Archive for 9/10/07

Cerca de mañana


Poema de Carlos Álvarez:


Cerca de mañana

Colocar un peldaño es lo importante;
acortar el peligro y la distancia;
asomar ya los dedos como garfios
por el alto pretil de la muralla.

Colocar un peldaño es lo importante;
y dejar que el esfuerzo del hermano
apoye su raíz en nuestra espalda;
es tan difícil comenzar de nuevo,
es tan mísero partir desde la nada
y está ya tan lejano el primer árbol
y estamos tan cerca de mañana…

Con el pecho cubierto de musgo,
sumergido en el frío que me avanza
un presagio de espumas y de brisas
me adormece el rencor en la garganta,
seguiré donde estoy: como un
relieve sin cultivar
del muro que adelanta su mano
hasta otras manos.
¡Que me crezca en el hombro
el dolor de una pisada!

Colocar un peldaño es lo importante;
aunque el mar no se acerque hasta mis ojos
alguien lo podrá ver desde mi espalda.
Colocar un peldaño es lo importante;
y dejar que el esfuerzo del hermano
apoye su raíz en nuestra espalda;
es tan difícil comenzar de nuevo,
es tan mísero partir desde la nada
y está ya tan lejano el primer árbol
y estamos tan cerca de mañana…

Carlos Álvarez

Anuncios

Encara


Una de las canciones más elaboradas de Lluís Llach, concebida como una especie de continuación de su épico "Venim del nord, venim del sud", es ésta: "Encara", grabada hacia 1979, después del ciclón de la transición, que tanto dejó por hacer, entre otras cosas eso que ahora mismo se está debatiendo y a lo que sólo se puede oponer una serie de personas que, tal vez, tengan algo que esconder, de lo que avergonzarse (me gustaría, francamente, saber qué hacía Acebes en los días de la transición). Aunque la canción se refiere más bien y exclusivamente al tema catalán, realmente, más o menos, muchos pueden ver reflejados aquí ese sentimiento de "todavía", que es doble: todavía por hacer/ todavía hay ganas… Por una ley de la memoria histórica digna y justa:

Encara


Venim del nord,
venim del sud,
de terra endins,
de mar enllà.

Trepitjades terres que en el pas dels segles no heu trobat repòs.
Encara
cal obrir l’oracle de nostra història per a saber què som
Encara
esquinçades terres que heu vist les fronteres dins el vostre cos
Encara
escolteu la veu de tots aquells que creuen que és temps de cantar:

Trepitjades terres que vàreu perdre a Almansa el vostre dret a ésser
Encara
si creiem que som, malgrat tantes nits que ens han allunyat,
Encara
esquinçada llengua, fidel testimoni del que encara som,
Encara
escolteu la veu de tos aquells que creuen que és temps de cantar:

Trepitjades terres que heu plorat amb fills el dret d’existir,
Encara
perquè avui és hora de poder lluitar pel que volem ésser
Encara
esquinçades terres que rebeu el dia amb els mateixos mots
Encara
escolteu la veu de tots aquells que creuen que és temps de cantar:

Esquinçades terres que heu vist les fronteres dins el vostre cos
Encara
trepitjades terres que vàreu perdre Almansa el vostre dret a ésser
Encara
esquinçada llengua, fidel testimoni del que encara som,
Encara
perquè avui és l’hora de poder lluitar pel que volem ésser
Encara


Venimos del Norte,/ venimos del Sur,/ de tierra adentro,/ de allende el mar.// Holladas tierras que no encontrasteis reposo en el paso de los siglos/ Todavía/ es preciso abrir el oráculo de nuestra historia para saber qué somos/ Todavía/ holladas tierras que habéis visto las fronteras dentro de vuestro cuerpo/ Todavía/ escuchad la voz de todos los que creen que es tiempo de cantar:// estr.// Holladas tierras que perdisteis en Almansa vuestro derecho a ser/ Todavía/ si creemos que somos, pese a tantas noches que nos han alejado/ Todavía/ desgarrada lengua, testimonio fiel de lo que aún somos/ Todavía/escuchad la voz de todos los que creen que es tiempo de cantar:// estr.// Holladas tierras que habéis llorado con hijos el derecho de existir/ Todavía/ porque hoy es hora de poder luchar por lo que queremos ser/ Todavía/ holladas tierras que recibís el día con las mismas palabras/ Todavía/ escuchar la verdad de aquellos que creen que es tiempo de cantar.// estr.// Desgarradas tierras que habéis visto las fronteras dentro de vuestro cuerpo/ Todavía/ holladas tierras que perdisteis en Almansa vuestro derecho a ser/ Todavía/ desgarrada lengua, testimonio fiel de lo que aún somos/ Todavía/ porque hoy es la ocasión de poder luchar por aquello que queremos ser/ Todavía


Lluís Llach

Quan jo vaig nàixer


En estos días se va a debatir la Ley de Memoria Histórica… Veremos cómo queda.
Unos están a favor plenamente; otros consideran que faltan cosas, pero se declaran a favor; otros, por las mismas razones, se declaran en contra; y sólo un partido, que todos sabemos cuál, se declara abiertamente en contra porque "va a dividir a los españoles". Si el Cristo Rey de Acebes cree eso, es que es más gilipollas de lo que creíamos, pues es precisamente ese olvido el que divide. Tal vez, tengan algo de lo que avergonzarse…
En 1966 Raimon escribió una hermosa reflexión en forma de canción sobre el tema, que creo que es a lo que se debería resumir tal ley:

Quan jo vaig nàixer


A l’any 40, quan jo vaig nàixer,
encara no havien mort tots.

Molts es varen quedar, havien guanyat, diuen.
Molts es varen quedar, havien perdut, diuen.
d’altres conegueren l’exili i els seus camins.

A l’any 40, quan jo vaig nàixer,
jo crec que tots, tots, havíem perdut…

Jo no he vist aquelles morts de ràbia,
jo no he vist aquelles morts de fam,
jo no he vist aquelles morts al front,
jo no he vist aquelles morts a les presons.
No, jo no ho he vist i tot m’ho han contat,
i encara avui al meu poble ho conten,
i encara avui la gent que ho ha vist amb por, ho conta.

No, jo no ho he vist ni vull veure-ho mai,
ni a l’any 70, ni a l’any 40,
ni a cap any dels anys.

A l’any 40, quan jo vaig nàixer,
jo crec que tots, tots havíem perdut,
a l’any 40.

En el año 40, cuando yo nací,/ aún no habían muerto todos.// Muchos se quedaron, habían ganado, dicen./ Muchos se quedaron, habían perdido, dicen./ Otros conocieron el exilio y sus caminos.// En el año 40, cuando yo nací,/ creo que todos, todos habíamos perdido…// Yo no he visto aquellas muertes de rabia,/ yo no he visto aquellas muertes de hambre,/ yo no he visto aquellas muertes en el frente,/ yo no he visto aquellas muertes en las prisiones./ No, yo no lo he visto y todo me lo han contado,/ y todavía hoy en mi pueblo lo cuentan,/ y todavía hoy, con miedo, la gente que lo ha visto lo cuenta./ No, no lo he visto ni quiero verlo nunca,/ ni en el año 70 ni en el año 40,/ ni en ningún año de los años.// En el año 40, cuando yo nací,/ creo que todos, todos habíamos perdido,/ en el año 40.

Raimon

Nanas del Che


Un poema de Víctor Manuel Arbeloa que musicó Luis Pastor para su disco Vallecas:

Nanas del Che

-Despierta, mi niño,
que viene Guevara,
los ojos ardientes,
florida la barba.

-Despierta, mi niño,
que ya viene el Che;
dicen que es muy malo,
yo no sé por qué.

-Despierta, mi niño,
que se acerca Ernesto,
gritando a los pobres
este mundo es nuestro.

-Despierta, mi niño,
que está con nosotros
un pastor del pueblo
que espanta a los lobos.

-Duérmete, mi niño,
que es mejor no ver
lo que aquellos lobos
han hecho con él.

letra: Víctor Manuel Arbeloa
música: Luis Pastor
A %d blogueros les gusta esto: