Què volen aquesta gent?


En 1968, María del Mar Bonet grabó una canción en la que relataba el "suicidio" de un estudiante al verse acorralado por los agentes de la Brigada Político-Social de la policía franquista. Como era necesario, María del Mar sólo dejaba entrever las cosas, y daba la sensación de decir que el chico no se suicidó, sino que fue asesinado. Quién la iba a decir a ella que un año después esa historia se convertiría en realidad: en 1969 los diarios traían la noticia de que el estudiante Enrique Ruano, al huir de la tétrica Político-social, se arrojaba por el hueco de la escalera; ésta era la versión oficial, pero todo el mundo tenía la impresión de que el muchacho no se arrojó, sino que fue arrojado.
Aunque desde el principio María tuvo problemas para cantar esta canción en público, pues se la prohibían en los recitales y no estaba permitido radiarla, no cabe duda alguna de que a raíz de este suceso esas dificultades se multiplicaron. Hasta 1977 no la pudo grabar en LP (en 1968 la grabó en EP): aparece en Alenar; no obstante, a principios de los 70 Elisa Serna, desde su exilio parisino, la grabó en  castellano con el nombre "¿Esta gente qué querrá?" para su disco Quejido, que años después (cuando Elisa fue legal) se editó en España con el nombre Este tiempo ha de acabar.

http://www.goear.com/files/localplayer.swf

Què volen aquesta gent


De matinada han trucat,
són al replà de l’escala;
la mare quan surt a obrir
porta la bata posada.

Què volen aquesta gent
que truquen de matinada?

"El seu fill, que no és aquí?"
"N’és adormit a la cambra.
Què li volen al meu fill?"
El fill mig es desvetllava.

La mare ben poc en sap,
de totes les esperances
del seu fill estudiant,
que ben compromès n’estava.

Dies fa que parla poc
i cada nit s’agitava.
Li venia un tremolor
tement un truc a trenc d’alba.

Encara no ben despert
ja sent viva la trucada,
i es llença pel finestral,
a l’asfalt d’una volada.

Els que truquen resten muts,
menys un d’ells, potser el que mana,
que s’inclina pel finestral.
Darrere xiscla la mare.

De matinada han trucat,
la llei una hora assenyala.
Ara l’estudiant és mort,
n’és mort d’un truc a trenc d’alba.

De madrugada han llamado,/ están en el rellano de la escalera;/ cuando sale a abrir la madre/ lleva la bata puesta.// ¿Qué es lo quiere esta gente/ que llaman de madrugada?// —“Su hijo, ¿se encuentra aquí?”/ —“Está durmiendo en su cama./ ¿Qué desean de mi hijo?/ El hijo se despertaba.// La madre bien poco sabe/ de todas las esperanzas/ de su hijo estudiante/ que tan comprometido estaba.// Hace días que habla poco,/ cada noche se agitaba./ Un temblor lo recorría/ temiendo una llamada al romper el alba.// Aún no del todo despierto/ oye clara la llamada/ y se lanza por el ventanal/ al asfalto en un vuelo.// Los que llaman enmudencen/ menos uno, quizás el que manda,/ que se asoma al ventanal./ Detrás chilla la madre.// De madrugada llamaron,/ la ley una hora señala./ Ahora el estudiante está muerto,/ murió de una llamada al romper el alba.

Letra: Lluís Serrahima
música: María del Mar Bonet
A %d blogueros les gusta esto: