A Revolução dos Cravos: 25, Abril, 1974


¡Qué envidia! Tantos y tantos demagogos que tenemos por aquí ensalzando la transición democrática, cuando lo bonito de verdad había pasado en Portugal:

Y además, en mi opinión, fue como si el destino quisiera compensar a Zeca, después de haber sido perseguido y prohibido: Portugal, la Revolución, Zeca y su Grândola irán para siempre, desde entonces -pero desde siempre-, cogidos de la mano:

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: