Apéndice a la campaña electoral


¡Bueeeno! Finalmente acabó este suplicio de la campaña electoril… Perdón, electoral (o electo-rectal). Han ganado quienes no tenían que ganar generalmente, porque no se oyeron propuestas por parte de ellos, sino lo típico de "usted esto, usted, aquello; yo eso, yo lo de más allá", hablando en términos nacionales y no regionales (insisto: la abstracta idea de España -si es que existe- no va a solucionar los problemas de Orejilla del Sordete). Por eso, un poco inspirado por el amigo Antonio, no se me ocurre otra cosa que resuma mejor el espíritu de esta peña más que esta canción:

A pesar de todo


¡Ele Manuel! ¡Arsa con la castañuela revival!

A pesar de todo,
todo sigue igual,
si se vive bien para que cambiar;
y si acaso alguno lo pasará mal,
con una quiniela se puede arreglar.
¿Dónde vas a ir que mejor estés?
Piénsalo un momento,
luego quédate.

Porque nos tienen envidia
nos critican desde fuera;
vale más una española
que quinientas extranjeras.

¡Déjalos que piensen!
¡Déjalos que inventen!,
que luego en España
su dinero invierten.
¡Qué viva el turismo!
¡Qué viva el folklor!
Castañuelas, guitarras
¡así se vive mejor!

¿Dónde vas a ir…

¡Ay!
No se por qué gritan tanto
hablando de democracia;
esos inventos modernos (¡oy!)
siempre acaban en desgracia.

Y a pesar de todo…

Maehtro: biss.

¿Dónde vas a ir…

¡Ay!
Terminó la castañuela:
gracias por sus ovaciones,
pero no olviden ustedes
¡que esto es España señores!

Y a pesar de todo…

Maestro, maestro: "trih".
-El "trih" ese.

¿Dónde vas a ir…

¡Ay!
Mucho nos hemos reído,
y estuvo muy bien la risa;
pero si se queda en risa
¡ay, qué risa tía Felisa!

Y a pesar de todo…

Las Madres del Cordero
A %d blogueros les gusta esto: