Archive for 10/03/07

Nana del despertar


Hoy, frente a la crsipación y la mentira, yo reclamo la ternura:

Nana del despertar

Hijo de mis venas
y del vientre de la mama:
¡Ay! No te duermas tú antes,
hijo de mis venas,
no te duermas antes
que oigas mi nana.
No duermas mi niño,
óyeme y despierta:
¡Ay! no vivas tú de engaños,
hijo de mis venas,
no vivas de engaños,
quiero que lo sepas.
Muere el que se muere,
y queda en la tierra,
no sube a la gloria,
hijo de mis venas,
no sube a la gloria
como algunos piensan.
Muere el que se muere,
hijo de mis venas,
y queda en la tierra.
Buena será el agua
si libre es el venero,
si tiene patrón no bebas,
hijo de mis venas,
y aunque tú te mueras
como yo me muero.
De corto alimento
seguimos malviviendo,
de cortos alimentos,
pero ha de llegar el día
que el trigo sea nuestro.
Duérmete mi niño,
ya que tó lo sabes,
que mañana es pronto
y el alba ya sale,
duérmete mi niño,
duérmete mi niño
ya que tó lo sabes.

letra y música: Manuel Gerena


Aniversario de la muerte de José Afonso


Zeca no coraçao

(contiene la letra de "Grândola vila morena" + vídeo homenaje)

Coro da primavera

En otros blogs:

Aniversario de la muerte de Antonio Machado


¡Feliz cumpleaños


al maestro José Antonio Labordeta! a quien debemos muchas cosas, entre otras, lo que somos, porque nos enseñó poesía y justicia desde su cátedra de palabras y justicia; nos avivó la esperanza y el deseo de paz; y enseñó que, se fuera de Aragón o no, hay que recordar siempre quién es uno, de dónde viene y a estar orgulloso de ello.
Como dijo Tuñón de Lara, Labordeta hace canción social no desde arriba, sino que al cantar se pone al lado, codo con codo, de aquél a quien está cantando. Seguramente le dolerá la deserción de algún que otro mal alumno (que no citaré aquí), sin embargo, José Antonio, tienes aquí muchos más buenos alumnos, ¡y mejores!, que hemos aprendido tanto de ti, y que también llenamos nuestras mochilas de sabiduría y justicia, como tú hiciste, recorriendo toda España con ella al hombro. Sé además que estás malo: mucha fuerza, amigo. Y de nuevo: ¡Felicidades! y a seguir dando caña ahí, que te necesitamos, no sólo los de Aragón, sino todos los buenos y generosos.

 
A %d blogueros les gusta esto: