Archive for 25 abril 2007

A Revolução dos Cravos: 25, Abril, 1974


¡Qué envidia! Tantos y tantos demagogos que tenemos por aquí ensalzando la transición democrática, cuando lo bonito de verdad había pasado en Portugal:

Y además, en mi opinión, fue como si el destino quisiera compensar a Zeca, después de haber sido perseguido y prohibido: Portugal, la Revolución, Zeca y su Grândola irán para siempre, desde entonces -pero desde siempre-, cogidos de la mano:

Un himno para un pueblo


Día 25 de Abril, de 1974. En Lisboa son las 00.20, y en la radio nacional comienza a sonar un son que despertará a toda la nación:

Grândola, Vila Morena
(José Afonso)

Grândola, vila morena
Terra da fraternidade
O povo é quem mais ordena
Dentro de ti, ó cidade

Dentro de ti, ó cidade
O povo é quem mais ordena
Terra da fraternidade
Grândola, vila morena

Em cada esquina um amigo
Em cada rosto igualdade
Grândola, vila morena
Terra da fraternidade

Terra da fraternidade
Grândola, vila morena
Em cada rosto igualdade
O povo é quem mais ordena

À sombra duma azinheira
Que já não sabia a idade
Jurei ter por companheira
Grândola a tua vontade

Grândola a tua vontade
Jurei ter por companheira
À sombra duma azinheira
Que já não sabia a idade


Grándola, Villa Morena
tierra de la fraternidad,
el pueblo es quien más ordena
dentro de ti, oh ciudad.

Dentro de ti, oh ciudad,
el pueblo es quien más ordena,
tierra de la fraternidad,
Grándola, Villa Morena.

En cada esquina un amigo,
en cada rostro igualdad,
Grándola, Villa Morena
tierra de la fraternidad.

Tierra de la fraternidad
Grándola Villa Morena
en cada rostro igualdad
el pueblo es quien más ordena.

A la sombra de una encina
de la que no sabía su edad
juré tener por compañera
Grándola, tu voluntad.
Grándola, tu voluntad
juré tener por compañera,
a la sombra de una encina
de la que no sabía su edad.

"Pequena homenagem à "Sociedade Musical Fraternidade Operária Grandolense", onde actuei juntamente com Carlos Paredes".

(José Afonso)

Historia de “Grândola vila morena”


Historia

José "Zeca" Afonso compusó esta canción como homenaje a la "Sociedad Musical Fraternidad Operaria Grandolense" de la villa portuguesa de Grândola. El 17 de mayo de 1964 Zeca actuó en esta ciudad. Esta actuación fue importante para el artista por varios motivos. En ella conoció al guitarrista Carlos Paredes,
de cuya maestría con la guitarra quedó impresionado. Por otro lado, le
impresionaron también la conciencia y madurez políticas de los miembros
de la Sociedad Musical y sus escasos pero bien aprovechados recursos,
con una biblioteca, según palabras del propio Afonso, "con claros
objetivos revolucionarios".

La canción fue incluida en el álbum Cantigas de Maio, grabado en Herouville (Francia) entre el 11 de octubre y el 4 de noviembre de 1971, que se editó en diciembre de ese año. Fue la quinta canción de ese disco, que contó con los arreglos y dirección musical de José Mário Branco.

En la revolución

El 29 de marzo de 1974, Grândola, Vila Morena fue la canción de cierre de un espectáculo en el Coliseo de Lisboa. Asistieron al mismo varios militares del (MFA) Movimiento de las Fuerzas Armadas que la escogieron como señal de arranque para la incipiente Revolución de los Claveles. En ese espectáculo, la censura del régimen dictatorial de Salazar había prohibido varias canciones de José Zaca. Entre ellas estaban Venhan mais Cinco ("Vendrán más de cinco"), Menina dos Olhos Tristes ("Niña de los ojos tristes"), A Morte Saiu à Rua ("La muerte salió a la calle") y Gastão Era Perfeito ("Gastão era perfecto").

A las 00:20 horas del día 25 de abril de 1974 en el programa Limite de Radio Renascença se emitió Grândola, Vila Morena, que era la segunda y última señal para dar comienzo al movimiento revolucionario que derrotaría a la dictadura de Salazar y daría libertad a Portugal
y a su inmenso imperio colonial. Las fuerzas del ejército portugués
organizadas por el MFA serían las encargadas de conseguir la libertad
con el apoyo del pueblo que las cobijó con la colocación de claveles
rojos en las bocas de los cañones de los tanques y los fusiles de los
soldados. La primera señal fue emitida a las 22:55 horas del día 24 de abril y fue la música E depois do adeus (Y después del adiós), cantada por Paulo de Carvalho.

El propio José Afonso no fue en principio consciente de la trascendencia que había alcanzado su composición. Él lo relata así:

Vivi el 25 de Abril una especie de deslumbramiento. Fui hacia el
Carmen, anduve por ahí… Estaba entusiasmado de tal modo con el
fenómeno político que no me fijé bien, o no le dí importancia, a lo de
Gràndola. Sólo más tarde, cuando se produjeron los ataques fascistas
del 28 de septiembre o los del 11 de marzo y Grândola era cantada en
los momentos de más grave peligro o de mayor entusiasmo, me dí cuenta
de todo lo que significaba y, naturalmente, tuve una cierta satisfacción.


fuente: Wikipedia

Viva o poder popular


Não há
velório nem morto
Nem círios para queimar
Quando isto der prò torto
Não te ponhas a cavar

Quando isto der prò torto
Lembra-te cá do colega
Não tenhas medo da morte
Que daqui ninguém arreda

Se a CAP é filha do facho
E o facho é filho da mãe
O MAP é filho do Portas
Do Barreto e mais alguém

Às aranhas anda o rico
Transformado em democrata
Às aranhas anda o pobre
Sem saber quem o maltrata

Às aranhas te vi hoje
Soldado, na casamata
Militares colonialistas
Entram já na tua casa

Vinho velho vinho novo
Tudo a terra pode dar
Dêm as pipas ao povo
Só ele as sabe guardar

Vem cá abaixo ó Aleixo
Vem partir o fundo ao tacho
Quanto mais lhe vejo o fundo
Mais pluralista o acho

Os barões
da vida boa
Vão de manobra em manobra
Visitar as capelinhas
Vender pomada da cobra

A palavra socialismo
Como está hoje mudada
De colarinho a Texas
Sempre muito aperaltada

Sempre muito aperaltada
Fazendo o V da vitória
Para enganar o proleta
Hás-de vir comigo a glória

O Willy Brandt é macaco
O Giscard é macacão
O capital parte o coco
Só não ri a emigração

De caciques e de bufos
Mandei fazer um sacrário
Para por no travesseiro
Dum cura reaccionário

Não sei quem seja de acordo
Como vamos terminar
Vinho velho vinho novo
Viva o Poder Popular

José Afonso

La figura de José Afonso, la voz de Portugal


José Manuel Cerqueira Afonso dos Santos (19291987), conocido por Zeca Afonso o solo Zeca, compositor y músico.

Fue un compositor de canción protesta portugués. Escribió música contra la dictadura de Salazar, (el Estado Novo como se llamaba a sí misma) de carácter fascista que gobernó Portugal desde 1933 hasta 1974.

Uno de los más conocidos y mejores músicos de Portugal y que años después de su muerte permanece todavía con un alto número de ventas tanto en su país como en el extranjero.

Compuso la canción Grândola, Vila Morena que sirvió de señal para el inicio de la Revolución de los Claveles el 25 de abril de 1974.

Biografía

Niñez

Zeca Afonso nació en Aveiro (Portugal) el 2 de agosto de 1929 y murió en Setúbal (Portugal) el día 23 de febrero de 1987. Hijo de José Nepomuceno Afonso y Maria das Dores.

Se crió con sus tíos Gigé y Xico en una casa situada en el lago de Cinco Bicas en Aveiro hasta que a los tres años de edad que fue a vivir a Angola con sus padres y hermanos que ya llevaban allí dos años.

La relación con el habitat africano y su naturaleza le causó una profunda ligazón con África. Sus canciones reflejan esa fascinación. Años más tarde descubriría el amargor de la realidad social africana de la colonización y apartheid.

En 1937 vuelve a Aveiro donde permanecería en casa de sus tías maternas, pero al poco tiempo, ese mismo año, retorna a África, esta vez a Mozambique, donde se reencuentra con su familia en Maputo (entonces llamada Lourenço Marques) donde permanecería hasta 1939 que se trasladaría a Belmonte a casa de su tío Filomeno quien era el alcalde de la localidad.

Juventud

En Belmonte acabó sus estudios primarios y vivió el ambiente más profundo del Salazarismo junto a su tío que era adepto del mismo así como admirador de los regímenes fascistas de Franco y Hitler. El mismo Zeca diría años más tarde que "fue el año más desgraciado de mi vida".

En 1940 fue a Coimbra donde comienza a cantar. Estudia en el Liceo João III. Obtiene el reconocimiento de los tradicionalistas y se inicia en serenatas cantando en estarolas de aldeia. El fado de Coimbra, lírico y tradicional, era principalmente interpretado por él.

En 1958 graba su primer disco, Baladas de Coimbra y compone la balada Menino do Bairro Negro (Niñito del barrio Negro) inspirada en la miseria del barrio de Barredo en Oporto.

Más tarde grabaría Os vampiros (Los vampiros) que junto con la canción Trova do Vento que Passa (trova del viento que pasa) con letra de un poema de Manuel Alegre, musicado y cantado por Adriano Correia de Oliveira) se vuelve uno de los símbolos antifascistas de la época.

En el curso 1958 – 1959 fue profesor de francés y de historia en la Escuela Comercial e Industrial de Alcobaça.

Lucha contra la dictadura

Regresa a Mozanbique en 1964 y trabaja como profesor del Liceo. Desarrolla una intensa actividad anticolonialista que le causa problemas con la policía política del régimen (PIDE). Cuando regresa a Portugal se coloca como profesor en Setúbal donde participa activamente en acciones contra la dictadura y es expulsado de la enseñanza, lo que le obliga, para sobrevivir, a grabar su primer álbum: Baladas e Canções.

Entre 1967 y 1970, Zeca radicaliza su lucha contra el régimen de Salazar y se convierte en un símbolo de la resistencia democrática. Mantiene contacto con el (PCP) Partido Comunista Portugués y el LUAR. Es detenido varias veces por la PIDE.

En 1969 participa en Paris en el primer encuentro de la Canción portuguesa de combate y graba el LP Cantares do Andarilho, que recibe el premio al mejor disco del año y mejor interpretación otorgado por Casa da Imprensa. Zeca Afonso pasa a ser tratado en los periódicos por el anagrama Esoj Osnofa para evitar la censura.

En 1971, edita Cantigas do Maio (Canciones de Mayo), en el que aparece "Grândola, vila morena", que será más tarde imortalizada como uno de símbolos de la Revolución de los Claveles. Zeca participa en varios festivales, publica el libro sobre él y lanza el LP Eu vou ser como a toupeira. En 1973 canta en el III Congreso de la Oposición Democrática y graba el álbum Venham mais cinco.

Después de la revolución

Después de la Revolución continúa cantando y graba el disco Coro dos tribunais y participa en numerosos festivales de cantos Libres. Mantiene su actividad política y se vuelve un admirador del período del PREC y en 1976 apoya a Otelo Saraiva de Carvalho en su candidatura para la presidencia de la república.

Sus últimos espectáculos recorren los escenarios de Lisboa y Oporto en 1983 cuando Zeca Afonso ya se encontraba enfermo. Al final de ese año le es atribuida la condecoración Ordem da Liberdade que Zeca rehúsa y más tarde, en 1974, se le vuelve a atribuir a título póstumo pero su mujer la rehúsa también recordando que ya en vida el propio Afonso lo había hecho.

Discografía

  • 1960 – Balada do Outono, Rapsódia
  • 1962 – Baladas de Coimbra, Rapsódia
  • 1963 – Dr. José Afonso em Baladas de Coimbra, Rapsódia
  • 1964 – Ó Vila de Olhão, EMI/Valentim de Carvalho
  • 1964 – Cantares de José Afonso, Columbia/Valentim de Carvalho
  • 1964 – Baladas e Canções, Ofir
  • 1967 – José Afonso, ?
  • 1968 – Cantares do Andarilho, Orfeu
  • 1969 – Menina dos Olhos Tristes, Orfeu
  • 1969 – Contos Velhos Rumos Novos, Orfeu
  • 1970 – Traz Outro Amigo Também, Orfeu
  • 1971 – Cantigas do Maio, Orfeu
  • 1972 – Eu Vou Ser Como a Toupeira, Orfeu
  • 1973 – Venham Mais Cinco, Orfeu
  • 1974 – Coro dos Tribunais, Orfeu
  • 1974 – Viva o Poder Popular, LUAR
  • 1974 – Grândola, Vila Morena, Orfeu
  • 1975 – República, Lotta Continua/Il Manifesto/Vanguardia Operaria
  • 1976 – Com as Minhas Tamanquinhas, Orfeu
  • 1976 – José Afonso in Hamburg, Portugal Solidaritat
  • 1978 – Enquanto Há Força, Orfeu
  • 1979 – Fura Fura, Orfeu
  • 1981 – Fados de Coimbra e Outras Canções, Orfeu
  • 1983 – Como se Fora seu Filho, Orfeu
  • 1983 – Ao Vivo no Coliseu, Orfeu
  • 1983 – Zeca em Coimbra, Foto Sonoro
  • 1985 – Galinhas do Mato, Orfeu

  • 1987 – Os Vampiros, Edisco
  • 1993 – Zeca Afonso no Coliseu, Strauss
  • 1997 – Baladas e Canções, EMI (2nd edition)
  • 2001 – José Afonso, Moviplay

Enlaces externos

Fuente: Wikipedia portuguesa.


extraído de Wikipedia

La revolución de los Claveles: historia


Os ofrezco, tomado de la Wikipedia, un resumen histórico de la Revolución de los Claveles que me parece bastante completo, objetivo y verídico: de esta manera me ahorraré un esfuerzo innecesario en escribir algo inexacto al respecto, pues como me dice muchas veces mi historiador favorito, la dictadura portuguesa no era exacatamente igual a la dictadura española (para empezar, se trataba de una dictadura civil o presidencial, y no militar):
"La revolución de los claveles (en portugués: Revolução dos Cravos o, mucho más frecuentemente, O 25 de Abril) es el nombre dado al levantamiento militar del 25 de abril de 1974 que provocó la caída en Portugal de la dictadura salazarista que dominaba el país desde 1926, la más longeva de Europa. El fin de este régimen, conocido como Estado Novo,
permitió que las últimas colonias portuguesas lograran su independencia
tras una larga guerra colonial contra la metrópoli y que Portugal mismo
se convirtiera en un estado de derecho democrático.

Contexto

A inicios de la década de 1970 el régimen autoritario del Estado Novo seguía pesando como una losa sobre Portugal. Su fundador, António de Oliveira Salazar, fue destituido en 1968 por incapacidad y falleció en 1970. Vino a sustituirle Marcelo Caetano
en la dirección del régimen. Cualquier intento de reforma política fue
abortado debido a la propia inercia del régimen y al poder de su
policía política, la Polícia internacional e de Defesa do Estado (PIDE).

El régimen se aislaba, envejecido y anquilosado, en un mundo
occidental en la plena efervescencia social e intelectual de finales de
la década de 1960. Mientras tanto sus colonias Mozambique y Angola, arrastradas por los movimientos de descolonización,
habían estallado en revueltas desde principios de la década y obligaban
a Portugal a mantener por la fuerza de las armas el imperio portugués
que estaba instalado en el imaginario de los ideólogos del régimen.
Para ello, el país se vio abocado a invertir grandes esfuerzos en una
guerra colonial de pacificación, actitud que contrastaba con el resto
de potencias coloniales que trataban de asegurarse la salida del
continente africano de la forma más conveniente.

La guerra colonial había generado conflictos entre la sociedad civil
y militar y todo esto mientras el modelo económico propugnado por el
régimen hacía que el país permaneciera pobre y generara una fuerte
emigración.

La revolución

En febrero de 1974, Caetano es obligado por la vieja guardia del régimen a destituir al general António de Spínola
y a sus apoyos cuando trataba de modificar el curso de la política
colonial portuguesa, que había llegado a ser demasiado costosa para el
país. En ese momento, en que se hacen visibles las divisiones
existentes en el seno de la élite del régimen, un misterioso Movimento das Forças Armadas (MFA) elige llevar adelante una revolución. El movimiento nace secretamente en 1973
de la conspiración de algunos oficiales del ejército, primero
preocupados por cuestiones profesionales, pero que se politizan por el
empantanamiento de la guerra colonial.

El 25 de abril de 1974, a las 00:25 horas, la Rádio Renascença transmite Grândola, Vila Morena, una canción revolucionaria de José Afonso.
Es la señal pactada por el MFA para ocupar los puntos estratégicos del
país. Seis horas más tarde el régimen dictatorial se derrumba.

A pesar de los continuos llamamientos radiofónicos de los capitanes de abril
(del MFA) a la población para que permaneciera en sus hogares, miles de
portugueses ganaron las calles mezclándose con los militares
sublevados. Uno de los hitos de aquellas concentraciones fue la marcha
de las flores en Lisboa,
caracterizada por una multitud pertrechada de claveles, la flor de
temporada. Ese es el origen del nombre dado a esta revolución incruenta
que, no obstante, arrojó un saldo de 4 muertos ocasionados por los
disparos de la policía política contra manifestantes civiles. Caetano
se refugió en el cuartel del Carmo, en Lisboa, que es cercado por el
MFA, lo cual le empuja a aceptar entregar el poder al general Spinola, para evitar que el poder caiga en la calle. Caetano parte inmediatamente a exiliarse en Brasil.

Las acciones militares fueron protagonizadas por el comandante Salgueiro Maia que, al frente de las fuerzas de la Escola Prática de Cavalaria ocupó el Terreiro do Paço
a primeras horas de la mañana del día 25. Posteriormente el comandante
Maia llevó a cabo el cerco del cuartel del Carmo donde, con la renuncia
de Caetano, se puso fin al régimen salazarista.

Las acciones del levantamiento fueron coordinadas por un puesto de mando establecido por Otelo Saraiva de Carvalho en el cuartel de la Pontinha.

Consecuencias

Posteriormente al día 25 fueron liberados los presos políticos de la prisión de Cacilhas.
Se produjo también el retorno desde el exilio de los líderes políticos
de la oposición. Al año se convocaron unas elecciones constituyentes y
se estableció una democracia parlamentaria de corte occidental. Se dio
fin a la guerra colonial y se garantizó la independencia de las
colonias africanas antes de finalizar el año 1975. También se
realizaron nacionalizaciones de grandes empresas.

Duró dos años el periodo turbulento que siguió a la revolución de
los claveles, caracterizado por luchas entre la izquierda y la derecha.

El día 25 de abril es festividad nacional en Portugal y suele acoger
conmemoraciones y celebraciones cívicas. Desde algunos sectores
sociales se suele lamentar el abandono del inicial carácter
izquierdista de la revolución. Asimismo, sectores derechistas
minoritarios consideran que la revolución produjo resultados
perniciosos para el país.

"

extraído de Wikipedia

Canción pequeña


La siguiente canción de Adolfo Celdrán, contenida en su álbum 4.444 veces por ejemplo, difiere un poco de las que hemos puesto al principio, pues aquellas hablaban generalmente del momento preciso en el que se produjo la Revolución de los Claveles o de la esperanza que generaba en España aquel suceso; ésta habla, por el contrario, del momento posterior, y como él mismo cuenta, es algo complicado de explicar:
<<Leí una noticia de un trabajador portugués, repetidamente encarcelado, al que llamaban para testificar en contra de los terribles “pides” (policías políticos portugueses del régimen de Salazar): Ellos intentaban escapar, y cuando los cogían lo negaban todo: No sabían nada, no estaban allí, no eran ellos. Entonces venía él y ante la evidencia de sus recuerdos no tenían mas remedio que reconocer sus turbios trabajos contra los luchadores demócratas. En una entrevista, él decía que se le estaba acumulando el trabajo de tantos “pides” que había que “reconocer”, y que no iba a tener más remedio que pedir permisos repetidos en el trabajo para poder ir a todas las ruedas de reconocimiento a las que lo llamaban. Yo asocié la anécdota con las canciones infantiles que  escuchaba de pequeño, y burla burlando, compuse esta “Canción pequeña”>>:

Canción Pequeña


Ronda, ronda,
el que no se haya escondido
que se esconda.

Las cosas dan mil vueltas, ya lo has visto.
Estaban al contrario
y ahora están en su sitio.

Chocolate, panecillo,
corre, corre,
que te pillo.

Sigue y sigue buscando
que quedan miles.
Si se acaba el permiso
en el trabajo, pides.

Quien caza a un cazador
tiene cien años de perdón.

No te den pena
que has probado sus dientes
y tu lo cuentas.

Chocolate, panecillo,
corre, corre,
que te pillo.

Adolfo Celdrán


Agradezco nuevamente a Adolfo Celdrán el que me haya "cedido" sus opiniones y pensamientos para plasmarlos desinteresadamente aquí.

Ver para creer


Para todos los aragoneses, los de Huesca y de Teruel, como los zaragozanos:

Ver para creer

 

Los de Huesca y de Teruel,
como los zaragozanos,
en un grito sin cuartel
han de estrecharse las manos
¡puestos en pie!

No sé si te lo diré:
tiene un nombre que yo callo,
si lo digo callaré:
Aragón tiene un Moncayo
blanco y verde.

Lo tendrías que saber,
dijera o no lo dijera,
cuando estremezca tu piel
el Cierzo de voz severa,
cortante y cruel

Los de Huesca y de Teruel…

No se cansan de decir
los que dicen y no acaban,
¡ni que se hubiera a "vertir"
el agua con que nos lavan
desde Madrid!

Agua que va a dar al mar,
agua de la mala suerte,
va la sal y siembra sal,
dejando detrás la muerte
y el vendaval.

Los de Huesca y de Teruel…

Es la tierra de Aragón
páramo de polvo y nieve,
y será desolación
si su gente no se atreve
a decir que no.

Y al que entienda esta canción
que se le quite la venda,
porque a buen entendedor
nunca le duele otra prenda
que su dolor.

Los de Huesca y de Teruel,

como los zaragozanos,


en un grito sin cuartel


han de estrecharse las manos


¡puestos en pie!
¡PUESTOS EN PIE!

letra y música: La Bullonera
arreglos: Alberto Gambino

Aragón


Pero también es el día de la orgullosa tierra de Aragón, y, ¿qué mejor manera de celebrarlo que con el himno extra-oficial que escribió y compuso nuestro estimado José Antonio Labordeta?


Aragón


Polvo, niebla, viento y sol
y donde hay agua, una huerta;
al norte, los Pirineos:
esta tierra es Aragón.

Al norte, los Pirineos,
al sur, la sierra callada,
pasa el Ebro por el centro
con su soledad a la espalda.

Dicen que hay tierras al este
donde se trabaja y pagan…
Hacia el oeste el Moncayo
como un dios que ya no ampara.

Desde tiempos a esta parte,
vamos camino de nada,
vamos a ver como el Ebro
con su soledad se marcha.

Y con el van en compaña
las gentes de estas vaguadas,
de estos valles, de estas sierras,
de estas huertas arruinadas.

Polvo, niebla, viento y sol
y donde hay agua, una huerta;
al norte, los Pirineos:
esta tierra es Aragón.

José Antonio Labordeta

Semilla comunera


En estas jotas castellanas, Elisa Serna, viene a decirnos lo que son los castellanos:


Regreso a la semilla

Si la tripa del pandero
fuera el campo de mi tierra,
rompería mis muñecas
golpenado las llanuras
hasta que su muerta lenta
retumbara en las alturas.

¡Muerte lenta vete ya!,
que la lucha campesina
ha vuelto a resucitar
con rabia tercermundista
y tractores jornaleros
que invaden autopistas.

Regreso a la semilla
que esparcieron
por tierras de Castilla
los Comuneros,
que ya hace cinco siglos
que hemos perdido
el fuero p’a regirnos
al libre albedrío.

Se invaden autopistas
imitando a la dulzaina,
que nunca sonó en palacios,
sino en plazas y mercados
buscando eco en un pueblo
al que nunca consultaron
los que hacían el imperio.

Ronca suena la dulzaína
de tanto querer gritar
¡que Castilla no fue España!
que perdió en Villalar,
pongo sus campos resecos
en prueba de honestidad.

Regreso a la semilla
que esparcieron
por tierras de Castilla
los comuneros,
que ya hace cinco siglos,
y no me olvido
del fuero p’a regirnos
al libre albedrío.

Campesinos castellanos,
¡levantemos la cabeza!,
se empieza a elevar un viento
que limpiará la meseta
y que apartará del grano
tanta cizaña y maleza.

Sopla fuerte viento amigo,
llévate a Caín de aquí,
métete en mil dulzainas,
infla el pendó carmesí,
que se acerque la alegría
que late en la Autonomía.

Regreso a la semilla
que esparcieron
en tierras de Castilla
los comuneros,
que ya hace cinco siglos,
y no me olvido
del fuero p’a regirnos
al libre albedrío.

Libre albedrío, niña,
¡echa salero!
igual que derrocharon los comuneros,
que ya hace cinco siglos
que hemos perdido
el fuero p’a regirnos
al libre albedrío.
¡Ahora la buena!
Que ya hace cinco siglos
que hemos perdido
el fuero p’a regirnos
al libre albedrío.

Elisa Serna
A %d blogueros les gusta esto: