproximadamente, finales del XVIII y principios del XIX) y en un lugar indeterminado (Gran Bretaña o Irlanda). Una noche, Tom, un viajante, descubre la naturaleza de la cautivadora mujer que le ha seducido, y desde ahí, se desata una historia en la que los dos enamorados habrán de enfrentarse a un sinfín de enemigos: hechiceros, inquisidores (sólo diferenciados por su fe) y asesinos, pero también con valiosos aliados.

Para contar la historia, Cristina eligió una mecánica de alternancia de narradores en primera persona: cada parte del libro nos es contada por uno de los personajes principales, comenzando por Tom, que nos sirve de llave para abrir la historia. Algo que a mí, particularmente, me parece sumamente interesante y original, así como el final, muy sorprendente (aunque yo sea más partidario del pre-final).

Christine, cortesía de Sergio Ramos PérezAlgo que le atormenta un poco a su autora es el paralelismo que pueda establecerse con la célebre saga Crepúsculo, hasta el punto de ser casi lo primero de lo que habla en las presentaciones y entrevistas. Reconoce que, ciertamente, tomó la idea de la historia de amor, pero no mucho más: contra la idea angelada y naïve que vende esta saga, en Dama de la Noche nos encontramos al vampiro más descarnado, el que por su naturaleza se ve obligado a matar para vivir (algo que hace el ser humano, como animal que es). El vampiro de Bermejo Rey es el clásico: el que mata para subsistir, el que vive por una maldición, el que muere si se expone al sol… Como ella dice: “Mis vampiros no brillan al sol”.

En definitiva, una obra entretenida en donde descubrir a una muy prometedora escritora novel, que ya tiene en ciernes su próximo libro, y que recomiendo muy vivamente.

Se puede encargar a través de http://www.librosmablaz.com/index.php?page=catalog&pw=1&bq=dama%20de%20la%20noche#Mapa, o bien escribiendo a pedidoscrislm”arroba”hotmail.com

Presentación de “Dama de la Noche” en Café “El Violín”


Dama de la noche es una historia en la que “Amor y terror van de la mano”, una historia en la que dos seres se enfrentan a su maldición para poder estar juntos. Pronto, una crítica completa aquí.

HFZJEAHMDDXQDPVCTCVX2015_10_13_5h13m58s

Puede encargarse en http://www.librosmablaz.com/index.php?page=catalog&pw=1&bq=dama%20de%20la%20noche#Mapa, o bien escribiendo a pedidoscrislm@hot mail.com

Ésta fue la presentación hecha por su autora, Cristina Bermejo Rey, en el café El Violín de Getafe.

El año del Gurú


Swami_PrabhupadaEra el año 1968, y desde 1967 la fiebre espiritualista oriental estaba en su punto álgido: músicos y actores andaban como locos a la busca y captura del gurú: el hombre sabio que venía de la India con verdades trascendentales y reveladoras. A mediados de los 60, el brahman Prabhupada vino de India con la intención de extender el yoga de la devoción a Krishna en occidente, surgiendo así el movimiento popularmente conocido como Hare Krishna, que encontró un auténtico filón en el San Francisco de la contracultura, si bien el culto imponía severas restricciones para los que quisieran pertenecer de verdad; restricciones que otros gurús hacían desaparecer para que sus posibles adeptos millonarios no se echaran atrás. Lo cierto es que verdaderos farsantes de aspecto exótico y misterioso fueron a encontrar aquellos filones de adeptos.

Aquél fue el caso del Maharishi Mahesh Yogi: tras el clásico aspecto de sabio, de anciano de largos cabellos blancos, parecía esconderseMaharishiMedAP0502_468x340 todo un embaucador que sólo buscaba hacerse publicidad a través de sus populares discípulos, y que sentía una atracción nada espiritual hacia Mia Farrow. El Maharishi se lo montó bien, encontrando un buen respaldo en las personalidades más influyentes en la cultura popular: los propios Beatles, pero también otros como Donovan y varios actores y actrices. Tentó también a Mick Jagger, pero supo por gente con contactos en la India que el Maharishi podía resultar no tan santo como parecía. Finalmente, hasta George Harrison descubrió el engaño, confesando con amargura que lo único que buscaba el Maharishi era hacerse famoso a su costa; más tarde, acabó encontrando a los Hare Krishna, con los que parece fue feliz y hasta apartó parte de su herencia para ellos. Pero el daño, por así decirlo, ya estaba hecho, y sucedían cosas como un Jim McGuinn cambiando su nombre a “Roger” por prescripción de un sabio por correspondencia (y luego otra vez a Jim), o Jagger y Richards buscando breve consuelo (o diversión) en el satanismo propugnado por el cineasta y auto-proclamado discípulo de Aleister Crowley, Kenneth Anger.

peqAsí pues, en 1968, Eric Burdon, hippie donde lo hubiera, quiso ironizar sobre el fenómeno y hacer un poco de sangre con el tema del Maharishi, para poder hacer algo de burla a sus amigos y compañeros, dispuestos a hacer cualquier estupidez si un gurú se lo había prescrito, y advirtiendo de las verdaderas y poco espirituales intenciones de estos santones… Aquél era EL AÑO DEL GURÚ

Year of the Guru

My leader told me to jump in the river
The river was deep and the weather was winter
After a sailer very kindly saved me
My leader told me, you’d better take it easy
I took it so easy my leader called me lazy

Through the lack of red meat
Everything was getting hazy
Friends looked at me and said,
Man, you gotta be crazy

Oh, oh leader

My leader said son you’d better get yourself together
never mind the fools who know what we’re getting into
But a forty mile walk would do us both a world of good
and he sat down and watched me take off down the road

Well, I walked so far my feet began to bleed
If this was good for me I just couldn’t see it
A motorist picked me up and said
Look man, you must be crazy

Oh, oh leader
Oh, oh leader

My leader came to see me in a hospital bed
Well at least I really knew that my leader really cared
After giving me a second-hand roach
He said where’s your donation man,
It’s all for a good cause.

He left me all alone to work the riddle out
But I just couldn’t make it so I began to shout
They stuck a hypodermic deep down into me
Said, look out nurse I think we got a loony

Oh, oh leader
Okay baby follow me now
Follow your leader
All right

Now here I sit in a state-run asylum
Limitless, friendless but much more together
I decided to do some good book readin’
About the art of people leadin’

Now I’m the leader and they’re being led
What’s the matter if they’re crazy till you hear what I’ve said
Being the leader is really where its at
But just how long can a good thing last

Oh, oh leader
Oh, oh leader

Now listen to this baby
This is the year of the guru
Now the thing to do is to ask yourself
What can a guru do for me?
Then you say to yourself
I gotta get a guru

http://lyrics.wikia.com/wiki/Eric_Burdon_%26_The_Animals:Year_Of_The_Guru

El año del gurú

Mi líder me ordenó que saltara al río/ El río era profundo y el clima invernal/ Después de que un marinero muy cariñosamente me rescatara/ mi líder me dijo “será mejor que te lo tomes con calma”/ Lo tomé con tanta calma que mi líder me llamó vago.// A causa de la falta de carne roja/ todo se volvía borroso/ Mis amigos me miraban y decían:/ Tío, debes de estar loco.// ¡Oh líder!// Mi líder me dijo: “Hijo, lo mejor es que te recompongas/ que no te importen los idiotas que saben en lo que nos estamos metiendo/ Pero con un paseo de 64 kilómetros los dos haríamos un mundo de bien”/ y se sentó y me vio irme por el camino.// Entonces caminé tan lejos que mis pies comenzaron a sangrar/ Si esto era bueno para mí no podía verlo/ Un motorista me recogió y me dijo/ Mira tío, tienes que estar loco.// Mi líder vino a verme a la cama del hospital/ y al fin pude saber de verdad que mi líder se preocupaba de verdad/ Después de darme un canuto de segunda mano/ dijo: “¿Dónde está tu donación, tío?/ es por una buena causa”// Me dejó totalmente solo para que descifrara el enigma/ pero no podía hacerlo y empecé a gritar/ Me clavaron bien una aguja hipodérmica/ Dijeron: Cuidado enfermera, parece que tenemos a un chalado.// ¡Oh líder!/ Bien, cariño, sígueme ya/ Sigue a tu líder/ Muy bien// Ahora me siento aquí en un asilo/ sin límites, sin amigos, pero mucho más recompuesto/ Decidí hacer la lectura de un buen libro/ sobre el arte de dirigir a la gente.// Ahora yo soy el líder y ellos los liderados/ ¿Cuál es el problema si están locos hasta que oigas lo que he dicho?/ De lo que se trata es de ser el líder/ pero sólo mientras lo bueno dure.// Ahora escucha esto, cariño/ Éste es el año del gurú/ Lo que tienes que hacer ahora es preguntarte a ti mismo/ qué puede hacer un gurú por mí/ Entonces te dirás:/ ¡Tengo que conseguir un gurú!

Eric Burdon

Eric Burdon & The Animals

Una crítica a la canción de autor (artículo para Diario Folk)


Sin títuloAquí tenéis el artículo que me publicaron los amigos de Diario Folk: se trata del epílogo a mi tesis La formación de una cultura de la resistencia a través de la canción social (disponible en formato impreso y electrónico en la Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid), que actualmente trato de preparar para su publicación en libro.

Un extracto del artículo en cuestión:

La evaluación del género de la canción de autor, en la actualidad, oscila entre dos parámetros: el de aquellos que le dan la máxima importancia en su momento histórico y a su impacto sobre la sociedad, y el de aquellos que se la quitan, la relativizan o incluso declaran que contribuyó a establecer divisiones en la población, fundamentalmente por cierta presencia nacionalista en algunas canciones. Existe, por supuesto, un término medio objetivo y realista, que es el que toman, además, sus protagonistas: los cantautores de entonces, por regla general, tienden a quedarse en este término medio bastante justo, por cuanto tampoco está exento de cierta autocrítica: le restan importancia a lo que hicieron en cuanto determinante, pero reclaman el protagonismo y los logros que les pertenecen, así como, generalmente, nunca reivindican para sí un protagonismo individual, sino colectivo junto a otros compañeros y junto a su público y al pueblo: y lo cierto es que es innegable que tuvieron una gran importancia en la sociedad. Por ello, a la hora de plantear el tratamiento, fue exigido un cierto grado de crítica, objetividad y realismo: el mismo grado con el que se podría haber hablado de la importancia relativa de los músicos hippies en el rechazo a la guerra de Vietnam, del punk en la reivindicación proletaria y juvenil de la Gran Bretaña de la crisis económica, o de los intelectuales de los años 30 en su enfrentamiento intelectual al fascismo.

Texto completo:

http://www.diariofolk.com/reportaje/una-critica-a-la-cancion-de-autor/

Corrección y edición


Me ofrezco para corregir la ortografía y el estilo de tus trabajos académicos, si lo necesitas. Contáctame en un comentario aquí, o bien en el correo que ves en la imagen inserta.

ADVERTENCIA: respecto al estilo, yo sólo te aconsejo y tú decides; no me ofrezco para escribir tu trabajo (para eso existen otros servicios por ahí), sino para asesorarte.

Se ruega difusión. ¡Gracias!

Anuncio impresión

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 277 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: