Historia del folk español VII: folk protesta


El principio de los 70 es un ambiente muy propicio para que se desarrolle el folk español. Ya a finales de los 60, periodistas como Haro, Ibars (sic) o Carlos Tena apoyaban la naciente música folk, a la vez que ésta iba evolucionando desde planteamientos meramente intelectuales a otros más reivindicativos. Hay programas especializados en radio y en televisión, como aquel famoso “Ismael y la Banda del mirlitón”. No es que sea indesligable la canción protesta de la música folk, pero en Estados Unidos, en toda Latinoamérica, en España e incluso en el Sáhara, parece que sus destinos vayan de la mano.
Es cierto que hemos hablado de Seeger, Guthrie, Joan Baez y Dylan como determinantes: pero lo que dio el gran impulso a la creación de un folk reivindicativo fue sin más ni menos el ejemplo de la música latinoamericana, seguramente por la facilidad del idioma y la proximidad de los temas. Violeta Parra y Atahualpa Yupanqui primero, y después Víctor Jara, Daniel Viglietti, Mercedes Sosa, etc., junto a grupos como Quilapayún, Inti-Illimani y un largo etcetera, fueron los que alumbraron a toda una generación de músicos cuando usaban la música tradicional de su país para la protesta: en el caso de los Andes no estaba exenta de indigenismo. Es pues entonces cuando se empiezan a plantear usar -si todavía no lo habían hecho- la música tradicional como instrumento de protesta.
El folk usa, pues, los mismos temas: la libertad, la represión, la emigración…, los mismos planteamientos y la misma simbología que la canción protesta “convencional”: la noche, el carcelero, la mañana, las cadenas… Por lo que en este ámbito no innova mucho salvo en la música. Las primeras canciones de folk-protesta se remontan al 68: María del Mar Bonet no duda en usar el bolero mallorquín para denunciar el supuesto suicidio de un estudiante mientras escapaba de la policía (la canción fue prohibida: la pudo grabar hacia el 76; en Francia, Elisa Serna la grabó en castellano): “Qué volen aquesta gent?” es una dramática canción, buen ejemplo del género, pero no la única. Marina Rossell utilizaría la base musical y parte de la letra de “A la ciutat de Lleida” para hacer “A la pressò de Lleida”: la primera es una bella historia de presos condenados a muerte que cantan una canción que conmueve a la hija del gobernador de Lérida; la segunda es la historia de esos presos cantando de tal manera que el gobernador y el carcelero se ven amenazados. Y así podríamos seguir enumerando: Menese cantando una toná en la que narra con metáforas un fusilamiento (“S’abrieron las puertas”), Gerena pidiendo venganza por Chato el “esparraguero” y por Víctor Jara; Morente explicando en una breve tonadilla los principios del comunismo; Víctor Manuel dando la bienvenida a su paisano exiliado; La Bullonera dejando al desnudo las contradicciones de la nueva democracia; Jarcha cantando a Miguel Hernández contra los señoritos andaluces y reflexionando sobre “caenas de oro, caenas de hierro”; Labordeta y su jota libertaria “Agua para el erial/ y trigo para el barbecho./ Para los hombres caminos/ caminos de libertad”; Al Tall denunciando la muerte de Miquel Grau “per cridar vull l’estatut”; Nuberu homenajeando a Aida Lafuente; Fuxan os Ventos llamando “como a un irmán”; Ovidi Montllor diciendo por seguidillas que “com que la cançó es per viure, no volem violentar”; Oskorri cantando la protesta poética de Aresti… Y una larga lista que se podría y se puede continuar.
En conclusión: la canción protesta había encontrado el perfecto aliado en el folk. Y ¿por qué era esto así? Pues, sencillamente porque son canción del pueblo: no se crearon para solaz de caciques, banqueros, terratenientes ni militares: llevan dentro la queja y la alegría de todos los pueblos del mundo, porque todos los pueblos cantan en el trabajo y cuando sufren y cuando ríen y cuando aman. Esto se puede resumir en un verso que dijo Elisa Serna en la canción “Regreso a la semilla”: “Suena ronca la dulzaina/ que nunca sonó en palacios/ que sonó en la plaza de los pueblos”.

4 responses to this post.

  1. Posted by Juan Pablo on 24 noviembre, 2009 at 1:03

    Esos son los inicios del FolK en latinoamerica… pero y posteriormente Qué paso con dicho genero? acaso fue eclipsado en las decadas de los 80’s y 90’s siendo exponenciados unicamente por artistas de la canción social…. con pequeños Vislumbramientos en agrupaciones tales como café tacvba y Aterciopelados, y regresando con nuevos aires en el nuevo siglo con artistas como Kevin Johansen, Lisandro Aristimuño y agrupaciones como me daras mil hijos?… O acaso hay mucho más folk latinoamericano… sacando de mi pregunta la actual propuesta de folkmetal… no por que lo considere malo o algo así… sino porque es lo más visible…. mi pregunta final y concreta sería… hay en latinoamerica exponentes del folk tales como; Beirut, Gogol Bordello, Vampire weekend, Devotchka… salvando las distancias claro esta?

  2. Posted by Juan Pablo on 24 noviembre, 2009 at 1:04

    Ahhhh por cierto…. muy buen Blog

  3. Posted by Gustavo on 24 noviembre, 2009 at 11:56

    Saludos, Juan Pablo. No sabes cómo agradezco tu comentario, después de meses de recibir comentarios vergonzantes que hacían gala de una ignorancia atroz. Por desgracia, no tengo una respuesta satisfactoria a tu pregunta: sólo entiendo de esta parte de la historia, y todos esos grupos que me nombras es la primera vez que los oigo; la razón quizás sea que es que soy español y aquí estos grupos no parecen haber llegado, o si lo han hecho, han arraigado en grupos minoritarios. Pero me pasa igual con el folk español: a partir del año 80 me pierdo un poquito. Siento no poder contestarte, pero agradezco mucho tu intervención y me encantaría que siguieras viniendo si te ha gustado lo que has visto.¡Salud!

  4. Posted by Juan Pablo on 15 febrero, 2010 at 22:55

    pero claro que me gustó lo que he leido, y reconozco que fue hasta después de leer algunas de sus otras publicaciones que caí en la cuenta que es usted español, igual me doy cuenta que es un poco complicado tratar de hacer una retospectiva lineal sobre este género porque aunque a sido persistente, hay épocas en las que al parecer bislumbra más que en otras, cómo sucede en la actualidad, qué muchos músicos "indie" han entrado en esta onda del folk, algunos haciendo cosas realmente interesantes, pero conozco muy poco de ese por llamarlo de alguna manera estilo en el idioma de cervantes . y pues no siendo más me despido por el momento.. igualmente un saludo, y en lo posible seguiré revisando por estos lados.un gusto

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: