Tordos y caracoles


Acercándose el día de la fiesta nacional comienzan a aparecer, como los gusanos cuando se pudre la carne, un montón de gente que se hacen llamar patriotas. Uno intenta respetar casi todos los puntos de vista, y me parece muy bien que haya gente que se auto-defina como patriota: con esto quiero decir gente que hace cosas, no ya por su nación, que es un tema muy abstracto (a menos que sea un político), sino, siguiendo una máxima que dice "piensa globalmente, actúa localmente", hace cosas por su barrio, por su pueblo, por su ciudad… No es necesario pasearse todo el santo día con la bandera bicolor (entiendo la bandera tricolor republicana como nacional), silbando la "Marcha Real" o cantando a voz en cuello el "Que viva España" de d. Manolo Escobar (quien ha llegado a decir que no la volverá a cantar más porque fue cosa de otra época distinta): no; eso sería como llamar investigador musical a la Pantoja porque cante una o dos coplas del folklore andaluz. Que nadie se confunda: la Pasionaria era tan patriota, o quizás más, que los sublevados.
Tampoco nadie debe llamarse a engaños: el 12 de Octubre no es el día de la patria estrictamente hablando; es el día de la Hispanidad, pues se conmemora la fecha en la que Colón -aun sin saberlo- pisa América por primera vez. Lo que se celebra ese día no es ni más ni menos que la identidad hispánica, incluyendo, por lo tanto, a vascos, catalanes y gallegos, los cuales, al estar situados en lo que los romanos llamaron Hispania, son también hispanos: el resto es política. Por esa razón, y no en tiempos de Franco como la gente se cree, al 12 de Octubre se le llama, y se le sigue llamando en algunos países Latino-Americanos, Día de la Raza.
En fin, que esas cosas de la patria, la bandera, el himno, la corona… tampoco hay que tomárselas muy en serio, que "no ens mena cap bandera que no es digui llibertat" que dijo Lluís (no nos conduce ninguna bandera que no se llame libertad) y esos debates son pura demagogia, creados por los señoritos para tapar los verdaderos problemas -que ellos no sufren-, y sé que a la mayor parte de la gente esas cuestiones se las trae floja. Un poco -bastante- por esto, es por lo que pongo esta canción del Serrat, un tío majo, en el que nos hace diferenciar entre los tordos, despreocupados y libres, y los caracoles, que cargan con sus prejuicios a cuestas:

Tordos y caracoles


No atiende
ese alboroto de tordos
a cuestiones
de patria y de frontera,
de próceres,
de aniversarios y banderas,
ni aún hoy que es
día de fiesta nacional,

cuando irrumpe en la canción del sol
de la charca en donde abrevan,
del árbol que esconde el nido
y la compañera,
picando olivos,
hurgando en mieses…,
si el territorio le pertenece.

Les contemplaba una procesión
de caracoles murmurando
su falta de consideración,
a ras de suelo y babeando…

Demasiado ocupados en las palabras
para poner a salvo de ellas las cosas,
demasiado obligados en sus pesadas corazas
como para poder entender a aquél
que lo deja todo para poder ser él.

Demasiado preocupados en palpar con los cuernos,
y en mandar christmas de Navidad,
en prepararse un hermoso entierro.

Joan Manuel Serrat

One response to this post.

  1. Posted by Luis on 12 octubre, 2007 at 18:00

    Hablando estrictamente el 12 de Octubre no fue la primera vez que Colón pisó América. Hay pruebas bastante serias que pueden demostrar que Colón ya estuvo allí (como tantísimos otros antes). Sin más el 12 de Octubre comenzó la colonialización del imperio español.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: