Archive for 2/11/06

Zure askatasunagatik


Del gran Benito Lertxundi, una canción grabada en su trabajo Oro laño mee batek… 

Zure askatasunagatik
burrukatzen banaiz,
kantatzen badut,
ez dut, maite zaitudalako
kantatzen.
Ez eta 
zure malkoak xukatzeagatik.
Zoriontsu
libro behar zaitudalako, baizik;
Zure askatasunean
zure zorionean
nereak ikusten dudalako.
Si por tu libertad
lucho,
canto,
no canto 
porque te quiera,
ni tampoco 
para secar tus lagrimas,
sino porque te necesito feliz, libre.
Porque en tu libertad,
en tu felicidad
veo la mia

letra: J. A. Artze

música: Benito Lertxundi

Quiero… Sueño


VIII. QUIERO… SUEÑO

No me contéis más cuentos,
que vengo de muy lejos
y sé todos los cuentos.
No me contéis más cuentos.
Contad
y recontadme este sueño.
Romped,
rompedme los espejos.
Deshacedme los estanques,
los lazos,
los anillos,
los cercos,
las redes,
las trampas
y todos los caminos paralelos.
Que no quiero,
que no quiero,
que no quiero,
que no quiero que me arrullen con cuentos,
Que no quiero,
Que no quiero,
Que no quiero,
Que no quiero que me sellen la boca y los ojos con cuentos,
que no quiero,
que no quiero,
que no quiero,
que no quiero que me entierren con cuentos,
que no quiero,
que no quiero,
que no quiero,
que no quiero verme clavado en el tiempo,
que no quiero verme en el agua,
que no quiero verme en la tierra tampoco,
que no quiero, a su ovillo, como un hilo de barba sujeto.
Quiero verme en el viento,
quiero verme en el viento,
quiero verme en el viento,
quiero verme en el viento…
quiero… ¡quiero!… sueño… ¡sueño!
Soy gusano que sueña… y sueño
verme un día volando en el viento.

León Felipe

(Llamadme publicano)

El maestro


De Patxi Andión, de su disco A donde el agua, “El maestro” 

El maestro


Con el alma en una nube

y el cuepo como un lamento

viene el problema del pueblo

viene el maestro.

El cura cree que es ateo

y el alcalde comunista

y el cabo jefe de puesto

piensa que es un anarquista.

Le deben treinta y seis meses

del cacareado aumento
y él piensa que no es tan malo

enseñar toreando un sueldo.

En el casino del pueblo

nunca le dieron asiento

por no andar politiqueando

ni ser portavoz de cuentos.

Las buenas gente del pueblo

han escrito al “menistrerio”
y dicen que no está claro

como piensa este maestro.

Dicen que lee con los niños

lo que escribio un tal Machado

que anduvo por estos pagos

antes de ser exilado.

Les habla de lo inombrable

y de otras cosa peores

les lee libros de versos

y no les pone orejones.

Al explicar cualquier guerra

siempre se muestra remiso

por explicar claramente

quien venció y fue vencido.

Nunca fue amigo de fiestas

ni asiste a las reuniones

de las damas postulantes
esposas de los patrones

por estas y otras razones

al fin triunfó el buen criterio

y al terminar el invierno

le relevaron del puesto

(y) ahora las buenas gentes

tienen tranquilo el sueño

porque han librado a sus hijos

del peligro de un maestro

con el alma en una nube

y el cuerpo como un lamento

se marcha el Padre del ueblo

se marcha el maestro.

Reflexiones de Adolfo Celdrán, cantautor


“-Éramos un grupo de oposición -comentaba Adolfo-,
lo asumíamos, pero ya está. Yo tengo claro que, en aquellos momentos,
oponerse al sistema era estar vivo. Hablar de sexualidad o de política
era oponerse al sistema. Tener los ojos abiertos era oponerse al
sistema; ser una persona activa era oponerse al sistema. Era oponerse
al sistema hacer lo que uno quería y lo que uno sentía. El grito de ser
feliz era oponerse al sistema.-“
Entrevista
de Víctor Claudín a Adolfo Celdrán, recogida en su libro “Canción de
Autor en España”, Ediciones Jucar 1981, recogida a su vez en el libro
“Crónica cantada de los silencios rotos. Voces y canciones de autor
1963 – 1997” de Fernando G. Lucini. Alianza Editorial. 1998.

Resiste


Os presento una canción del portugués Luis Cilia que adaptó y versionó nuestro Adolfo Celdrán en su álbum Al borde del principio

“Resiste”

Resiste, mi amor, resiste
tras las rejas de tu prisión,
no tengas ese aire triste
ni tengas desolación.

No, no, mi amor
no pienses que te dejé
que tengo miles de hermanos
y con ellos volveré.

Pronto, la nueva aurora,
pronto llegará.
Sonreirá quien llora ahora
Cuando yo cante otro cantar
Cuando cante un nuevo cantar.

Extremadura


Reedito la canción “Extremadura” de Pablo Guerrero, que cantó en directo en el Olympia (Pablo Guerrero en el Olympia) porque sí, porque es el himno a mi tierra materna, aunque no la conozca bien: 

Extremadura


Extremadura,
campo de toros heridos
que no braman.
¿ Ocultarán el gemido
de su garganta?
Extremadura,
hombres que rezan a Dios
para que llueva.
pero ¿quién les asegura
la cosecha?
Extremadura,
soledad llena de encinas
sobre campos con veredas,
¿por qué se fueron los hombres
de sus tierras?
Extremadura,
tierra de conquistadores
que apenas te dieron nada.
Ay, mi Extremadura
amarga
Ay, mi Extremadura
levántate y anda.

Existe el himno oficial: pero a mí me gusta más éste

A %d blogueros les gusta esto: