Archive for 20/12/06

Berros de loita


Et voilà! La letra:

Berros de Loita

Alá ven cara os eidos baixando
a xauría de lobos famentos.
Alá ven cal enchente que arrasa
as colleitas nos meses de inverno.

Non se contan. E avantan en ringla
cara a aldea choutando lixeiros
aprestados cos cans a loitar
a facer na facenda estragueiro.

¡Upade, mociños! ¡petrucios, ergueivos
e á loita aprestádeos con paus e fungueiros!.

Alá ven, son os lobos. Nos ollos
tran da nosa ruina o refrexo
¡Cómo alampan na noite!. Miraios.
a preada cheirando nos ventos.

Detéñense, Parece que entre eles
deliberan e toman consello.
Esparexen e a aldean rodean
pra asaltála mellor dise xeito.

¡Pillade as forcadas!, ¡soltade lixeiros
os cans e apurrádeos!. ¡Á loita, galegos!

¡Cómo os cans ós seus donos defenden!
¡Cómo a xente choutóu xa do leito!
¡Cómo loitan os homes con fouces!
¡Cómo xuntan xa pedras os nenos!.

iXa recúan!. Avante, mociños.
¡Ouh petrucios, mulleres e nenos.
Sempre avante! O vindeiro que atope
roxo o campo de lobos cuberto.

¡Upade, mociños! ¡petrucios, ergueivos!
¡que o sol do porvir alumée
ó pobo galego xa ceibo!

Allá vienen hacia los campos bajando/ la jauría de lobos hambrientos./ Allá vienen cual torrente/ las cosechas en los meses de invierno.// No se cuentan. Y avanzan en fila/ hacia la aldea brincando ligeros/ preparados con los perros a luchar/ a hacer en la hacienda estragos.// ¡En pie jóvenes! ¡Muchachos erguíos!/ y para la lucha preparaos con palos y estacas!// Allá vienen, son los lobos. En los ojos/ traen de nuestra ruina el reflejo./ ¡Cómo relampaguean en la noche! Miradlos/ el destrozo olfateando en los vientos.// Se detienen. Parece que entre ellos/ deliberan y toman consejo./ Desaparecen y la aldea rodean/ para asaltarla mejor de esa manera.// ¡Coged las horcas! ¡Soltad ligeros/ los perros y azuzadlos! ¡A la lucha, gallegos!// ¡Cómo los perros a sus dueños defienden!/ ¡Cómo la gente saltó ya del lecho!/ ¡Cómo luchan los hombres con hoces!/ ¡Cómo juntan ya piedras los niños!// ¡Ya reculan! ¡Adelante, muchachos!/ ¡O jóvenes, mujere y niños/ ¡Siempre adelante!/ Que encuentre el siguiente / rojo el campo de lobos cubiertos.// ¡En pie jóvenes! ¡Muchachos erguíos!/ ¡que el sol del porvenir alumbre/ al pueblo gallego ya libre!

Letra: Xosé Ml. Cabada Vázquez (Adap. Benedicto)
Música: Benedicto

Dichos extremeños


– Mas vale gazpacho descansao que jamon galopeao.

– Cuandu nu tengu lomu, tocinu me comu.

– Jambri que espera jartura, no es jambri ninguna.

– La ensala: pocu vinagri y bien aceita.

– Mah vali un bocau de vaca que sieti de patatah.

– Cura callejero y sol madrugador, ni el cura pa deci misa, ni sol calentador.

– Cuandu lah nubih van pa L’Alberca, l’agua ta cerca

– Cuando la lumbre espotrica (chisporrotea), viento seguro.

– Machaca en yerru friu, tiempu perdiu.

– Si la vibora viera y el alacran oyera, no habria hombre que al campo saliera.

– Sardina que lleva el gato, tarde o nunca vuelve al plato.

– Si la perdi canta en la enrama, es que va a llover poco, mucho o na.

– El mejo tueru (leña) pa mayu lo quieru.

– El que va por leña verde, cuanto mas corre, mas pierde.

 

Canciones extremeñas


 

Una flor con mucho esmero,
que se ha criado en su casa,
hoy te la entregan a ti,
mira a ver como la tratas.

Con amor y con cariño
trataras aquesta flor,
pa que sus padres no tengan
sentimiento ni dolor

                                     (Pozuelo de Zarzon)

El ehpeju se rompio
morena, en dieh peazuh;
preparati, morenita,
p’ahpichal con dieh
cornazuh.

El ehpeju te rompimuh
a la salia del casoriu;
el otro ehpeju que tieh
te lo va rumpel el noviu.

                                     (Ahigal)

Esta cancion expresa una antigua tradicion popular del lugar donde antes de entrar la novia en la iglesia se miraba en un espejo. Lo tiraba y los trozos en que se rompia indicaba el numero de hijos que tendria. Las connotaciones sexuales tambien estan claras.

 

Aquel pajarito, madre,
que cantaba en el madroño,
canta y dice en su lenguaje:
¡Vivan los padres del novio!

Aquel pajarito, madre,
que cantaba en el Oriente,
canta y dice en su lenguaje:
que vivan los asistentes.

Aquel pajarito, madre,
que cantaba en el olivo,
canta y dice en su lenguaje:
que vivan los padrinos.

Aquel pajarito, madre,
que cantaba en la escobera
canta y dice en su lenguaje:
que vivan las cocineras.

                                   (Robledillo de Gata)

 

Que triste va la novia,
que alegre la madrina,
el novio la contenta:

-¿Que te pasa, mi vida?

-A mi nada me pasa,
a mi nada me duele;
lo que yo siento en el alma
eh la noche que viene.

– Pues la noche que viene
no la debes de senti
que yo te quiero tanto
y mirare por ti.

                                   (Fuenlabrada de los Montes)

El Entremes

Sientate si estas despacio
te contare un entremes.
La visita del pae cura
al molino de Isabel.
Buenas noches molinera,
buenas noches Isabel.
Sientese Ud. padre cura
que le convido a comer.
Comen pollos y gallinas
con mucho azucar y miel.
Y estando ya terminando
a la puerta llama Andres.
Señor cura, mi marido,
donde lo metere a usted.
meteme en ese costal
que esta junto a la pared.
Como es casa de tahona
nadie lo echara de ver.

Buenas noches, mujer mia,
buenas las tengas, Andres.
Que hay en ese costal
arrimado a la pared.
Fanega y media de trigo
que ha caido que moler.
Y ella dice por lo bajo
tu ya sabes lo que es.

Sea trigo o no lo sea
mis ojos lo quieren ver.
Y al desatar el costal
lo primero que se ve.
La corona del pae cura
y el sombrero calañes.
Buenas noches, señor cura,
buenas las tengas, Andres.
Parece que Dios lo ha hecho
que a mi casa venga usted.
Se ha puesto la mula coja
y a caido que moler.
Lo engancharon a la una
lo soltaron a las tres.
Se molio cahiz y medio
y una fanega despues.
Cuando le sueltan los tiros,
el pae cura echo a correr.

Volviendo la vista atras
para ver si viene, Andres.
Los calzones se le caen
no los quiere recoger.
Al otro dia de mañana
se encontro con Isabel.

Señor cura, mi marido
quiere hablar con su merced.
Que el candil alumbra poco
y no supo que era usted.
Vete ya con mil demonios
que no quiero mas moler.
Por muchos años que viva
no me engaña otra Isabel.
Y aqui se acaba el cantar
del pae cura y de Isabel.
Que fue al molino por trigo
y lo tuvo que moler.

                                                          (Fuente del Maestre)

 Extraídas de verdeblanconegro.com

A %d blogueros les gusta esto: