Abril 74


Siguiendo con nuestro ciclo de homenajes a la Reveolución de los Claveles y a la figura del inmortal Zeca (aprovecho esta entrada para anunciar a los gallegos que el día 25 de abril, TVG retransmitirá el especial de José Afonso: si yo fuera vosotros no me lo perdería), cuelgo hoy la que tal vez es la canción más conocida que se hizo en España en homenaje y admiración de la Revolución portuguesa: se trata de "Abril 74", de Lluís Llach; en esta canción, Lluís se mete en la piel de uno cualquiera de los soldados que aquella mañana, a ritmo de "Grândola", salió a la calle con un fúsil y un clavel. Claro está, como en todas estas canciones, la censura no le permitía ser muy explícito, pero, por supuesto, la utilización de palabras como "flores rojas", "soldado", "primaveras libres", etc., no dejan lugar a duda de sobre qué canta nuestro querido catalán. La canción se encuentra en su disco de 1975, Ítaca:


Abril 74


Companys, si sabeu on dorm la lluna blanca,
digueu-li que la vull
però no puc anar a estimar-la,
que encara hi ha combat.

Companys, si coneixeu el cau de la sirena,
allà enmig de la mar,
jo l’aniria a veure,
però encara hi ha combat.

I si un trist atzar m’atura i caic a terra,
porteu tots els meus cants
i un ram de flors vermelles
a qui tant he estimat,
si guanyem el combat.

Companys, si enyoreu les primaveres lliures,
amb vosaltres vull anar,
que per poder-les viure
jo me n’he fet soldat.

I si un trist atzar m’atura i caic a terra,
porteu tots els meus cants
i un ram de flors vermelles
a qui tant he estimat,
quan guanyem el combat.


Compañeros, si sabéis donde duerme la luna blanca
decidle que la quiero
pero que no puedo acercarme a amarla
porque aún hay combate.

Compañeros, si conocéis el canto de la sirena
allá en medio del mar,
yo me acercaría a buscarla
pero aún hay combate.

Y si un triste azar me detiene y doy en tierra
llevad todos mis cantos
y un ramo de flores rojas
a quien tanto he amado.

Compañeros, si buscáis las primaveras libres
con vosotros quiero ir
que para poder vivirlas
me hice soldado.

Y si un triste azar me detiene y doy en tierra
llevad todos mis cantos
y un ramo de flores rojas
a quien tanto he amado.
Cuando ganemos el combate.

letra y música:
Lluís Llach
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: