Los monarco-fascistas


Mira macho: a mí el rey ni me va ni me viene, y los príncipes otro tanto. Por eso no soporto la estúpida ñoñería que los medios de comunicación muestran hacia la Familia Real: "La familia real de vacaciones" (¡coño!), "No sé qué Froilán de 1ª comunión", "Bautizo de dª Sofía Jr."… A mí me recuerdan a las machaconas noticias y documentales de los años de la longa noite de pedra sobre "Las increíbles y desfasadas aventuras y gansadas de la familia Franco". Por eso, hoy el juez del Olmo se ha lucío el tío: como no le gustaba la portada, va y secuestra la revista. ¡Tócate los cojones! Como a mí no me gusta "El Mundo" me voy a tomar la libertad de secuestrar a Pedro J.,… ¡Ah!, ¿qué es delito?… ¡Ah! que puede secuestar una publicación si atenta contra ciertos derechos fundamentales… ¡Ah! que la Familia Real es un derecho fundamental… ¡Anda! Repíteme eso sin descojonarte, a ver si puedes. Por esa razón, y perdóname Juancar, que no es nada contra ti (a menos que se demuestre lo contrario), voy a ver si a mí también me secuestran… Quiero dedicar esta bonita balada al juez del Olmo ¡VIVA EL JUEVES!

Los monarco-fascistas

Monárquicos por tradición y fascistas de vocación, son unos de los especímenes políticos más curiosos dentro de la fauna de la dictadura. A toda esta gente está hecha esta canción:


Los monarco-fascistas no saben lo que hacer
ante el impulso bravo de la revolución;
preparan al pelele con mucha rapidez,
piensa la oligarquía en la Restauración.
Mas el obrero escarmentado antes de ahora
irá muy pronto a la huelga general
para impedir que esos tunantes nos impongan
la monarquía que el pueblo supo aplastar.

Juan Carlos en El Pardo, debajo de un colchón,
pregunta al momio Franco con temblorosa voz:
"¿De quién son esas voces que en la calle se oyen gritar?
¿Son acaso los del FRAP que me quieren degollar?"
Una criada le contesta muy guasona:
"Esas voces que le hacen tiritar
son los gitanos que hacen bailar una mona
y con sus saltos los chicos hace gritar".

Y el embajador yanqui, que el caso conoció,
se presentó en El Pardo temblando de emoción,
y al hermoso monarca sus fuerzas le ofreció,
que son la 6ª Flota y Torrejón.
Y al conocer esta noticia los obreros,
a las paredes se tuvieron que agarrar
porque la risa les tiraba por el suelo
al conocer el temple de su Majestad.

Popular/ Pedro Faura

Anuncios

One response to this post.

  1. Posted by nieveazulada on 25 julio, 2007 at 21:01

    Vientos Del Pueblo
     
    De nuevo quieren manchar mi tierra con sangre obrera los que hablan de libertad y tienen las manos negras. Los que quieren dividir a la madre de sus hijos y quieren reconstruir la cruz que arrastrara Cristo. Quieren ocultar la infamia que legaron desde siglos, pero el color de asesinos no borrarán de su cara. Ya fueron miles y miles los que entregaron su sangre y en caudales generosos multiplicaron los panes. Ahora quiero vivir junto a mi hijo y mi hermano la primavera que todos vamos construyendo a diario. No me asusta la amenaza, patrones de la miseria, la estrella de la esperanza continuará siendo nuestra. Vientos del pueblo me llaman, vientos del pueblo me llevan, me esparcen el corazón y me aventan la garganta. Así cantará el poeta mientras el alma me suene por los caminos del pueblo desde ahora y para siempre. 
    http://www.goear.com/listen.php?v=4c792aa
     
    quizá los monárquicos deberían saber quien es realmente el pueblo… los legítimos y auténticos soberanos, si es obligado que los haya

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: