Al presidente de Chile, Salvador Allende


No los creais
cubría su rostro
la misma máscara
la lealtad en la boca
pero en la mano una bala…
Al fin los mismos en Chile
los mismos en Chile que en España

Todo acabó mas la muerte
la muerte no acaba nada
mirad: han matado a un hombre
ciega la mano que mata
cayó ayer, pero su sangre
hoy ya mismo se levanta
hoy ya mismi se levanta…

No los creais
cubría su rostro
a misma máscara
la lealtad en la boca
pero en la mano una bala…
Al fin los mismos en Chile
los mismos en Chile que en España.

Rafael Alberti
A %d blogueros les gusta esto: