Quatre rius de sang


Para apoyar de alguna manera la ley de Memoria Histórica, e incluso para ver si la hacen mejor, colocaré algunas de las geniales canciones que se enmarcan de alguna u otra manera en el episodio de la guerra civil: veréis que ni siquiera entonces se buscaba un revanchismo o se practicaba un maniqueísmo tal como el que ejercita la (ultra) derecha. -Yo creía que el presidente del PP era Rajoy y resulta que es Girón-.
Si el día anterior comenzábamos con Raimon, hoy seguimos con una de sus reflexiones acerca del sangriento episodio. Esta canción hace referencia a la guerra civil en su tierra, en Valencia; de ahí lo de los cuatro ríos de sangre, identificados así con la cuádruple-flama, es decir, la bandera de la Corona de Aragón, de la que dice la tradición tuvo inspiración de la leyenda que cuenta que estando el caudillo catalán Wifred Pilós, o Wifredo el Belloso, herido de muerte, hizo resbalar su mano sobre un escudo, dejando cuatro franjas rojas en él.

Quatre rius de sang


Com sobre l’arbre sec
i la terra eixuta
cau la pluja en ple estiu,
voldria que les paraules
arribassen ací.

Quatre rius de sang,
terra polsosa i vella,
corral ple de baralles
entre els que es diuen germans,
és el que hem trobat.

Una por immensa
que ens ha fet callar tant;
una por immensa
que encara ens fa callar;
una por immensa
que ens ha fet tant de mal,
és el que hem trobat.

I els quatre rius de sang
cada vegada més grans
i un espès silenci,
tallaven tantes mans…
I amb tot un passat nostre
sabem el que volem
des d’aquesta terra, germans,
la dels quatre rius de sang.

Terra polsosa i vella
on creixen noves mans,
on mils i mils de boques,
cansades de silenci
es disposen a parlar
des dels quatre rius de sang.

Como sobre el árbol seco/ y la tierra árida/ cae la lluvia en pleno estío,/ querría que las palabras/ llegasen aquí.// Cuatro ríos de sangre,/ tierra polvorienta y vieja,/ corral lleno de peleas/ entre los que se llaman hermanos,/ es lo que hemos hallado.// Un miedo inmenso/ que nos ha hecho callar tanto;/ un miedo inmenso/ que aún nos hace callar;/ un miedo inmenso/ que nos ha hecho tanto mal,/ es lo que hemos hallado.// Y los cuatro ríos de sangre/ cada vez más grandes/ y un espeso silencio,/ cortaban tantas manos…/ Y con todo un pasado nuestro/ sabemos lo que queremos/ desde esta tierra, hermanos,/ la de los cuatro ríos de sangre.// Tierra polvorienta y vieja/ donde crecen nuevas manos,/ donde miles y miles de bocas,/ cansadas de silencio,/ se disponen a hablar/ desde los cuatro ríos de sangre.

Raimon

Anuncios

One response to this post.

  1. […] omnipresente na cidade. Resulta abraiante, até para quen vai preparado, a omnipresencia dos quatre rius de sang nas cidades catalás. Obviamente non só nas bandeiras oficiais, nin nos símbolos locais […]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: