Archive for 21/05/07

Están cambiando los tiempos


Otra canción para las elecciones, de nuevo Luis Pastor con su disco Nacimos para ser libres. Es bastante clara, y muy de su tiempo: por eso podría parecer que está de más, que no es de actualidad. Podría… pero no. Por resumir todo, parece que algunos le sigan llamando para que salga del agujero (ya sabes quién):


Están cambiando los tiempos

Por mucho que a algunos pese
los tiempos están cambiando:
están cambiando los tiempos,
¡agárrense que aquí vamos!
Han sido tiempos sombríos
y aún no son los tiempos claros,
pero soplan nuevos vientos:
parece que respiramos.

Están cambiando los tiempos,
están cambiando ¡qué bueno!
Por mucho que le llaméis
no saldrá del agujero.

Tanto monta monta tanto
Isabel como Fernando,
pero sobre nuestros hombros
no montarán más tiranos.
Todo ha de tener su tiempo,
su momento sin reparo;
el tiempo de pedir pasó:
momento es de que exijamos.

Están cambiando los tiempos…

Exijimos lo que es nuestro,
por lo que siempre luchamos:
la libertad, la razón,
derecho a vivir sin amo.
Exijimos lo que es nuestro,
lo que siempre nos negaron:
los medios de producción,
la flor, el pan, el trabajo.

Luis Pastor
Anuncios

Fotem un clau


Más canciones anti-electoralistas… De nuevo, con nuestro Quico, en ésta canción que a penas necesita presentación:
(Sobre la traducción: he encontrado el texto íntegro en catalán aquí: http://usuarios.lycos.es/succedani/webcl.html, y lo he ido traduciendo siguiendo la traducción que hace el propio Pi de la Serra en el álbum Pi de la Serra a Madrid. Nótese que es un disco de finales de los 70, pero aún así ciertas palabras no las traduce como debiera: por ejemplo, traduce "cabdill" como "madeja" y no como caudillo; tampoco traduce exactamente el último verso, así como otras palabras que no he encontrado y que intuyo no son lo que son. No es que Quico no supiera castellano o no supiera catalán: es que la censura le tenía super-vigilado. Por otra parte, explicar que "la pereza dominical" se refiere a la obligación de ir a misa los domingos, o que "el cristo rey sacramental" se refiere a un grupo de ultra-derecha demasiado activo por entonces).


Por la miseria mental,/ la restricción sexual,/ contra la fuerza animal,/ el sindicato vertical/ y la dispensa papal:/ ¡Rompamos un clavo!// Por la conversación banal/ y la renta nacional,/ contra el fascismo fetal,/ sea por la vía anal/ o la vía vaginal:/ ¡Rompamos un clavo!// La pereza dominical,/ el miedo internacional,/ el cordón umbilical,/ el hara-kiri mensual/ i el diluvio universal:/ ¡Rompamos un clavo!// La locura cabal,/ la elección municipal,/ el cristo rey sacramental,/ el pecado original/ y el arrimazo total:/ ¡Rompamos un clavo!// Por la mitra arzobispal,/ por cualquier arsenal/ y la frase proverbial; por el trabajo infernal/ este inmenso orinal:/ ¡Rompamos un clavo!// Por el engaño antinacional,/ anticonstitucional,/ continúa el carnaval,/ el beso circunstancial,/ carnal, bucal y brutal,// Delante de la catedral,/ detrás del cardenal/ el amor será celestial,/ dentro del confesional,/ allí donde quieras, da lo mismo:/ ¡Rompamos un clavo!// La burla espiritual,/ repoblación forestal/ y por el último funeral,/ nos acercamos al final,/ y si todavía eres cómo deberías:/ ¡Rompamos un clavo!// Por el error gramatical,/ por cualquier ideal,/ la situación ilegal,/ plomo integral/ y por todo lo inmoral:/ ¡Rompamos un clavo!// Hacia la recta final,/ por la internacional/ y el empuje inicial,/ la victoria parcial, por todo el bien y todo el mal:/ ¡Rompamos un clavo!// Por el grosero y el gamberro,/ el caudillo no era inmortal,/ la crisis ministerial,/ mentalidad medieval/ y la ley perjudicial:/ ¡Rompamos un clavo!// Por la justicia total,/ contra el cáncer oficial,/ contra el código actual,/ contra el poder personal/ y toda la corte real:/ ¡Rompamos un clavo!

Fotem un clau

Per la misèria mental,

la restricció sexual,

contra la força animal,

el sindicat vertical,
i la dispensa papal:
Fotem un clau!

Per la conversa banal,

i la renda nacional,

contra el feixisme fetal,

sigui per la via anal

o la via vaginal:

Fotem un clau!

La mandra dominical,

la por internacional,

el cordó umbilical,

l’hara-kiri mensual

i el diluvi universal:
Fotem un clau!

La bogeria cabal,

per l’elecció municipal,

el crist rei sacramental,

el pecat original

i l’arrambada total:
Fotem un clau!

Per la mitra arquebisbal,

per qualsevol arsenal

i la frase proverbial,

pel treball infernal,

aquest immens orinal:

Fotem un clau!

Per l’engany antinacional,

anticonstitucional,

continua el carnaval,

el petó circumstancial,

carnal, bucal i brutal.

Davant de la catedral,

darrera del cardenal

l’amor serà celestial,
dintre del confessional,

Allí on vulguis, tant se val:

Fotem un clau!

La conya espiritual,
repoblació forestal
i per l’últim funeral,

ens acostem al final,

i si encara ets com cal:

Fotem un clau!

Per l’error gramatical,

per qualsevol ideal,
la situació il·legal,
torracollons integral

i per tot lo immoral:
Fotem un clau!

Cap a la recta final,
per la internacional
i l’embranzida inicial,

la victòria parcial,
per tot el bé i el mal:

Fotem un clau!

Pel groller i el morral,

el cabdill no era immortal,

la crisi ministerial,
mentalitat medieval

i la llei perjudicial:
Fotem un clau!


Per la justícia total,

contra el càncer oficial,

contra el codi actual,

contra el poder personal
i tota la cort reial:
Fotem un clau!

Pi de la Serra

Las Madres del Cordero, por Antonio Piera


Antonio Piera, uno de los mejores y más claros blogueros que circulan por la red hoy en día, autor de malablancayenbotella, y miembro de los grupos Las Madres del Cordero y Desde Santurce a Bilbao Blues Band, rescató ayer un artículo sobre el grupo que creo que os interesará. Francamente, Antonio, a mí no me parece que cuentes batallitas: porque todos las contamos de vez en cuando; incluso yo, que ya tengo alguna, y no me cansó de repetir que le saqué los colores AL IMBÉCIL DE AGAPITO MAESTRE (ya está ya lo he dicho) en mitad de una clase dejando al descubierto su total ignorancia (uf, que bien me he quedado).


¿Cárcel, exilio o batallón disciplinario? (memorias)

Acabo
de reencontrar un texto que escribí hace un año, para la reedición de
los discos del grupo. Como no os había hablado a fondo nunca de este
tema, me permito hacerlo ahora, para que así vayan estando bien
juntitas, además, mis obras completas.

Nunca he sido
partidario de contar en público historias biográficas de la militancia
antifranquista, porque todas tienen un regusto de abuelo Cebolleta y un
trasfondo de factura impagada, y porque ambas son formas de proceder de
las que huyo como de la peste, las primeras porque te aviejan más aún y
las otras, tan comunes entre tantos necesitados de currículo, porque
envilecen. Pero me resulta imposible resistirme al anecdotario
evocador, que tiene otras tripas y a veces hasta divertidas, y por eso
escribo esto, porque tampoco han pasado tantos años, qué coño, de
cuando nos acechaban los sociales y nos perseguían los grises o los
civiles, y me fastidia que todo el mundo se empeñe en olvidarlo como si
hubiera ocurrido en la noche de los tiempos, más o menos coetáneo con
el diluvio universal.

En los años 68 y 69 de aquella era, las Madres del Cordero
éramos un grupo de amigos y conocidos con abundantes y prolijas
convicciones revolucionarias, antifascistas, republicanas y
antiimperialistas (¡toma ya, lo dije!), algunos de los cuales
incluso militantes en organizaciones clandestinas, y que hasta acogía
en sus filas dignos representantes del revisionismo, en extraordinario
alarde de heterodoxia que no siempre comprendían bien nuestros
responsables jerárquicos. Hasta debo decir que algunos estuvimos en la
creación y desarrollo de una asociación ultraizquierdista llamada Unión Popular de Artistas,
que alcanzó cierto protagonismo en el sector. No era la disciplina
ciega nuestra virtud más destacada, aunque sí nos animaban la utópica
convicción de que aquello servía para algo, la certeza de que había que
hacer algo y la necesidad biológica de acabar con Franco padre o con
algo, vaya usted a saber, de lo que no nos gustaba nada, que era mucho.

Profundas
y muy concretas convicciones, como puede observarse, pero que, aunque
parezca mentira, nos colocaban de oficio en la vanguardia radical de
una sociedad ciertamente adocenada (para nosotros aborregada, que por eso éramos radicales), que
asumía el franquismo como mal menor, en la que las mujeres seguían
necesitando el permiso de sus maridos para sacarse el carnet de
conducir o abrir cuenta en un banco, y en la que el fútbol, los toros y
la música yeyé actuaban como bálsamo o cataplasma. Todos
pagamos por ello, en mayor o menor medida, tanto como grupo perseguido,
censurado y agobiado, de trayectoria preñada de prohibiciones, como
individualmente, ya que algunos pasamos de los lóbregos calabozos de la
Dirección General de Seguridad, a la cárcel de Carabanchel (menos mal que estaba Chicho Sánchez Ferlosio, lo que ayudaba mucho, sobre todo a los demás),
a la de Jaén, al batallón disciplinario de Plasencia o al dorado
champán del exilio en París a tiempo de ver a los comuneros zamoranos
de Agustín García Calvo en La Boule d’Or.

No
era para tanto, se dirá sin duda el que escuche ahora nuestras
canciones de entonces, pero el caso es que sí lo fue, aparente
contrasentido cuyos principales aliados eran la absoluta falta de
sentido del humor de los estirados próceres de una patria soberbia y
estúpida, la cerril obediencia de sus testaferros bobos, censores o
policías, la necedad de los militares, el miedo de los que iban a
heredar el sistema y la desconfianza de los que gestaban la platajunta
escondiendo sus concesiones. A todos ellos les doy las gracias, en
grupo y uno a uno si hiciera falta, porque sin ellos no me habría
divertido tanto, ni me hubiera podido creer Robin Hood. Ahora
tan sólo reivindico, cuando me acuerdo, un lugar al sol, en una
esquina, desde el que pueda seguir observando el mundo de alrededor y
sonriendo ante lo que veo por la comisura de los ojos. Amén.

publicado por Antonio Piera, en malablancayenbotella


Por favor, los comentarios (si los hubiera) remitídselos a Antonio mediante los enlaces que os he puesto.

A %d blogueros les gusta esto: