Una buena idea, a fin de cuentas


Ayer fue el día en que me más contento me sentí de haber iniciado este espacio. Por modestia, no diré las razones: simplemente que es un honor recibir halagos; lejos de crecerme con ello, me hace sentir mucho más humilde que antes. Ayer comprobé que estamos en buen camino, que lejos de ofender a nadie, las cosas que he puesto gustan; y los aludidos, se sienten aludidos para bien. Yo pienso que esta es una labor pequeñita, insignificante; no es falsa modestia, es mi modo de sentir las cosas. Muchas gracias.
A %d blogueros les gusta esto: