La muerte del general


Finalmente se murió Pinochet. Nos da un poco de rabia porque parece que se vaya de rositas, pero por otra parte, y siendo realistas, parecía también que no le fueran a juzgar nunca. Es de justicia poética que muriera el día de los Derechos Humanos, derechos que él pisoteaba sistemáticamente, desangrando a su pueblo una y otra vez.
Bueno, como cantara Ana Belén aquella letra de Luis Mendo y Bernardo Fuster: “Todos los tiranos se abrazan como hermanos, exhibiendo a la gente sus calvas indecentes”, os pongo esta foto: él junto a Imelda Marcos, en el entierro de Franco, porque hoy, más o menos, sé lo que sintió la gente cuando Franco la palmó: ya iba siendo hora.

One response to this post.

  1. Posted by Vane on 11 diciembre, 2006 at 12:14

    Gracias por tu comentario. Mi última foto en principio fue para dedicar, pero ahora ya la hice solo y exclusivamente mia y ahí la dejé😉
     
    Big Fish no solo me gustó; me encantó!!! Cuando quieras la comentamos.
     
    Por cierto, no tenía ni idea de que se hubiera muerto Pinochet.. :S La verdad que no miro la TV, ando muy poco puesta y enterada😦 Ya era hora!!! la mala hierba al fin murió!!!!!🙂
     
    Un beso

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: