Campanades a morts


El 3 de marzo de 1976, siendo Fraga ministro de gobernación, una manifestación obrera en Vitoria-Gasteiz fue disuelta a disparos: el resultado fueron varios heridos y algunos muertos… Lluís Llach compuso esta fastuosa canción en recuerdo de los obreros asesinados. Además de haber sido el aniversario, me viene al pelo porque cierta gente indecente, con la excusa que no citaré aquí porque no me da la gana, está reivindicando a estos malditos verdugos. Ninguno de estos obreros era etarra. Pongo también el trailer del documental.

A %d blogueros les gusta esto: