A Whiter Shade of Pale


Una de las mejores baladas de uno de los mejores grupos de rock sinfónico de la historia. Dejaos envolver por la magia de Procol Harum:

 


A Whiter Shade of Pale


We skipped the light fandango
Turned cartwheels cross the floor
I was feeling kinda seasick
But the crowd called out for more
The room was humming harder
As the ceiling flew away
When we called out for another drink
The waiter brought a tray

And so it was that later
As the miller told his tale
That her face, at first just ghostly,
Turned a whiter shade of pale

She said, there is no reason
And the truth is plain to see.
But I wandered through my playing cards
And would not let her be
One of sixteen vestal virgins
Who were leaving for the coast
And although my eyes were open
They might have just as wellve been closed
She said, Im home on shore leave,
Though in truth we were at sea
So I took her by the looking glass
And forced her to agree
Saying, you must be the mermaid
Who took neptune for a ride.
But she smiled at me so sadly
That my anger straightway died

If music be the food of love
Then laughter is its queen
And likewise if behind is in front
Then dirt in truth is clean
My mouth by then like cardboard
Seemed to slip straight through my head
So we crash-dived straightway quickly
And attacked the ocean bed.

Saltamos el fandango ligero,/ dimos volteretas por el suelo./ Me sentí un poco mareado,/ pero la multitud pedía más./ La habitación estaba tarareando más fuerte/ cuando el techo voló lejos./ Cuando pedimos otro trago/ el camarero trajo una bandeja.// Y entonces sucedió más tarde,/ cuando el molinero contó su cuento,/ que su cara, al principio sólo espectral,/ se tornó con una sombra más blanca de palidez.// Ella dijo, no hay razón,/ y la verdad se ve claramente./ Pero recorrí por mis naipes/ y no la dejaría ser/ una de las dieciséis vírgenes vestales/ que se iban hacia la costa,/ y aunque mis ojos estaban bien abiertos/ podrían haber estado cerrados./ Ella dijo, estoy en mi hogar de la costa,/ aunque en realidad estábamos en el mar./ Así que me la llevé por el espejo/ y la forcé a aceptar/ diciendo, debes ser una sirena/ que se llevó a Neptuno a dar una vuelta;/ pero ella me sonrió tan tristemente/ que mi ira inmediata murió.// Si la música fuera la comida del amor,/ entonces la risa es su reina,/ y de la misma manera que si lo de atrás estuviera  delante,/ entonces lo sucio en realidad está limpio. Mi boca entonces como cartulina/ pareció resbalar directamente a través de mi cabeza,/ entonces nos zambullimos rápidamente/ y corrimos hacia la cama del océano.

words & music
Gary Brook & Keith Reid
Anuncios

One response to this post.

  1. Posted by Mª Mercè on 24 agosto, 2007 at 13:28

    Kaixo Gustavo:
     
    Tengo costumbre de responder a vuestros comentarios en el mismo sitio dónde me los habéis dejado. Así quien los lea, puede ir siguiendo el hilo de la conversación. O sea, que allí te he dejado mis respectivos "comments".
     
    Un abrazote.
    Mª Mercè. 

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: