La Saeta


Así, con esta emoción, cantaba Joan Manuel Serrat el poema eterno de nuestro Antonio Machado:

 
A %d blogueros les gusta esto: