Archive for 20/03/07

Miguel Hernández


Título
Miguel Hernández
Intérprete
Joan Manuel Serrat

  1. Menos tu vientre
  2. Elegía
  3. Para la libertad
  4. La boca
  5. Umbrío por la pena
  6. Nanas de la cebolla (M. Hernández-Alberto Cortez)
  7. Romancillo de Mayo
  8. El niño yuntero
  9. Canción última
  10. Llegó con tres heridas
1972
Poemas de Miguel Hernández musicados y adaptados
por Joan Manuel Serrat,
excepto 6, por Alberto Cortez


Comentario:
como ya hiciera con Antonio Machado, años después, el gran Joan Manuel Serrat sacó un nuevo monográfico de un poeta castellano; esta vez de Miguel Hernández. A pesar de que el nombre de Miguel entonces evocaba palabras e ideas prohibidas, peligrosas para una minoría, esperanzadoras para una mayoría silenciosa, Serrat se aleja de todo tipo de discurso político explícito, si bien es innegable que la decisión de cantar a Hernández era ya toda una declaración de principios. Serrat se muestra más interesado por el Miguel más tierno y amante; sin embargo, incluye algunas de las poesías sociales más importantes del poeta como son "El niño yuntero", "Llegó con tres heridas", "Canción última" o "Para la libertad", el cual se convirtió en todo un himno antifranquista y de la transición. Como último apunte de declaración de principios hay que decir algo de la portada: se trata de una foto del poeta recitando poesía a los soldados de la República; imagino que debió estar censurada (creo que he visto algún ejemplar con la portada oscurecida a propósito. Muchas de estas poesías serían después musicadas por otros cantautores y grupos en los más diversos estilos.

Grand Jacques


Estaba escuchando esta canción esta mañana, y como es una maravilla: pues eso…

Grand Jacques

C’est trop facile d’entrer aux églises

De déverser toutes ses saletés
Face au curé qui dans la lumière grise
Ferme les yeux pour mieux nous pardonner

Tais-toi donc, grand Jacques
Que connais-tu du Bon Dieu?
Un cantique, une image
Tu n’en connais rien de mieux

C’est trop facile quand les guerres sont finies
D’aller gueuler que c’était la dernière
Ami bourgeois vous me faites envie
Vous ne voyez donc point vos cimetières?

Tais-toi donc grand Jacques
Et laisse-les donc crier
Laisse-les pleurer de joie
Toi qui ne fus même pas soldat

C’est trop facile quand un amour se meurt
Qu’il craque en deux parce qu’on l’a trop plié
D’aller pleurer comme les hommes pleurent
Comme si l’amour durait l’éternité

Tais-toi donc grand Jacques
Que connais-tu de l’amour?
Des yeux bleus, des cheveux fous
Tu n’y connais rien du tout

Et dis-toi donc grand Jacques
Dis-le-toi bien souvent
C’est trop facile
De faire semblant.

letra y música: Jacques Brel


Grand Jacques

Es demasiado fácil entrar en las iglesias
Desahogar todas sus suciedades
De cara al cura que en la luz gris
cierra los ojos para perdonarnos mejor.

Cállate, pues, Grand Jacques
¿Qué conoces del buen Dios?
Un cántico, una imagen
No conoces nada mejor.

Es demasiado fácil cuando se acaban las guerras
Ir a vociferar que era la última.
Amigo burgués usted me da envidia
¿No ve usted, pues, sus cementerios?

Cállate, pues, Grand Jacques
Y déjales gritar
Déjales llorar de alegría
Tú que incluso no fuiste soldado.

Es demasiado fácil cuando un amor se muere
Que se parte en dos porque los hemos plegado demasiado
Ir a llorar como los hombres lloran
Como si el amor durase la eternidad.

Cállate, pues, Grand Jacques
¿Qué conoces del amor?
Ojos azules, cabellos locos
No conoces nada en absoluto.

Y dítelo, pues, Grand Jacques
Dítelo muy frecuentemente
Es demasiado fácil
Es demasiado fácil
Aparentar.

Miguel Hernández


Título
Miguel Hernández
Intérprete
Francisco Curto

  1. Las desiertas abarcas
  2. Cogedme-Llegó con tres heridas-Cada vez más presente
  3. El niño yuntero
  4. Casida del sediento
  5. Pastoril
  6. Déjame que me vaya
  7. Las cárceles
  8. Sigo en la sombra
  9. Vals de los enamorados…
  10. Enmudecido el campo…
  11. A mi hijo
  12. Canción última
letras basadas en poemas de Miguel Hernández;
música: Francisco Curto
1976

Comentario: Existen por lo menos dos discos monográficos sobre, y titulados, Miguel Hernández: el más famoso es el de Joan Manuel Serrat; sin embargo, este otro Miguel Hernández de Francisco Curto no tiene el más mínimo desperdicio. Grabado en Francia, pues Curto era uno de aquellos cantautores exiliados, el monográfico muestra una finalidad política clara: la visión del poeta inmortal sobre la guerra civil: así lo atestigua el hecho de que todos los poemas (o la inmensa mayoría) pertenecen al ciclo de la guerra civil: de la exaltación belicosa de Viento del Pueblo, pasando por la lamentación de la tragedia nacional en El hombre acecha, hasta los tristes poemas de prisión de sus últimos poemas. Ejemplos de esto son la musicación de "Déjame que me vaya", una letrilla que Miguel escribió quizás pensando en que aguien le pusiera música; o la tremenda "Las cárceles": huelga decir que los últimos poemas de Miguel, escritos en prisión, alimentaron la protesta y la esperanza de los presos políticos. Pero sería cuanto menos naïf reducir el disco a la finalidad política de la protesta: Francisco nos muestra íntegramente a Miguel: el combatiente, el poeta y el hombre: esta última dimensión nos la atestiguan musicaciones sobre poemas como el desgarrador "A mi hijo", poema que Miguel dedicó a su primer hijo, muerto prematuramente como muchos tantos otros niños nacidos en esos años de guerra, hambre y dolor; también al Miguel folklórico en "Pastoril", o al Miguel filósofo existencialista. Por esa razón, el Miguel Hernández de Francisco Curto debería de formar parte de toda discografía básica que pretendiera estudiar tanto la canción de autor como el fenómeno inherente a ésta de la recuperación de la poesía popular.
A %d blogueros les gusta esto: