La gallineta


Grabada en su álbum Com un arbre nu, nuestro ilustre Lluís Llach nos presentó esta genial e incomparable canción satírica, llena de metáforas, que puede servir para la protesta en general y para la feminista en particular: 

LA GALLINETA (CANÇONETA) 

 

La gallineta ha dit que prou,
ja no vull pondre cap més ou,
a fer punyetes aquest sou
que fa tants anys que m’esclavitza.

I si em vénen ganes de fer-ne
em faré venir un restrenyiment,
no tindrà cap més ou calent
el que de mi se n’aprofita.

La gallina ha dit que no,
visca la revolució.

A canvi d’algun gra de blat
m’heu tret la força de volar
però, us ho juro, s’ha acabat!
Tinc per davant tota una vida
i no pateixo pel destí,
que un cop lliurada del botxí
no ha d’haver-hi cap perill
perquè m’entengui amb les veïnes.

La gallina ha dit que no,
visca la revolució.

I els galls que amb mi hauran de dormir
els triaré sans i valents,
que n’estic farta d’impotents
que em fan passar nits avorrides.
Que quedi clar per sempre més,
que jo de verge no en tinc res,
i que, posats a fer, no em ve
d’un segon restrenyiment.

La gallina ha dit que no,
visca la revolució.


LA GALLINITA (CANCIONCITA)
(LA GALLINETA  (CANÇONETA))

La gallinita ha dicho que ya es suficiente
ya no quiere poner más huevos,
a la porra este jornal
que hace tiempo que me ata.

Si me vienen ganas de hacer más huevos
me haré venir un restreñimiento
no tendrán más huevos frescos,
quien de mí se aproveche.

La gallina ha dicho que ya hay bastante.
Viva la revolución.

A cambio de algún grano de trigo
me han quitado la fuerza de volar
pero os prometo que se ha acabado
tengo por delante una vida
y no sufro por el destino
que una vez librada al camino
no habrá ninguna dificultad
para que me entienda con las vecinas.

Y los gallos que conmigo dormirán
los buscaré sanos y valiente
que estoy cansada de impertinentes
y de pasar noches aburridas.
Que quede claro para siempre,
que yo de tonta no tengo nada,
y puestos a hacer no me viene
de un segundo restreñimiento.

La gallina ha dicho que ya hay bastante.
Viva la revolución.

Sólo una observación: cuando Llach la grabó, por problemas de censura, en vez de decir “Visca la revolució!” decía “Visca la rebulsió!”: la  imaginación del auditorio hacía el resto. (Ha sido extraído, el texto y la traducción de su página oficial)

A %d blogueros les gusta esto: