Archive for 30 noviembre 2006

Vientos del pueblo


Haciendo un esfuerzo propiciado por el aburrimiento, os pongo aquí la célebere poesía de Miguel Hernández, “Vientos del pueblo”, un canto de amor, justicia y solidaridad a todos los pueblos de España.
Nota Bene: sí, es de notar que faltan en la lista de pueblos canarios, baleares, riojanos, manchegos. Esto tiene una explicación: se habla más bien de regiones históricas, por un lado, y, por otro, también se refiere a los que tenían o iban a tener o merecían un proyecto de autonomía. En cualquier caso, consideraos todos incluidos, pues no estuvo nunca en el ánimo de Miguel el excluir a nadie, sino todo lo contrario.
-existen geniales musicaciones echas por Los Juglares y otra por Los Lobos, que es ésta, con música de Sergio Aschero: 

http://www.goear.com/files/external.swf?file=469cf2b

VIENTOS DEL PUEBLO ME LLEVAN

Vientos del pueblo me llevan,
vientos del pueblo me arrastran,
me esparcen el corazón
y me aventan la garganta.

Los bueyes doblan la frente,
impotentemente mansa,
delante de los castigos:
los leones la levantan
y al mismo tiempo castigan
con su clamorosa zarpa.

No soy un de pueblo de bueyes,
que soy de un pueblo que embargan
yacimientos de leones,
desfiladeros de águilas
y cordilleras de toros
con el orgullo en el asta.
Nunca medraron los bueyes
en los páramos de España.

¿Quién habló de echar un yugo
sobre el cuello de esta raza?
¿Quién ha puesto al huracán
jamás ni yugos ni trabas,
ni quién al rayo detuvo
prisionero en una jaula?

Asturianos de braveza,
vascos de piedra blindada,
valencianos de alegría
y castellanos de alma,
labrados como la tierra
y airosos como las alas;
andaluces de relámpagos,
nacidos entre guitarras
y forjados en los yunques
torrenciales de las lágrimas;
extremeños de centeno,
gallegos de lluvia y calma,
catalanes de firmeza,
aragoneses de casta,
murcianos de dinamita
frutalmente propagada,
leoneses, navarros, dueños
del hambre, el sudor y el hacha,
reyes de la minería,
señores de la labranza,
hombres que entre las raíces,
como raíces gallardas,
vais de la vida a la muerte,
vais de la nada a la nada:
yugos os quieren poner
gentes de la hierba mala,
yugos que habéis de dejar
rotos sobre sus espaldas.

Crepúsculo de los bueyes
está despuntando el alba.

Los bueyes mueren vestidos
de humildad y olor de cuadra;
las águilas, los leones
y los toros de arrogancia,
y detrás de ellos, el cielo
ni se enturbia ni se acaba.
La agonía de los bueyes
tiene pequeña la cara,
la del animal varón
toda la creación agranda.

Si me muero, que me muera
con la cabeza muy alta.
Muerto y veinte veces muerto,
la boca contra la grama,
tendré apretados los dientes
y decidida la barba.

Cantando espero a la muerte,
que hay ruiseñores que cantan
encima de los fusiles
y en medio de las batallas.

 

Miguel Hernández

Prá mocedade


Pongo aquí un poema de Celso  Emilio Ferreiro, que cantó Bibiano también y que podéis encontrar en el disco que grabaron juntos Bibiano y Benedicto en directo: 

PRÁ MOCEDADE

Temos que alcender un facho
de baril inconformismo.
Non, non, diredes decote
ós profesores de mitos
que queren de contrabando
pasar falsos paradisos.
Non, non, diredes arreo
ós que van no seu machiño
cabalgando moi contentos
entre nubes de outimismo.
Non, non, debedes decir
ós que sinten por oficio.
A verdá, sóio a verdá
da terra na que vivimos,
labrada en berros de lume,
nacida en berce cativo.
A verdá, sóio a verdá
da terra na que vivimos.

Para la juventud

Tenemos que encender una antorcha/ de varonil inconformismo./ No, no, diréis a diario/ a los profesores de mitos/ que quieren de contrabando/ pasar falsos paraísos./ No, no, diréis constantemente/ a los que van en su caballo/ cabalgando muy contentos/ entre nubes de optimismo./ No, no, debéis decir/ a los que sienten por oficio./ La verdad, sólo la verdad/ de la tierra en la que vivimos,/ labrada en gritos de fuego,/ nacida en cuna cautiva./ La verdad, sólo la verdad/ de la tierra en la que vivimos.

C.E. Ferreiro

OM


Deberíais, si os gusta Ovidi Montllor, ver este vídeo homenaje que se puede ver en youtube gracias a la generosidad de uno de sus seguidores:

Antonio Fraguas, el Forges


Música y letra: Luis Eduardo Aute y Jesús Munárriz

estilo: pasodoble

disco: Forgesound

Antonio
Fraguas, “El Forges”

Musica de
pasodéibol

para un
torero español

que lo
pide el respetéibol

el
respeteibol de sol.

Antonio
Fraguas, “El Forges”

rey de la
raza calé,

musa de
Joge Luis Borges

y de
Prosper Merimée.

Antonio
Fraguas

eres el
amo de la viñeta,

el
diestro del “Por favor”,

Antonio
Fraguas

son
filigranas tu muleta,

tu
pinsé,  y el  rotulaó,

Antonio
Fraguas

¡Como
toreas a cuerpo limpio

los
cuernos del mal humor!

Antonio
Fraguas

Antonio
Fraguas

¡Toreaó!

El
triunfador de Pozuelo

de
Cadalso y de Madrid

Tu eres el
nuevo Frascuelo

La flor
de benameji.

Lidiador
de informaciones

Pluma de
gracia y de sal

con el
percal a jirones

toreas al
natural

Antonio
Fraguas

eres el
amo de la viñeta,…

Un
dibujante torero

lleno de
coña y valor

asombro
del mundo entero

Pepe-Hillo
del humor.

Te
enfrentas con el morlaco

de la
empanada mental

y tocas
el punto flaco

de la
fiesta nacional

Antonio
Fraguas

Eres el
amo de la viñeta,…

Sillón de mis entretelas


Sillon
De Mis Entretelas

Me
quieren quitar el cargo

yo no me
largo

Que este
chollo no lo suelto

me lo he
ganao

Tantos
años asintiendo

y hasta
aplaudiendo

y ahora
vienen a decirme que me han cesao

Sillon de
mis entretelas

Mi
despachito oficial

Quieren
dejarme a dos velas

a un
director general

Me
quieren echar afuera

arrojarme
al arrabal

Que puñal
a la trapera

el
papelin oficial

Aferrao a
mi butaca

como una
lapa

A mi
nadie me despega

de este
sillon

Que es mi
madre, que es mi esposa

sera mi
losa

ya me he
untado en el trasero

Sinteticón

Sillon de
mis entretelas…

A mi me
han nombrao a dedo

y aquí me
quedo

por los
siglos de los siglos

Amen
Jesus

No me
mueven de este trono

que tengo
abono

hasta el
dia en que la espiche

de un
patatús

Sillon de
mis entretelas…

letra y música: Luis Eduardo Aute-Jesús Munárriz

Con la libertad


Os dejo aquí un regalo de mi buena amiga nieveazulada, una canción de Rafael Amor. Si os gusta, agradecérselo a ella:
CON LA LIBERTAD 

Amar la libertad, sentirse pájaro,
agitar el cielo con las alas.
Amar la libertad, sentirse mar,
dejar la espuma de la risa en cualquier playa
o quebrar el llanto allá en las rocas,
donde nadie encuentre nuestras lágrimas.
Vivir la libertad, de cara al viento,
con el brazo fuerte y la razón alzada,
aunque tengamos que morirnos.
¡Libres!, morir en libertad, la voz quebrada,
que alguno ha de pasar por el camino
y acunará en los brazos nuestra verdad cansada
y desde abajo de la tierra, nuestros huesos,
irán apuntalando sus pisadas,
que cuando grite, en el vigor del puño,
habrá de alzarse nuestra sangre renovada.

Con la libertad, los trigales nuevos.
Con la libertad, pájaros al viento.
Es la libertad, ese grito eterno,
que sacude el mar, que rompe el silencio,
que abate la roca, que desanda el viento,
que pone en la boca, el azul del cielo.

Con la libertad, campanas a vuelo,
lágrimas de paz y los ojos buenos.
Banderas de luz, canto a pecho abierto,
la sangre que va, creciendo, creciendo,
las manos tendidas a horizontes nuevos,
dar hasta la vida por sentir su beso.

Libres, libres, con la luz y el canto,
libres con el llanto, con la tierra arada,
rica o desolada, con trigales nuevos,
con los ojos buenos, libres hasta ciegos,
libres con campanas, libres con mañana,
con el horizonte, sin cielo ni nada.

Con las manos yertas, aunque la miseria
derrumbe las puertas, aunque naufraguemos
sin estrella ni puerto, ¡libres! ¡siempre libres!
¡libres hasta muertos!.

Canción de los soldados del pantano


No quería dejar de poner una bella canción: bella, pero triste también, porque fue interpretada en los campos de exterminio nazi. El siguiente recorte está cogido de la página Altavoz del Frente (ver Lugares de Interés):
LOS SOLDADOS DEL PANTANO
DIE MOORSOLDATEN

Después del incendio del Reischtag en Berlín, en febrero de 1933, empezaron a crearse los campos de concentración en Alemania y se utilizaron prisioneros políticos para cultivar las grandes zonas pantanosas de la región de Emsland, en la Baja Sajonia. Con este fin se construyeron 15 campos. Uno de los primeros fue el KZ Börgermoor, en donde fueron encerrados unos 5.000 alemanes, en su mayoría militantes socialistas y comunistas. Al estar prohibidas las tradicionales canciones izquierdistas, un grupo organizado de prisioneros intento componer una nueva canción que inspirara al resto de detenidos. El resultado fue “Die Moorsoldaten” (Los Soldados del Pantano) con texto de Johann Esser y Wolfgang Langhoff y música de Rudi Goguel. En el verano de 1933, 16 prisioneros que formaban parte de un colectivo cultural llamado sarcásticamente”Circo Konzentrazani” interpretaron la canción por primera vez y su estribillo fue tarareado por mas de 1.000 prisioneros del campo, alcanzando tal popularidad que a los dos días fue prohibida la canción. Fueron los prisioneros de Esterwegen, que construían los grandes campos de exterminio, quienes transmitieron y popularizaron esta canción que se convirtió en el himno de todos los deportados y un testimonio de la resistencia antifascista. El compositor socialista Hanns Eisler escribió en 1935: “Yo considero esta canción una de las mas bellas canciones revolucionarias del movimiento internacional de la clase obrera. Es un documento revolucionario de gran significación”. El tenor alemán Ernst Busch grabó una versión de Hans Eisler de esta canción, en Barcelona, con el batallón Thaelmann de la XI Brigada internacional, en un disco que se tituló “Seis canciones para la democracia”. Las seis canciones, cantadas en alemán y español, fueron “Hans Beimler“, “La columna Thaelmann“, “La canción de las Brigadas Internacionales“, “Los soldados del pantano”, “La canción del Frente Unido” y “Los cuatro generales“.


DIE MOORSOLDATEN

Texto: Johann Esser / Wolfgang Langhoff
Música: Rudi Goguel / Hanns Eisler

Wohin auch das Auge blicket.
Moor und Heide nur ringsum.
Vogelsang uns nicht erquicket.
Eichen stehen kahl und krum.

Wir sind die Moorsoldaten
und ziehen mit dem Spaten
ins Moor.
Wir sind die Moorsoldaten
und ziehen mit dem Spaten
ins Moor.

Auf und nieder geh´n die Posten,
keiner, keiner kann hindurch.
Flucht wird nur das Leben kosten,
vierfach ist umzäunt die Burg.

Wir sind die Moorsoldaten
und ziehen mit dem Spaten
ins Moor.
Wir sind die Moorsoldaten
und ziehen mit dem Spaten
ins Moor.

Doch für uns gibt es kein Klagen,
ewig kann nicht Winter sein,
einmal werden froh wir sagen:
Heimat du bist wieder mein.

Dann zieh´n die Moorsoldaten
nicht mehr mit dem Spaten
ins Moor.
Dann zieh´n die Moorsoldaten
nicht mehr mit dem Spaten
ins Moor.

LOS SOLDADOS DEL PANTANO
(Adaptación: Pi de la Serra y Pere Camps)

Todo cuanto el ojo abarca
está muerto no hay amor
Ni un pájaro nos alegra
Los robles desnudos nos dan temor.

Soldados del pantano
las palas en la mano.
(mmmm)

Nos vigila la guardia dura
¿Quién podría escapar?
Huir es la muerte segura
si disparan es para matar.

Soldados del pantano
las palas en la mano.
(mmmm)

De nada nos sirven los lamentos
El invierno pronto pasará
Llegará el día que gritemos contentos
Por fin la patria nuestra será.

Ya no habrá más soldados
sufriendo en el pantano.
¡Ya no!

(del disco ¡No pasarán!)

Los comienzos de la canción de autor y de protesta


Después de ver los antecedentes del género, pasamos a ver su nacimiento como tal. Si bien es verdad que durante los años 50 dos periodistas italianos, Sergio Liberovici y Michele Straniero, recorrieron la España de dentro y la de fuera (exiliada) recopilando varias canciones populares que encajarían dentro de lo que ya llamaríamos canción protesta antifranquista, o como lo hicieron ellos, Cantos de la nueva resistencia española, que sería editado en Montevideo en el 63, es en el 56, tras conocer al genial Georges Brassens, cuando Paco ibáñez, hijo de exiliados españoles enamorado de la poesía castellana de todos los tiempos y de la canción de autor francesa, comienza a poner música a los poemas de Góngora y García lorca: estas canciones se publicarían en su 1er álbum en el 64. Paco vive y trabaja fundamentalmente en Francia, en donde los jovenes franceses que protagonizarán el mayo del 68 sienten debilidad y fascinación por toda aquella oposición española político-artística. En España, el encargado de dárnoslo a conocer fue el monstruo de las ondas Ángel Álvarez, que desde su “Caravana” traía la música que se hacía desde fuera y también nuestra canción de autor (un inciso: me hubiera gustado que el día de su muerte se hubieran explayado más en explicar quién fue Ángel, su carrera radiofónica y la enorme labor de remozamiento musical que llevó a cabo tanto como lo hicieron cuando murió Joaquín Luqui). Es Paco quien da a conocer a un público joven la gran poesía castellana y la canción francesa, demostrando que Góngora y Quevedo también podían servir para hacer canción protesta. Su estilo pionero en musicar poesía fue seguido a lo largo de aquellos años en todas las lenguas. El hecho de estar prohibido aquí relativamente pronto, convierten a Paco en una especie de ejemplo y de -perdón por la palabra- líder de la nueva canción: en un símbolo; el hecho de comprar un disco suyo era ya toda una provocación.
El otro gran iniciador se situaba por procedencia en las antípodas de Paco: Chicho Sánchez Ferlosio, hermano del célebre novelista Rafael Sánchez Ferlosio e hijo del escritor y ministro de Franco Rafael Sánchez Mazas fue un ejemplo de que en esto de la canción de autor no importaba la procedencia. Chicho se afilia al PC, y comienza a grabar en Suecia una serie de canciones conocidas como Cancionero de la Resistencia Española: su 1er gran éxito, clandestino, fue la denuncia cantada del fusilamiento de Julián Grimau, líder comunista que fue arrestado por las autoridades franquistas estando en España clandestinamente y condenado a muerte por “Sublevación militar” (sin comentarios): “Julián Grimau, hermano” se perfila como el modelo primero de la canción protesta. Otras canciones suyas de este estilo apuntan a la gran virtud que tenía Chicho de popularizar sus canciones: “Gallo rojo, gallo negro” o “La paloma de la paz”, de su autoría, consiguen venderse como canciones de la guerra civil; así consigue algo muy ansiado por los cantautores de entonces: la total aceptación del pueblo de sus canciones, como si siempre hubieran estado ahí.
Paco y Chicho, por los motivos que vemos, se ven obligados a grabar fuera. Sin embargo, el gran iniciador de la canción de autor en general, y de la Nova Cançó en particular, fue Raimon. Siguiendo el estilo de Paco, Raimon decide hacer lo mismo pero con los grandes poetas catalanes: los de la Edad media, la Renaixença y los contemporáneos: Ausias March, Joan Timoneda, Salvador Espriu… serán su inagotable fuente de inspiración; pero Raimon no se conforma sólo con esto y escribe las suyas propias también: su 1er EP contiene 4 de sus 1ªs canciones, entre ellas “Al vent” y “Diguem no”, las cuales decide cantar en TVE: esto le costará una prohibición de actuar en televisión hasta los años 80. Raimon, con su enorme voz particular y reconocible, canta en catalán-valenciano, consigue hacerse entender ante los castellano-parlantes, los franceses e, incluso, los anglo-parlantes gracias a la expresividad de su potente voz y de su música. Se convierte en un símbolo de la oposición en todas las regiones, e incluso llega  a parecer que allá donde actuaba florecían nuevos cantantes y colectivos: prácticamente tras la actuación de Raimon en Galicia y en Euskadi aparecen al público colectivos como Voces Ceibes y Ez Dok Amairu. Junto a Raimon empieza su actividad artística el colectivo Els Setze Jutges, que reclutará para la causa a gente tan importante como Serrat, Mª del Mar Bonet, Pi de la Serra o Lluís Llach entre otros.
Pero también es importante rescatar del olvido, porque se le conoce poco, al pionero de la canción vasca: Mixel (o Mikel, o Michel) Labeguerie, junto a su hermano Eneko, fueron los 1ºs en grabar un disco de canción de autor en euskera en el año 61, perfilando lo que luego se conocería como Nueva canción vasca o Euskal Kanta Berria. Lamento no poder hablar más de ellos porque son desconocidos; sin embargo, aún es posible encontrar material suyo.
Pues estos fueron nuestros pioneros: Paco sigue en activo, dando conciertos de vez en cuando y revelándose como un irreductible cantautor protesta que no se ha rendido ni al dinero ni a las modas ni a puesto precio a sus ideas e ideales; Chicho falleció lamentablemente: de todas maneras, sólo llegó a grabar un LP, A contratiempo (me parece que sólo se puede encontrar en e-mule gracias a gente que le quiere reivindicar) dedicando su talento a escribir para otros cantantes; Mixel y Eneko Labeguerie siguen en activo, pero por separado y en una carrera muy modesta; en cuanto a Raimon parece mentira que haya muerto Franco y haya medios y tierras en los que no puede actuar: ¡si es que le tendrían que poner una estatua, una calle o una plaza! ¡SI ES QUE FUE ÉL QUIÉN PROPICIÓ EL CAMBIO! (sin desprestigiar al resto, perdonadme)

¿Bendijo Cristo la unión homosexual?


Hoy que van dale que dale, que toma que toma, p’arriba, p’abajo, con el tema de la familia tradicional sin tener, dicen, nada en contra de los homosexuales (ejem) yo quiero hacer temblar los cimientos de su interpretación, tan traída por los pelos como la que voy a presentar aquí: es decir, que la mía también es válida.
Sus argumentos consisten en diferentes hechos y palabras de Jesús y sus seguidores: el 1º, es el capítulo de la boda, donde Cristo convirtió el agua en vino: según ellos, con este pequeño (y curiososo) milagro, Jesús bendijo el matrimonio (heterosexual); interpretación bastante discutible. El 2º es lo que san Pablo dijo acerca de los homosexuales: obvian deliberadamente que san Pablo en sus escritos, a lo largo de los años, se contradice generalizadamente: al principio defiende el magisterio religioso de la mujer para, muchos años después, condenarlo; pues bien, esa cita pertenece a esta etapa, donde el santo de Tarso parece volver a ser el integrista que fue bajo el nombre de Saulo: y no convendría olvidar 3 cosas: Pablo no es Jesús, no lo conoció personalemente y, por tanto, sólo podía limitarse (en realidad, como todos los apóstoles) a interpretar al Maestro.
Estos son sus argumentos de base. Ahora esgrimo yo los míos:
¿No es verdad que, estando Jesús predicando, diciéronle que estaban allí su madre y hermanos y él negó tener más parentesco que con la humanidad entera? ¿No es esto un desdén hacia la familia como la iglesia oficial la entiende? Pues yo diría que sí.
Y ahora, el mazazo final… Me encontraba yo viendo "Flor de Otoño" soberbia película protagonizada por un Pepe Sacristán en el papel de un abogado anarquista homosexual que por las noches trabajaba de transformista en un club de Barcelona. No quiero desvelaros el final, pero hay una escena en que un sacerdote le está leyendo el episodio del centurión: este episodio es muy valorado por todos los cristianos como ejemplo de fe, al no ser el centurión especialmente creyente por la razón, más que nada, de no ser judío, o sea monoteísta, pero se acerca a Jesús con mucha fe para pedirle que cure a un esclavo. Las palabras más o menos exactas son: "Ese esclavo me es muy querido", a lo que en la película, Flor de Otoño contesta: "¡Se querían!"; el sacerdote sigue leyendo, y dice algo así como: "me es más querido que cualquier otro y cualquier bien que poseo" (puedo equivocarme al recordar, pero de todos modos ahí está); Flor vuelve a contestar: "Se querían". El caso es que Jesús, complacido, no sólo por la fe, sino también por el cariño del centurión al esclavo, curó al esclavo.
¿Y si fuera verdad que amo y esclavo eran amantes? ¿Qué sustentaría esto? No quisiera ser demagogo, pero hay dos hecho más o menos verídicos: el primero, que la homosexualidad, si no tan bien vista como lo era en Grecia, era común y tolerada en el mundo romano pagano: con lo cual, podría haber sido así; lo 2º es lo especial que tiene el capítulo en sí: 1º, es curioso en extremo que un romano se acercara a Jesús, cuando sus seguidores se componían principalmente de hebreos, pero también samaritanos y demás etnias, amén de algunos transeúntes griegos que estaban de visita; y, 2º: es tremendamente conmovedora la forma en que el centurión habla sobre su esclavo y la relación que tiene con él, si bien es verdad que afirma que le quiere más que a un hijo; pero, ¿hasta qué punto en el mundo romano podía existir una relación así amo-esclavo? Sé que en realidad los romanos querían mucho a sus esclavos, más bien los estimaban, especialmente a los griegos empleados como maestros de sus hijos, pero aún así es chocante.
Bien, yo con esto ni afirmo ni desmiento; pero digo una cosa: si ellos toman por verdaderas las interpretaciones arriba citadas, no veo el motivo que impida tomar esta interpretación por verdadera. Si con su pequeño milagro en las bodas, dicen que Cristo bendijo al matrimonio y a la familia, ¿por qué no pensar que con este milagro más grande Crsito bendijo el matrimonio o, al menos, la unión homosexual?
Dictum est!

Yo te nombro libertad


Durante los duros años de la Resistencia Francesa, el poeta Paul Eluard, desertado del surrealismo, escribió este poema titulado “Libertad”, incluido en su libro Poesía y verdad (1942). Muchos años después, con la música y arreglos de Gian Franco Pagliaro, la cantante argentina Nacha Guevara la incluyó en su disco Amor de ciudad grande:
Por el pájaro enjaulado.
Por el pez en la pecera.
Por mi amigo, que está preso
porque ha dicho lo que piensa.
Por las flores arrancadas.
Por la hierba pisoteada.
Por los árboles podados.
Por los cuerpos torturados
yo te nombro, Libertad. 

Por los dientes apretados.
Por la rabia contenida.
Por el nudo en la garganta.
Por las bocas que no cantan.
Por el beso clandestino.
Por el verso censurado.
Por el joven exilado.
Por los nombres prohibidos
yo te nombro, Liberdad.

Te nombro en nombre de todos
por tu nombre verdadero.
Te nombro y cuando oscurece,
cuando nadie me ve,
escribo tu nombre
en las paredes de mi ciudad.
Escribo tu nombre
en las paredes de mi ciudad.
Tu nombre verdadero,
tu nombre y otros nombres
que no nombro por temor.

Por la idea perseguida.
Por los golpes recibidos.
Por aquel que no resiste.
Por aquellos que se esconden.
Por el miedo que te tienen.
Por tus pasos que vigilan.
Por la forma en que te atacan.
Por los hijos que te matan
yo te nombro, Liberdad.

Por las tierras invadidas.
Por los pueblos conquistados.
Por la gente sometida.
Por los hombres explotados.
Por los muertos en la hoguera.
Por el justo ajusticiado.
Por el héroe asesinado.
Por los fuegos apagados
yo te nombro, Liberdad.

Te nombro en nombre de todos
por tu nombre verdadero.
Te nombro y cuando oscurece,
cuando nadie me ve,
escribo tu nombre
en las paredes de mi ciudad.
Escribo tu nombre
en las paredes de mi ciudad.
Tu nombre verdadero,
tu nombre y otros nombres
que no nombro por temor.
Yo te nombro, Libertad.

A %d blogueros les gusta esto: