Archive for 15 15+00:00 octubre 15+00:00 2007

Rosa rosae


Esta canción de Labordeta no habla exactamente de la guerra civil, sino de la ardua tarea de ser niño en la posguerra, intentando jugar rodeado de miedo, intentando aprender entre la ignorancia. Recordemos que Labordeta, a diferencia de otros cantautores más jóvenes que él, sí vivió con consciencia la posguerra (al igual que Paco Ibáñez), siendo un niño de un pueblecito de Aragón.

 http://www.goear.com/files/localplayer.swf

Rosa rosae

Rosa rosae
y también el valor de pi
y el recuerdo final por los muertos
de la última guerra civil.
Así, así, así crecí.

Dulcemente educados
en tardes de pavor,
conteniendo la risa
el grito y el amor.
Sin comprender la fuerza
de un viento abrasador,
fuimos creciendo en filas
de dos en dos,
cruzando las ciudades,
los barrios, la ilusión,
dejando todo atrás
sin comprensión.

Rosa rosae
y también el valor de pi
y el recuerdo final por los muertos
de la última guerra civil.
Así, así, así crecí.

Tristemente avanzando
bajo la lluvia, el sol,
el aire pavoroso
de un padre sin valor,
después de amargas horas
de fuego y de terror.
Y la mudéjar torre
aupándose
sobre un barrio vacío
como ojo escrutador,
testigo de la vida,
la muerte y el dolor.

Rosa rosae
y también el valor de pi
y el recuerdo final por los muertos
de la última guerra civil.
Así, así, así crecí.

Salimos adelante,
nunca sé la razón,
quizás como testigos
o naúfragos o heridos,
para plasmar la voz
del que nunca la alzó
sobre el viejo mercado,
turbio y atroz,
de gritos y verduras,
al frío o al calor,
de los eternos días
creciendo alrededor.

Rosa rosae
y también el valor de pi
y el recuerdo final por los muertos
de la última guerra civil.
Así, así, así crecí.

José Antonio Labordeta

la letra ha sido secuestrada de La Cueva del Dinoasurio

Quatre rius de sang


Para apoyar de alguna manera la ley de Memoria Histórica, e incluso para ver si la hacen mejor, colocaré algunas de las geniales canciones que se enmarcan de alguna u otra manera en el episodio de la guerra civil: veréis que ni siquiera entonces se buscaba un revanchismo o se practicaba un maniqueísmo tal como el que ejercita la (ultra) derecha. -Yo creía que el presidente del PP era Rajoy y resulta que es Girón-.
Si el día anterior comenzábamos con Raimon, hoy seguimos con una de sus reflexiones acerca del sangriento episodio. Esta canción hace referencia a la guerra civil en su tierra, en Valencia; de ahí lo de los cuatro ríos de sangre, identificados así con la cuádruple-flama, es decir, la bandera de la Corona de Aragón, de la que dice la tradición tuvo inspiración de la leyenda que cuenta que estando el caudillo catalán Wifred Pilós, o Wifredo el Belloso, herido de muerte, hizo resbalar su mano sobre un escudo, dejando cuatro franjas rojas en él.

Quatre rius de sang


Com sobre l’arbre sec
i la terra eixuta
cau la pluja en ple estiu,
voldria que les paraules
arribassen ací.

Quatre rius de sang,
terra polsosa i vella,
corral ple de baralles
entre els que es diuen germans,
és el que hem trobat.

Una por immensa
que ens ha fet callar tant;
una por immensa
que encara ens fa callar;
una por immensa
que ens ha fet tant de mal,
és el que hem trobat.

I els quatre rius de sang
cada vegada més grans
i un espès silenci,
tallaven tantes mans…
I amb tot un passat nostre
sabem el que volem
des d’aquesta terra, germans,
la dels quatre rius de sang.

Terra polsosa i vella
on creixen noves mans,
on mils i mils de boques,
cansades de silenci
es disposen a parlar
des dels quatre rius de sang.

Como sobre el árbol seco/ y la tierra árida/ cae la lluvia en pleno estío,/ querría que las palabras/ llegasen aquí.// Cuatro ríos de sangre,/ tierra polvorienta y vieja,/ corral lleno de peleas/ entre los que se llaman hermanos,/ es lo que hemos hallado.// Un miedo inmenso/ que nos ha hecho callar tanto;/ un miedo inmenso/ que aún nos hace callar;/ un miedo inmenso/ que nos ha hecho tanto mal,/ es lo que hemos hallado.// Y los cuatro ríos de sangre/ cada vez más grandes/ y un espeso silencio,/ cortaban tantas manos…/ Y con todo un pasado nuestro/ sabemos lo que queremos/ desde esta tierra, hermanos,/ la de los cuatro ríos de sangre.// Tierra polvorienta y vieja/ donde crecen nuevas manos,/ donde miles y miles de bocas,/ cansadas de silencio,/ se disponen a hablar/ desde los cuatro ríos de sangre.

Raimon

A %d blogueros les gusta esto: