Deuda cumprida


Otro bello poema gallego que fue musicado y cantado por Xerardo Moscoso. Es un tópico literario curioso el que usa Freire aquí: el del poeta que al morir desea esparcirse por el mundo para dar bellos y necesarios frutos como el pan o la respiración, al igual que intenta hacer con la poesía que escribe:

Deuda cumprida

Nos meus vinte anos
fai pouco cumpridos
tomo papel, lápiz e verba,
e digo prá cando
os ollos se me pechen
pra sempre deste
o meu corpo…
E que se queime,
e que o queimado
se exe esparcido onde chegue,
confundido co ar
será respiración
de alguén algún día.
Tal vez entra herba
fagan nascer
herba boa pra
manté-lo gando.
Tal vez sexa
unha espigade trigo,
e da espiga e do ar
e da herba saldrá,
aínda que ninguén o queira,
o pan de amor de sempre.

En mis veinte años hace poco cumplidos tomo papel, lápiz y palabra; y digo para cuando se me cierren para siempre los ojos de este cuerpo mío… Y que se queme, y que lo quemado se eche esparcido a donde llegue, confundido con el aire será respiración de alguien algún día. Tal vez entre la hierba hagan nacer hierba buena para cuidar el ganado. Tal vez sea una espiga de trigo, y de la espiga y del aire y de la hierba saldrá, aunque nadie lo quiera, el pan de amor de siempre.

X. Freire
A %d blogueros les gusta esto: