Rosa rosae


Esta canción de Labordeta no habla exactamente de la guerra civil, sino de la ardua tarea de ser niño en la posguerra, intentando jugar rodeado de miedo, intentando aprender entre la ignorancia. Recordemos que Labordeta, a diferencia de otros cantautores más jóvenes que él, sí vivió con consciencia la posguerra (al igual que Paco Ibáñez), siendo un niño de un pueblecito de Aragón.

 http://www.goear.com/files/localplayer.swf

Rosa rosae

Rosa rosae
y también el valor de pi
y el recuerdo final por los muertos
de la última guerra civil.
Así, así, así crecí.

Dulcemente educados
en tardes de pavor,
conteniendo la risa
el grito y el amor.
Sin comprender la fuerza
de un viento abrasador,
fuimos creciendo en filas
de dos en dos,
cruzando las ciudades,
los barrios, la ilusión,
dejando todo atrás
sin comprensión.

Rosa rosae
y también el valor de pi
y el recuerdo final por los muertos
de la última guerra civil.
Así, así, así crecí.

Tristemente avanzando
bajo la lluvia, el sol,
el aire pavoroso
de un padre sin valor,
después de amargas horas
de fuego y de terror.
Y la mudéjar torre
aupándose
sobre un barrio vacío
como ojo escrutador,
testigo de la vida,
la muerte y el dolor.

Rosa rosae
y también el valor de pi
y el recuerdo final por los muertos
de la última guerra civil.
Así, así, así crecí.

Salimos adelante,
nunca sé la razón,
quizás como testigos
o naúfragos o heridos,
para plasmar la voz
del que nunca la alzó
sobre el viejo mercado,
turbio y atroz,
de gritos y verduras,
al frío o al calor,
de los eternos días
creciendo alrededor.

Rosa rosae
y también el valor de pi
y el recuerdo final por los muertos
de la última guerra civil.
Así, así, así crecí.

José Antonio Labordeta

la letra ha sido secuestrada de La Cueva del Dinoasurio

A %d blogueros les gusta esto: