Cadenas


La siguiente canción es del grupo de folk andaluz Jarcha. Es una de sus
más preciosas composiciones, en la que exponen una filosofía sobre la
libertad muy peculiar: la libertad como un momento de bajada en la
tensión de la cadena que nos oprime, pero que esa bajada de tensión
conlleva el aumento de la opresión en otros.

Cadenas

(Recitado)
No hay libertad sin cadenas,
puede que la tenga Dios,
puedes tú mismo tenerla,
puede tenerla el tirano.
¡Da lo mismo!
A fin de cuentas es la libertad
rodeo que va dando la cadena.

Cadenas de hierro,
cadenas de plata,
cadena apremia,
me dejaban libre
de estarme amarrada.

Libertad
¡Qué gran palabra para el preso!
Carcelero:
tú nunca podrás gozarla.

Cadenas de hierro,
cadenas de plata,
cadena apremia,
me dejaban libre
de estarme amarrada.

La libertad de vivir,
pero, ¿y la libertad, madre?
La libertad de morir.

No hay libertad sin cadenas,
puede que la tenga Dios,
puedes tú mismo tenerla,
puede tenerla el tirano.
Es lo mismo
a fin de cuentas:
es la libertad rodeo
que va dando la cadena.

(Recitado:)
Me soltaron algo más a la cadena
y yo dije: ¡Me dieron la libertad!
La cadena es siempre igual:
eslabón que a mí me sueltan,
a otro se lo apretarán.

Eduardo Álvarez y Ángel Corpa
Intérpretes:
Jarcha
A %d blogueros les gusta esto: