M’en vaig a peu


No es por ponerme pesau, pero el otro día me evitaste. Así que, querida amiga -que así quiero llamarte- te dedico esta canción de Serrat a modo de despedida o esperando tu regreso. Hasta la vista: 

Cal oblidar la teulada vermella
i la finestra amb flors.
L’escala fosca i la imatge vella
que s’amagava en un racó.
I el llit de fusta negra i foradada
i els teus llençols tan nets
i l’arribar suau d’una matinada
que et desperta més vell.

Però no vull que els teus ulls plorin:
digue’m adéu.
El camí fa pujada
i me’n vaig a peu.

Cal dir adéu a la porta que es tanca
i no hem volgut tancar.
Cal omplir el pit i cantar una tonada
si el fred de fora et fa tremolar.
Cal no escoltar aquest gos que ara borda
lligat en un pal sec,
i oblidar tot d’una la teva imatge
i aquest petit indret.

Cal carregar la guitarra a l’esquena
i tornar a fer el camí
que un vespre gris remuntant la carena
em va dur fins ací.
Les ones han de d’esborrar les petjades
que deixo en el teu port.
Me’n vaig a peu, el camí fa pujada
i a les vores hi ha flors.

(Hay que olvidar el tejado rojo/ y la ventana con flores./ La escalera
oscura y la imagen vieja/ que se escondía en un rincón./ Y la cama de
madera negra y horadada/ y tus sabanas tan limpias/ y el llegar suave
de una mañana/ que te despierta más viejo./ Pero no quiero que tus ojos
lloren,/ dime adiós./ El camino sube/ y me alejo andando./ Hay que
decir adiós a la puerta que se cierra/ y no hemos querido cerrar,/ hay que llenar el pecho y cantar una tonada/ si el frío de fuera te hace temblar./ No hay que escuchar a este perro que ahora ladra/ atado a un palo seco./ Y olvidar de una vez tu imagen/ y este pequeño lugar./ Hay que echarse la guitarra a la espalda/ y volver a hacer el camino/ que una tarde gris remontando el collado,/ me trajo hacia aquí./ Las olas han de borrar las pisadas/ que dejo en tu puerto./ Me alejo andando, el camino sube/ y en los márgenes hay flores.)

He de hacer una confesión: hasta que no me he puesto a traducirla no me he dado cuenta de cuanto se ajusta a esta situación.
Ya sé que no te hace mucha gracia el catalán, pero, como dice el genial Xerardo: para que una vez, na tua puñeteira vida, escoites algo de música boa. Espero que leas esto alguna vez. No te guardo rencor.

Anuncios

One response to this post.

  1. Posted by nieveazulada on 1 noviembre, 2006 at 20:05

    Caminante no hay camino, se hace camino al andar… y al volver la vista atrás se ve la senda que no ha de volverse a pisar….
     
    Por muy dolorosa que sea una situación, cuando la fustración pasa y llega el momento de la reflexión positiva, te das cuenta de que lo bueno es quedarse con lo positivo de las situaciones-vivencias. Y una cosa bueno de esta situación, es que saldrás más sabio de esta experiencia.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: