Día de la mujer trabajadora-Día da muller traballadora-Día de la dona treballadora-Langile emakume eguna


En un día como hoy, se conmemora -no hay que olvidarlo- que el 8 de marzo de 1908, en Nueva York, 146 mujeres murieron abrasadas en la industria textil Cotton por las bombas incendiarias que lanzaron dentro del edificio ante la negativa de estas de abandonar el encierro en señal de protesta por exigir lo que les pertenecía. Es un día de duelo para los trabajadores y para las mujeres: la historia del movimiento obrero se ha escrito con sangre, pero la de la mujer obrera con el doble de sangre, por el hecho de ser mujer y ser trabajadora.
¿Es necesario tener otro día del trabajador, trabajadora en este caso? Por supuesto, tal conmemoración sirve para la exigencia de mejoras laborales… Pero ha ocurrido algo muy feo desde mi punto de vista. Mientras que el 1 de mayo se mantiene como día de reivindicación laboral, el día de la mujer trabajadora, el año pasado me dejó muy mal sabor de boca. Lo que salió en los informativos no fueron las mujeres de la industria, ni las de la limpieza, ni siquiera tuvieron a bien mencionar a las prostitutas: la última forma de esclavitud a abolir en occidente (a los proxenetas los he borrado de la lista de la humanidad), no: salieron lo que hoy se conoce como una "súper-woman". Una súper-woman es, resuminedo, una mujer que ha triunfado laboralmente, pero como jefa de empresa, tiene hijos, los "educa" (cuando puede), limpia su casa, hace la cena… a su marido, no sé si se entiende.
Lo que nadie parece ver es que es la imagen más opuesta a este día: no deja de ser la super-woman un nuevo símbolo tanto del machismo como del capitalismo, lo cuál supone una doble traición al espíritu de este día. Superwoman…, ¿por qué no también el supermán? Un hombre que triunfa, educa a sus hijos, lleva al día su casa… Estas cosas se dieron en el pasado, excepto lo de triunfar en la empresa: recordad aquell@s viud@s, que no contaban con nadie ni con ayuda alguna: nadie les llamó super-nada…
¿Por qué no abordar el triste tema de la prostitución? O el de las mujeres que siguen viviendo bajo el yugo del patrón-esposo… No, eso incomoda a nuestros super-bien pensadores…
Solamente espero que este año lo aborden desde la perspectiva realista y no se dejen seducir por la mentira de una super-no-sé-qué: además, ¡¡eso son gilipolleces de yupi de los 80!!

3 responses to this post.

  1. Posted by nieveazulada on 8 marzo, 2007 at 12:55

    Muy bueno Gus, y muy de acuerdo en casi todo lo que aquí expones. Estoy en desacuerdo pq considero que no necesitamos ningún día especial sobre el trabajo que venimos realizando desde que el mundo es mundo, y no sólo en el siglo XX o lo que llevamos de XXI. Creo que esto del día de la mujer trabajadora es como el de san valentín, día de la madre, del padre, etc., salvando las distancias que haya entre cada uno, no dejan de ser etiquetas. Personalmente creo que hubiera estado muy bien conmemorar el 8 de marzo de 1908 en homenaje a esas mujeres, pero punto. En cuanto a super woman… por dios, que mentira tan tremenda. Es un tema que da para multitud de matizaciones. Para mi una super woman no es la mujer ejecutiva, que tiene hijos a los que cuidan personas ajenas a la familia, un marido con el que se comunica vía correo electrónico, una mujer que no tiene vida pq su vida es su trabajo y no sabe la gran diferencia que existe entre una cosa y la otra. Una super woman, y es una idea muy personal, es aquélla mujer que se levanta bien temprano en la mañana para despertar a sus hijos, a su marido, intentar arreglar un poco su casa, aunque participen los hijos y el marido de esta tarea, la que lleva a sus hijos al cole antes de irse ella a trabajar. La que mientras desarrolla su trabajo, sea el que sea, pq todos son dignos de la misma consideración, ya está bien de tanta hipocresía, está pensando en que comprar para poner de comer, o en la cita con el pediátra o el dentista o el médico. Luego, terminada la jornada, se va corriendo en busca de sus hijos, a la compra, a la casa, y así hasta que se va a dormir para volver a comenzar todo al día siguiente… pero que durante cada día, a pesar de la cantidad de trabajo que tiene, abraza a sus hijos, les da amor, cariño, protección, hace que se sientan las personas más importantes y especiales del mundo, los ayuda a crecer con estabilidad emocional pq se sientes queridos… etc, etc., etc., para mi esta es la verdadera mujer super woman, el resto, muchas veces, y ejemplos hay miles, sólo es plático y humo… claro que esto viene bien a las consultas pisquiátricas, psicológicas, nuevas tendencias en medicina laboral, etc., pq siempre tendran una buena cartera de clientes en busca de sus píldoras doradas para tratar de curar las soledades del alma, dicho alma sin ser en sentido religioso.

  2. Posted by ange on 13 marzo, 2007 at 15:34

    Nuestras contradicciones (solo algunas, la lista es eterna…)
     

    Morir de amor por un hombre que cría sólo a sus hijos y sentir pena por una mujer que hace lo mismo.
    Declamar una y otra vez fuerte e independiente que sos y simular debilidad e indefensión cuando necesitás de un hombre.
    Pellizcar bebés ajenos, pensar hasta el cansancio los nombres de tus futuros hijos, emocionarse con los embarazos de tus amigas y llorar desconsoladamente el primer día de atraso.
    Declarar durante todo el año que celebrar aniversarios, etc es una estupidez y enojarte con tu pareja cuando la fecha llega y se olvida. (vale para el dia de la mujer)
    Me gusta tu lugar, pasare seguido…
    ange

  3. Posted by manu pacheco vacaloura on 9 marzo, 2012 at 0:47

    Fui mujer en vidas anteriores (aunque esta es una historia que contaré otro día) y sólo puedo decir que ojalá se aborde el tema desde otra perspectiva. Desde una perspectiva ( que aunque incómoda para muuuchos) refleje fielmente la realidad del mundo laboral de las mujeres.
    Y si, seguro que otra vez nos vamos de merendola con la chupi-panda del guateque chachi yupi guay…

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: