La Zamarra


Aunque no llevo ni un año con esto, si bien han sido unos cuantos meses bastante profusos, me he dado cuenta de que no he llegado a explicar el por qué del título de este blog o bitácora, como se prefiera; aunque, en honor a la verdad, la explicación es bastante azarosa, pues surgió después de la elección del título.
La verdad es que "Espacio de Gustavo" sonaba tremendamente soso: casi todos los que empiezan se llaman así, "Espacio de no sé quién". Así que había que buscarle otro nombre…
Después de un ciego de pistachos con ayaguasca se me ocurrió llamarle "La hora de la Demencia del Doctor Demencio", pero a medida que el efecto de los pistachos (resulta que no había ayaguasca) se iba pasando, iba cayendo en la cuenta de que ya existía algo así: Libertad Clerical y Cadena Pope, y que el tal dr. Demencio no era otro en mi subconsciente que ese señor llamado Jiménez Losadesantos…. Había que buscar otro nombre…

Si no hubiera elegido ya la dirección que iba a tomar el blog, se hubiera llamado La Hora X de los Increíbles Hombres X del Doctor X, y lo hubiera llenado de fotos y vídeos de modelos femeninas en traje de baño, lencería o sin nada… Pero también pensé en el tipo de clientela que vendría (lo siento, Culebras). Por tanto…

Bueno, hasta ahí la broma: la historia real no es tan lisérgica ni tan porno, pero es interesante….

¡Qué continúa arriba! Pero antes, unos minutos musicales a cargo de Els Esquirols.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: