Forjarien kanta


He aquí una canción popular de Eibar utilizada para la reivindicación obrera:
Gaur forjariak lana utzirik
gatoz guztiok kalera
labeak oso itzaldu eta
protesta bat egitera.
Mailu burdinak bota ditugu
hantxe bertan bazterrera
ez dugu nahi berriro ere
toki hartara lanera.

Dinbili, danba !  gau eta goiza
su eta keen artean
sosegu eta deskantsu gabe
geure buruen kaltean,
horrexegatik lanak utzirik
gatoz guztiok batean.

Gora, bai gora beti, gora forjaria !
langile trebe zintzo da mailukaria
lurpera, bai lurpera beti nagusia !
ez digute egingo nahi duten guztia.
Ez badigu ematen arrazoia guri,
ez badigu ematen behar legez ongi
su emango diogu geure fabrikari
eta nagusiaren etxe guztiari.

Hiru babarrun jateagatik
horrenbeste neke, pena,
erdi ustelik aurkitzen dute
forjariaren barrena,
gure kontura egiten dute
nagusiek nahi dutena
gure lepotik gizentzen dute
bete faltrikara dena.

Oso goizetik lanean hasi
su eta keen artean,
dinbili, danba !  gelditu gabe
guztiz ilundu artean,
arropa denak puskatzen eta
osasunaren kaltean.

Ez badigute guri jornalik haunditzen
berriro gu ez gara lanera bihurtzen
arrazoiz gehiago badugu eskatzen
ez gaituzte inola hoiek ikaratzen.
Ez badigu ematen arrazoia guri,
ez badigu ematen behar legez ongi
su emango diogu geure fabrikari
eta nagusiaren etxe guztiari.
Ez badigu ematen arrazoia guri,
ez badigu ematen behar legez ongi
su emango diogu geure fabrikari
eta nagusiaren etxe guztiari.

(Herrikoia)
Hoy los forjadores, dejando el trabajo
venimos todos a la calle,
apagados del todo los hornos,
a hacer un aprotesta.
Hemos tirado allí mismo a un lado
los martillos y hierros,
no queremos ir ota vez
a ese lugar a trabajar.

Dinbili , danba! noche y día
entre fuegos y humos
sin sosiego ni descanso
para nuestro mal,
por eso, dejado el trabajo,
venimos todos a una.

Viva, sí viva siempre, viva el forjador!
trabajador habil, sensato y martilleante
enterremos, sí, enterremos siempre al jefe!
no nos harán todo lo que quieren.
Si no nos da la razón a nosotros,
si no nos da bien como se debe,
le daremos fuego a nuestra fábrica
y a toda la casa del jefe.

Por comer tres alubias
tanto cansancio y penas,
encuentran medio podridas
las entrañas del forjador.
A nuestra costa hacen
los jefes lo que quieren,
a nuestra costa engordan
sus bolsillos.

Desde muy pronto empezar a trabajar
ente fuegos y humos,
dinbili, danba! sin parar,
hasta que oscurece del todo,
rompiéndosenos toda la ropa
y en perjuicio de nuestra salud.

Si no nos aumentan a nosotros el jornal
nosotros no volvemos al trabajo,
si con razón pedimos más
de ninguna manera nos asustan esos.
Si no nos da la razón a nosotros,
si no nos da bien como se debe,
le daremos fuego a nuestra fábrica
y a toda la casa del jefe.
Traducción cortesía de Ekaitz Santazilia 
Esta canción fue grabada por Imanol en Herriak ez du barkatuko, 
y después por Oskorri en su álbum Oskorri.
A %d blogueros les gusta esto: