Contra la cultura del capital


Esta entrada va dedicada a todos los estudiantes y profesores que hoy se manifiestan en contra del Plan Bolonia de la Convergencia Europea, que pretende capitalizar la cultura de manera que, de nuevo, sólo tenga acceso a la formación universitaria aquellos que puedan pagar por ella.
A los que van a manifestarse, a los que irían y no pueden y a los que no van a ir pero lo apoyan, quiero dedicarles este verso de Elisa Serna, de su canción "Se está cayendo el porvenir", porque eso parece, para que los que son estudiantes y el día de mañana sean profesores o ministros de Educación, Ciencia y Cultura, y para los profesores de hoy, no olviden nunca esto; no basta con manifestarse hoy, sino todos los días de diversas maneras:
 
LA CULTURA ES UN LEGADO
QUE EL PUEBLO HA IDO ENRIQUECIENDO,
Y SE LA ESTÁN REPARTIENDO
ENTRE SUS RECOMENDADOS.
 
No lo olvidéis nunca.

2 responses to this post.

  1. Posted by nieveazulada on 16 noviembre, 2006 at 18:44

    Muy bueno Gus, realmente bueno… se me queda corto el diccionario para expresarte bien lo fantástico de este post

  2. Posted by nieveazulada on 16 noviembre, 2006 at 22:08

    Qué es la cultura?…. Se me ocurren varias cosas y ahora mismo estoy "burbuja", ya sabes de lo que te hablo. Me parece como mínimo indignante este plan.
     

    La cultura son todas las formas de vida y expresiones de una sociedad determinada. Como tal incluye costumbres, practicas, códigos, normas y reglas de la manera de ser, vestirse, religión, rituales, normas de comportamiento y sistemas de creencias. Desde otro punto de vista podríamos decir que la cultura es toda la información y habilidades que posee el ser humano que resultan útiles para su vida cotidiana.
    Los orígenes del término se encuentran en una metáfora entre la práctica de alguna actividad (por ejemplo, el cultivo de la tierra, que es la agricultura) con el cultivo del espíritu humano, de las facultades intelectuales del individuo.
    La UNESCO, en 1982, declaró
     
    …que la cultura da al hombre la capacidad de reflexionar sobre sí mismo. Es ella la que hace de nosotros seres específicamente humanos, racionales, críticos y éticamente comprometidos. A través de ella discernimos los valores y efectuamos opciones. A través de ella el hombre se expresa, toma conciencia de sí mismo, se reconoce como un proyecto inacabado, pone en cuestión sus propias realizaciones, busca incansablemente nuevas significaciones, y crea obras que lo trascienden. — (UNESCO, 1982: Declaración de México)
    La extensión de los valores culturales de una población a otra como complementaria del concepto de evolución cultural y ambas se crean cuando una forma de expresión es creada y hay una correlación de los items más universales en la línea del tiempo, que son los más antiguos, así como el arraigo de las formas culturales populares o sabiduría del pueblo como son los refranes o dichos, que se usan ahora y que se encontraban en la literatura clásica. Esto puede verse en la lengua hablada y es también un hecho en las creencias religiosas contenidas en las oraciones rituales usadas por distintos países con el mismo idioma, pero que usan versiones diferentes, separadas por siglos, unas han evolucionado y otras se conservan similares desde hace siglos.
    La manifestación más pura e ingenua está en las funciones de la misma cultura popular, expresión y coexistencia, y en su desarrollo como Artes y Tradiciones y en los intelectuales estudiosos, que han puesto su mira en la interpretación de estos hechos para deducir modelos que expliquen esas formas de comportamiento generalizado, para mejorar el estudio de la cultura en sí misma, y la de sus usuarios, como interpretación del mundo.
    Quizá todos estos "eruditos" necesiten salir de los despachos, facultades, bibliotecas, etc., y poner los pies en el mundo real, sentirlo, vivirlo, dejarse empapar por el. Puede que aprendieran más que algunas cosas, que visto lo visto, buena falta les está haciendo.
    Cada vez que leo algo como ésto, o parecido, valoro muchísimo más el discurso que pronuncio José Saramago cuando le fue concedido el premio Nobel y también la carta del jefe Seattle al presidente norteamericano. Parafraseando a éste último, quizá el problema sea que yo soy una salvaje y no comprendo tanta estupidez.
    Un beso Gus y sigue siendo "un bicho raro" pq es algo fantástico

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: