Reina Perola


Y para acabar este ciclo de canciones en torno a la mujer (porque no se me ocurren más), cerramos con la versión crítica de La Bullonera. Estas cosas ya no pasan por lo general, o eso pensamos: la verdad es que sí quedan resquicios de esta mentalidad retrógrada que impide avanzar a la mujer a realizarse, a dejar de ser -como nos dice Montse- lo otro de lo otro, pues, a fin de cuentas, tampoco el varón puede evolucionar sin la mujer, pues en este mundo lo mismo cuenta huevos que tetas…

Reina Perola

Reina Perola,
sabes barrer,
lavar la ropa
y obedecer.
Desde pequeña,
por ser mujer,
bien pocas cosas
te dejan ser.

Reina Perola,
recién casada,
te sientes libre
y afortunada;
tú eres la santa,
la dulce esposa,
tú eres la esclava
más orgullosa.

Tu abuela bailó la polca
y tu madre los boleros,
tú ahora bailas rocanroles
entre escobas y pucheros.

Reina Perola,
vas apañada,
cuando no pares
estás preñada;
siempre en el nido
con tus polluelos,
verás la calle
desde el aledo.

Reina Perola,
si fueses lela
no te pondrían
tanta tutela,
que es peligroso
tener ideas,
salen arrugas
y te estropeas.

Tu abuela…

(Qu’est-ce que  vous voulez laisser avec moi?)


Reina Perola,
que mal te ves,
nadie te pide
tu parecer;
el hombre mide
y el hombre pesa,
y es quien decide
si te interesa.

Reina Perola,
sobre este asunto
ricos y pobres
van siempre juntos,
que el hombre rico
manda en la rica,
y el pobrecico
en la pobrecica:

Tu abuela…

Reina Perola,
la bien casada,
tiene la vida solucionada,
mientras que siga
la cosa así,
quien te mantenga
mandará en ti.

Reina Perola,
serás más fuerte
si por ti sola
podrás valerte,
que en este mundo,
a fin de cuentas,
lo mismo valen
huevos que tetas.

Tu abuela…

letra: Francisco Javier Maestre
música: popular, adaptación y arreglos
de Alberto Gambino y La Bullonera

2 responses to this post.

  1. Posted by nieveazulada on 8 marzo, 2007 at 13:03

    Qué buena la canción¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡…. El que las mentalidades retrogradas vayan desapareciendo, depende exclusivamente de nosotras, las mujeres… bien pensando, siempre ha sido así. Se dice que somos nuestras peores enemigas, y no va muy desencaminada esta frase. Otro tema con multitud de matizaciones. En la historia, y no sólo en la reciente, siempre ha habido mujeres "indomables" con el sistema establecido en cada momento y curiosamente las peores críticas, las más devastadoras, siempre han venido de otras mujeres. Igual que ocurre en la actualidad. La esclavitud siempre en mala, mezquina, deleznable, sea esta del tipo que sea: esclavitud al marido, a la estética, etc. Ahora vivimos en la época de la esclavitud estética… y por dónde viene marcado? generalmente por otras mujeres a pesar que se diga lo contrario. Se supone que vivimos en una sociedad donde la mujer tiene unos mecanismos de defensa que no tenía en el pasado. Qué de ese mismo pasado ha aprendido a saber valorarse, a saberse ser humano, sin etiquetas distintivas, sin embargo, se ha pasado de la esclavitud del matrinomio, del marido, de la suegra y de la iglesia, a la de los bisturíes, cirujanos plásticos, dietas desequilibrantes, etc… La liberación femenina nada tiene que ver con todo ésto. Tenemos que aprender a aceptarnos a nosotras mismas, cuestionarnos por nosotras mismas y no por los demás… en definitiva, a conocernos y querernos.

  2. […] (“Reina Perola”, La Bullonera) […]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: