Canción de la novia del pescador


No quisiera hacer frivolización del tema, pero reconozco lo dura que es la vida del marinero y del pescador, la mayoría de las veces muy desagradecida. A todos ellos y a sus familias van dedicadas estos dos poemas, ambos musicados por Adolfo Celdrán. Éste es el primero:

Canción de la novia del pescador

A la pesca del atún se van los mozos,
que no se enfade la mar y vuelvan todos.
¡Ay, madre! ¡que se me va!
¡que se me marcha mi novio!
De la pesca del atún vendrán los mozos
y traerán los barcos llenos de peces de oro.
¡Ay, madre! Me casaré si quiere el mar en otoño.

Jesús López Pacheco
A %d blogueros les gusta esto: