T’adones amic


Leí ayer con estupor y repugnancia cómo Jaime Mayor Oreja, no sé qué en el PP (no merece más que desprecio) decía, respecto al proyecto de ley de memoria histórica que en el franquismo se vivía con una "placidez extrema" y que el problema del País Vasco no era tan acuciante cuando los guardias civiles gallegos tenían tantas ganas de ir allí.
Por empezar desde el final: si los guardias civiles gallegos querían ir tanto allí, no era porque no hubiera peligro, que lo había, y mucho, sino porque, debido a ese peligro, era el destino en el que más se pagaba.
Sobre la placidez extrema, pues nada: si su familia y cuatro más familias de caciques, señoritos y vendíos vivían tan de puta madre -por lo que ya sabemos- pues para que seguir hablando: como Mayor Oreja vivía plácidamente, todo el mundo vivía plácidamente. Los esfuerzos que para llegar a fin de mes tenía que realizar una familia, como casi todas, eran un pequeño precio; los presos estaban presos porque eran malos; los emigrantes… ¿qué era eso? Y los exiliados… Si no estuvieran exiliados, aquí no se hubiera vivido con extrema placidez. Claro, la gente que se dejaba la espalda en los campos trabajando para otros, los obreros sin garantías, sin derechos; las mujeres sobreexplotadas, denigradas, maltratadas; los presos políticos que no habían hecho a nadie nada malo, y que recibían torturas y palizas en la Dirección general de Seguridad existieron… Pero eso sí, dentro de una placidez extrema: tan extrema placidez era que nadie se atrevía a decir nada, y mucho menos a hacer, por temor a que el cambio de las cosas trajera cosas peores, la peor pesadilla de la sociedad española: la segunda guerra civil y el hambre. Y hay a quien le gustaba vivir en esa placidez extrema.
Al leer todo eso, recordé al gran Raimon cuando decía: "… y nos dicen que no tenemos (historia), que la nuestra es la de ellos". Hay quien padece amnesia, pero también quien ha nacido gilipollas.

T’adones, amic

T’adones, company,
que a poc a poc ens van posant el futur
a l’esquena;
t’adones, amic.
T’adones, company,
que ens el van robant cada dia que passa;
t’adones, amic.
T’adones, company,
que fa ja molts anys
que ens amaguen la història
i ens diuen que no en tenim;
que la nostra és la d’ells,
t’adones, amic.
T’adones, company,
que ara volen el futur
a poc a poc, dia a dia, nit a nit;
t’adones, amic.
T’adones, company,
no volen arguments,
usen la força,
t’adones, amic.
T’adones, company,
que hem de sortir al carrer
junts, molts, com més millor,
si no volem perdre-ho tot,
t’adones, amic.
T’adones, company,
t’adones, amic.

Te das cuenta, compañero,/ de que poco a poco nos
van poniendo el futuro/ a la espalda;/ te das cuenta, amigo./ Te das
cuenta, compañero,/ de que nos lo van robando cada día que pasa;/ te
das cuenta, amigo./ Te das cuenta, compañero,/ de que hace ya muchos
años/ que nos esconden la historia/ y nos dicen que no tenemos,/ que la
nuestra es la de ellos;/ te das cuenta, amigo./ Te das cuenta
compañero,/ de que ahora quieren el futuro/ poco a poco, día a día,
noche a noche;/ te das cuenta, amigo./ Te das cuenta, compañero,/ no
quieren argumentos,/ usan la fuerza,/ te das cuenta, amigo./ Te das
cuenta, compañero,/ de que hemos de salir a la calle,/ juntos, muchos,
cuantos más mejor,/ si no queremos perderlo todo;/ te das cuenta,
amigo./ ¿Te das cuenta, compañero?/ ¿Te das cuenta, amigo?

Raimon

SÍ A LA LEY DE MEMORIA HISTÓRICA DE VERDAD

Anuncios

One response to this post.

  1. Posted by leticia on 18 octubre, 2007 at 10:21

    Es lo que pasa con estos PPeros, sólo se creen SU verdad.Que le pregunten a mi padre (q.p.d.) si los culatazos en su estómago eran consecuencia de su imaginación o placided extrema.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: