Marta


A un viejo amor…
Marta

La remor del mar a l’alba
i una platja plena d’algues
que aniran assecant-se al sol.
El gust salat de les roques
i el vol tranquil de les poques
gavines que entren al port.

Les barques que al matí tornen,
les xarxes que en el moll dormen
i ells vells carrers empedrats.
L’església humil i menuda
i entre la boira, perduda
llunyana y grisa, la ciutat.

Em parlen de Marta…

Les blanques cases del poble
i l’home vell que canta cobles
mentre va venent el peix,
i la dona que amb desgana
mou entre ses mans la llana.
(Qui sabrà què és el que teix).

El castell, l’illa petita,
la cova, el far i l’ermita
i els amics d’un altre temps
i el rellotge que no corre
i aquests infants que a la sorra
han trobat el seu carrer.

Em parlen de Marta…

Les hores buides que passen
i el camí que em torna a casa
després de molt caminar.
Cada moble i cada llibre,
cada racó on junts vam viure
moments com ningú no sap.

Les meves mans i els meus llavis
que del seu gust viuen àvids
i no poden oblidar.
Les llargues nits sense lluna,
les ones i cadascuna
de les llums que hi ha en el mar.

Em parlen de Marta…


El rumor del mar en el alba/ y una playa llena de algas/ que irán secándose al sol./
El sabor salado de las rocas/ y el vuelo tranquilo de las pocas/ gaviotas que entran en el puerto./
Las barcas que por la mañana vuelven,/ las redes que en el muelle duermen/ y las viejas calles empedradas./
La iglesia humilde y pequeña/ y entre la niebla, perdida,/ lejana y gris, la ciudad./
Me hablan de Marta.../
Las blancas casas del pueblo/ y el hombre viejo que canta coplas/ mientras va vendiendo pescado,/ y la mujer que con desgana/
mueve entre sus manos la lana./ (Quién sabrá qué es lo que teje)./
El castillo, la isla pequeña,/ la cueva, el faro y la ermita/ y los amigos de otro tiempo/ y el reloj que no anda/ y estos niños que en la arena/
han encontrado su calle./
Me hablan de Marta.../
Las horas vacías que pasan/ y el camino que me lleva a casa/ después de mucho caminar./
Cada mueble y cada libro,/ cada rincón donde juntos vivíamos/ momentos como nadie sabe./
Mis manos y mis labios/ que de su sabor viven ávidos/ sin poderlos olvidar./ Las largas noches sin luna,/ las olas y cada una/
de las luces que hay en el mar./
Me hablan de Marta...

One response to this post.

  1. Posted by FEDE on 1 julio, 2007 at 20:48

    Hello Gus, la verdad es que siempre me gusta entretenerme algo en tu espacio pues lo encuentro interesante, pero hasta que no repare el cacharro solo tengo tiempo de mandarte un saludo y recordarte que aqui en Valencia tienes un amigo (quiero decir otro amigo) pues supongo tendras alguno más.
    PD. Tengo en cuenta lo de la foto dedicada a tu nombre delos componentes de Al Tall, lo que ocurre es que mi amigo Miguel  ha sido papá y anda un poco "descontrolao". Salu2.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: