Dulce muchacha


Casi a petición popular, he aquí una canción incluida en el disco Cantata del exilio cantada por Pablo Guerrero; está dedicada a todas las mujeres españolas que durante la 2ª Guerra Mundial sirvieron de mensajeras o llevaron armas para los maquis y para la Resistencia francesa. Para muchos, la mejor canción del disco:


Dulce muchacha 

Dulce muchacha,
paloma blanca,
bebe nombre de amor:
te iluminan los ojos
brisas de madrugadas
y florece en tus manos
un rumor de metralla.
Tu nombre es Isabel,
Margarita, Dolores,
Paloma, Inés,
Josefina, Teresa…
Te golpea en el rostro
la ausencia de Castilla,
de Aragón, del Jarama,
monta en la cordillera
de tu pelo Galicia,
y en el Tajo bañabas
tu palidez temprana.
Dulce muchacha,
paloma blanca,
espejismo de amor:
un cuchillo de miedo
te sube a la garganta,
te grita en las esquinas
una espuma de agua,
te levanta la falda
el aire en la mañana,
el gris de las farolas
certifica tu audacia.
¡No te pares, no corras!
la noche te vigila,
pero en la noche cantas.
En la maleta llevas
un río de palabras,
una barra de labios
y un discurso de balas.
Dulce muchacha,
paloma blanca,
declaremos amor.
La muerte es una sangre
de flores deshojadas,
pero en el canto vuelas,
clara mujer de España.
 

música:
Antonio Resines
letra:
Antonio Gómez

intérprete:
Pablo Guerrero
 

foto: Marina Jinesta, guerrilera comunista
A %d blogueros les gusta esto: