Paco Ibáñez ante la embajada de EE.UU


Ha pasado tiempo, y sigue sin justicia la memoria del cámara José Couso, asesinado por el ejército estadounidense cuando hacía su trabajo en Iraq. Nuestro Paco se sumó al acto -confieso con vergüenza que no he llegado a ir a ninguna de las concentraciones- y cantó, como no podía ser de otra manera, el épico poema de Alberti "A galopar, a galopar hasta enterrarlos en el mar"
 
JUSTICIA YA
A %d blogueros les gusta esto: