Me queda la palabra


Ésta es una de mis poesías favoritas; el autor es el inmortal Blas de Otero, que deslumbró a toda una generación. Fue musicada por el inefable Paco Ibáñez, al que nunca nadie le agradecerá lo suficiente lo que hizo por la poesía española. Leedla atentamente:

EN EL PRINCIPIO 

Si he perdido la vida, el tiempo, todo

lo que tiré, como un anillo, al agua,

si he perdido la voz en la maleza,

me queda la palabra.

Si he sufrido la sed, el hambre, todo

lo que era mío y resultó ser nada,

si he segado las sombras en silencio,

me queda la palabra.

Si abrí los ojos para ver el rostro

puro y terrible de mi patria,

si abrí los labios hasta desgarrármelos,

me queda la palabra.

Blas de Otero

Bonita, ¿verdad? Podéis leerla y escuchar la canción de Paco en este enlace: http://www.poesia-inter.net/bopalabr.htm

 

A %d blogueros les gusta esto: