Fins que ens veguem en una altra vegada, Lluís!


Ha sido un largo y difícil camino, Lluís… Desde Verges hasta las cimas del éxito sobre el escenario; de ser perseguido por las autoridades a recibir honores… ¡Cuántas cosas! ¡Cuánta vivencia! ¡Cuánto amor, cuánta esperanza plasmada en trozos de papel y luego en tu garganta…! Y hoy nos dices que te vas… Que ya no vas a hacer más música… Respetamos tu decisión, aunque nos duele.
Cuando comenzaste nada era fácil: prohibiciones, el escollo de elegir expresarte en una lengua relegada y despreciada, esa misma lengua, el catalán, que me enseñaste con el estribillo de "L’estaca", y, francamente, no la hablo nada mal… Pensaste que te querían sólo por lo político, que a la gente sólo le gustaba "L’estaca": pero te equivocabas, y así lo constataste cuando saliste fuera, a Alemania, a Francia, y el Olympia se rindió a tus pies en más de dos ocasiones.
En los días de tu juventud alimentaste esperanzas y besos a la sombra de la estatua del general en los corazones de los chicos y chicas de todo el país: catalanes, valencianos, madrileños, vascos… Un etcétera infinito. En los días de esta mi juventud alimentaste como antaño mis esperanzas ante el temor a la guerra que entonces se avecinaba, con los acordes y las palabras de "Respon-me" (la 1ª pista del 1er disco que obtuve de ti: Gener 1976) y a pelear por lo que es justo, y a admirar la canción de autor en tus días: ahí nació mi admiración por vosotros, los cantantes que os comprometisteis en la lucha, pero que además era algo más, en aquellos tiempos difíciles: TÚ FUISTE MI PRIMER AMOR.
Ahora, si te vas, dejarás un vacío difícilmente de tapar… Y sin embargo, ahí nos dejas tus palabras, tu música y tu amor. ¡Buen trabajo! y Que tinguis sort!
A %d blogueros les gusta esto: