Canciones extremeñas


 

Una flor con mucho esmero,
que se ha criado en su casa,
hoy te la entregan a ti,
mira a ver como la tratas.

Con amor y con cariño
trataras aquesta flor,
pa que sus padres no tengan
sentimiento ni dolor

                                     (Pozuelo de Zarzon)

El ehpeju se rompio
morena, en dieh peazuh;
preparati, morenita,
p’ahpichal con dieh
cornazuh.

El ehpeju te rompimuh
a la salia del casoriu;
el otro ehpeju que tieh
te lo va rumpel el noviu.

                                     (Ahigal)

Esta cancion expresa una antigua tradicion popular del lugar donde antes de entrar la novia en la iglesia se miraba en un espejo. Lo tiraba y los trozos en que se rompia indicaba el numero de hijos que tendria. Las connotaciones sexuales tambien estan claras.

 

Aquel pajarito, madre,
que cantaba en el madroño,
canta y dice en su lenguaje:
¡Vivan los padres del novio!

Aquel pajarito, madre,
que cantaba en el Oriente,
canta y dice en su lenguaje:
que vivan los asistentes.

Aquel pajarito, madre,
que cantaba en el olivo,
canta y dice en su lenguaje:
que vivan los padrinos.

Aquel pajarito, madre,
que cantaba en la escobera
canta y dice en su lenguaje:
que vivan las cocineras.

                                   (Robledillo de Gata)

 

Que triste va la novia,
que alegre la madrina,
el novio la contenta:

-¿Que te pasa, mi vida?

-A mi nada me pasa,
a mi nada me duele;
lo que yo siento en el alma
eh la noche que viene.

– Pues la noche que viene
no la debes de senti
que yo te quiero tanto
y mirare por ti.

                                   (Fuenlabrada de los Montes)

El Entremes

Sientate si estas despacio
te contare un entremes.
La visita del pae cura
al molino de Isabel.
Buenas noches molinera,
buenas noches Isabel.
Sientese Ud. padre cura
que le convido a comer.
Comen pollos y gallinas
con mucho azucar y miel.
Y estando ya terminando
a la puerta llama Andres.
Señor cura, mi marido,
donde lo metere a usted.
meteme en ese costal
que esta junto a la pared.
Como es casa de tahona
nadie lo echara de ver.

Buenas noches, mujer mia,
buenas las tengas, Andres.
Que hay en ese costal
arrimado a la pared.
Fanega y media de trigo
que ha caido que moler.
Y ella dice por lo bajo
tu ya sabes lo que es.

Sea trigo o no lo sea
mis ojos lo quieren ver.
Y al desatar el costal
lo primero que se ve.
La corona del pae cura
y el sombrero calañes.
Buenas noches, señor cura,
buenas las tengas, Andres.
Parece que Dios lo ha hecho
que a mi casa venga usted.
Se ha puesto la mula coja
y a caido que moler.
Lo engancharon a la una
lo soltaron a las tres.
Se molio cahiz y medio
y una fanega despues.
Cuando le sueltan los tiros,
el pae cura echo a correr.

Volviendo la vista atras
para ver si viene, Andres.
Los calzones se le caen
no los quiere recoger.
Al otro dia de mañana
se encontro con Isabel.

Señor cura, mi marido
quiere hablar con su merced.
Que el candil alumbra poco
y no supo que era usted.
Vete ya con mil demonios
que no quiero mas moler.
Por muchos años que viva
no me engaña otra Isabel.
Y aqui se acaba el cantar
del pae cura y de Isabel.
Que fue al molino por trigo
y lo tuvo que moler.

                                                          (Fuente del Maestre)

 Extraídas de verdeblanconegro.com

One response to this post.

  1. Posted by nieveazulada on 20 diciembre, 2006 at 11:32

    Me encanta estas canciones

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: