Los caminos del Señor


Al igual que el incombustible Javier Krahe, deseo dedicarle esta canción suya a Rouco Varela y a todos esos ¿cristianos? (es decir, auto-proclamados cruzados y mártires, profetas de taberna y talibanes de sacristía) que piensan que los caminos del Señor pasan por la urna con la papeleta del PP: sin PP no hay salvación, y quién no vote al PP es una ateo y un hereje. Alguien debiera decirles que ellos no siguen la iglesia de San Pedro, sino la de Judas Iscariote:

Los caminos del Señor


La otra tarde en la iglesia,
que era fiesta de guardar,
me dio un ataque de amnesia,
no podía recordar, a quién coño fui a rezar,
yo,que siento por Jesús (bis)
¡repelús!.


Imaginad mi problema,
cualquier otro sin mi fe
con seguridad blasfema
o se va a tomar café,
pero yo no flaqueé
no podía estar allí (bis)
¡porque sí!.


"He perdido la memoria,
le expliqué al santo varón,
eche una jaculatoria
o una salve a la intención,
tengo un lío del copón,
no comprendo, hay de mí (bis)
¡qué hago aquí!".


"Calma, me dijo el beato,
por mi honor de sacristán,
rezaré a San Cucufato
tus recuerdos volverán,
o sus huevos sufrirán."
Y le ató al pobre un cordel (bis)
¡que cruel!.


Recuperé por entero
gracias a su intercesión
la memoria y un mechero
que no entraba en la oración,
¡eso sí que es devoción!.
Le quedaba además (bis)
¡mucho gas!.


Le di lumbre a un monaguillo
y una hostia al sacristán
y les vacié el cepillo
a San Cosme y San Damián,
recordando que mi plan
era entrar a aquel lugar (bis)
¡a robar!.


Tú, que nunca vas al templo,
tú que estás en el error,
toma de mi historia ejemplo,
rectifica pecador
y recorre sin temor
los caminos del Señor (bis)
Sí, Señor.

Javier Krahe

letra extraída de http://proyectokrahe.org/index.html
vídeo fragmento del documental Ésta no es la vida privada de Javier Krahe
Nota sobre la letra: es tradición de algunos pueblos, hasta convertirse en una tradición general, que cuando se pierde algo, para encontrarlo hay que atarle en los testículos a una figura de San Donato o San Cucufato (San Cugat para los catalanes) un cordel mientras se recita esta oración:
"San Cucufato
san Cucufato
Los cojones te ato,
y si no lo encuentro,
no te los desato."
Cuando el objeto en cuestión es encontrado se le quita el cordel al santo.

2 responses to this post.

  1. Posted by Deivy on 30 mayo, 2007 at 15:29

    oye muy intrezante tu pagina!

  2. […] mucho la atención, y la empleó como tema en, al menos, dos canciones; una esta magnífica “Los caminos del Señor”, y otra, en la que lo emplea como tema principal, que es la de hoy, y no necesita más […]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: