Los decorados


Relacionado con lo anterior, cuelgo esta tremenda canción del gran Patxi Andión, cuyo descubrimiento coincidió con el descubrimiento de uno de estos señoritos. ¿Adivináis con quién me quedé? Todo el texto en sí refleja fielmente, como en otras ocasiones que he coincidido en pensamiento con este poeta, mis sentimientos al respecto.

Los decorados

Cuando la sombra se harta
y la lluvia se hace pausa
de girasoles que queman
mi enronquecida garganta,
flagelan la calma mis frases
que no quieren ya jugar,
y mis labios se atragantan
de un instante de versos doloridos;

y odio los que regalan palabras
como si fueran flores,
y los siento prendidos en mi carne
arrastrados por dentro y por fuera
con seco dolor de sangre;
y los veo adornando las terrazas
criticando el color barato
de una camisa que pasa
escupiendo la verdad
de su mentira.

Y son sordos sus oídos a mis quejas
y son ciegos a la mugre y a las penas
y se insultan sus palabras y mis versos
y se odian sus almas y mi alma.

Quiero quemar mis frases
quiero secar mis versos
¡quiero insultar a los hombres
que estando en el escenario
no son más que decoraos!

letra y música: Patxi Andión

A %d blogueros les gusta esto: