Archive for 28/10/07

Homenaxe a Voces Ceibes


Éste es mi último vídeo realizado. Se trata de un homenaje al colectivo de cantautores gallegos Voces Ceibes: Benedicto, Xavier, Xerardo, Guillermo, Vicente, Miro, Bibiano… Tal vez haya quedado un poco pobre, pero vale la pena con tal de escuchar "Os compañeiros" de Benedicto:

En 1967, un grupo de jóvenes universitarios gallegos con ideas afines
decidieron, siguiendo el ejemplo de la Nova Cançó catalana, crear un
colectivo con el propósito de cantar en gallego sobre todo aquello que
les preocupaba. Voces Ceibes (Voces libres), apadrinados por el poeta
Manuel María Fernández, nació oficialmente en un recital en la facultad
de Medicina de Santiago el 26 de abril de 1968: Benedicto, Xerardo,
Xavier, Vicente y Guillermo Rojo fueron los Voces Ceibes iniciales. Más
tarde se les unió Miro Casabella y, finalemente, cerca de su
desaparición en 1970, Bibiano Morón. De aquellos Voces Ceibes sólo
algunos continuaron grabando discos en la siguiente década.
He elegido la canción de Benedicto "Os compañeiros" porque parece hablar de esa hermandad entre ellos.
Éste es mi humilde homenaje al colectivo, al cual hay que dar gracias pues abrió el camino a otros cantantes en lengua gallega.

Anuncios

Camí avall


Ésta es una de mis canciones favoritas de Joan Manuel Serrat, publicada en el LP Joan Manuel Serrat. No lo sé seguro, pero me atrevería a decir que es el primer tema realizado en España que aborda algo relacionado a lo que más tarde se ha dado en llamar la Memoria Histórica. La canción podría pasar sin más: habla de la historia de una mujer que pierde a su marido en la guerra; no dice qué guerra ni en qué bando, salvo la afirmación “Nadie puso una cruz, no hacía falta”. Otra cosa interesante que debemos destacar de la canción es el recurso de Serrat para nombrar a sus protagonistas: “Ella se llamaba Soledad, Rose, María… Él se llamaba Pere, Joan, Lluís o Guillem…”; este recurso de no acabar de definir bien el nombre de los personajes implica el significado de que los dos personajes podían ser cualquier hombre y mujer de Cataluña, y aún Valencia o Islas Baleares (ya que los nombres son catalanes) –Nota: la traducción la he realizado yo, por lo que he decidido mantener los nombres catalanes en vez de traducirlos, excepto “Soledad” y “Maria”; estoy en contra de traducir los nombres, salvo si son personajes históricos y/ o universales-. También destaquemos el verso que dice “nacerán trigos y amapolas cubriendo las fértiles tumbas de los soldados”… Aquí os la pongo, aunque desgraciadamente no he encontrado ningún archivo sonoro o visual: 

Camí avall 

Maduraven els blats,
l'estiu neixia,
les roselles anaven tenyint els camps;
li deien Soledat,
Rosó, Maria...
i amb un pom de flors anavacamí avall.
Camí avall hi ha un revolt
i ell l'esperava,
li deien Pere, Joan,
Lluís o Guillem;
la duran ses mans tallades
molt lluny de la seva gent.
Camí avallqueden les flors,
les anirà tapant la pols que duu el vent.
Però un dia els hi van dir:
«No cal que sembris,
enguany els vostres camps
no han de dar blat,
cal que per un fusell
canvieu l'arada».
Camí avall de matíse'n va un soldat.
Va cremar i va matarmentre envellia,
fins que un altre tiràabans que ell;
l'enterraren un bon diaen un pou amb d'altres cent.
Camí avall
sense un adéu
ningú no hi va posar una creu,
no calia.
Ella va plorar per
la mort de l'home
i pels camps on no
creixia el blat.
Pel camí arribaran
unes mans joves,
per eixugar els seus ulls
i llaurar els camps.
I altre cop naixeran
blats i roselles
cobrint les fèrtils tombes dels soldats:
mor un vell, dos infants neixen.
I tot perd l'olor a cremat.
Camí avallun home mort.
Camí avall
queda un recorddel passat. I avui maduren els blats,
l'estiu començai les roselles van
tenyint els camps;
li diuen Soledat,
Rosó, Maria,
i amb un pom de flors vacamí avall.

Maduraban los trigos,/ el verano nacía,/ las amapolas iban tiñendo/ los campos;/ la llamaban Soledad,/ Rosó, María…/ y con un ramo de flores iba/ camino abajo.// Camino abajo hay una curva/ y él la esperaba,/ le llamaban Pere, Joan,/ Lluís o Guillem./ La llevarán sus manos curtidas/ muy lejos de su gente.// Camino abajo/ quedan las flores,/ las irá tapando/ el polvo/ que trae el viento.// Pero un día les dijeron:/ “No hace falta que siembres,/ que este año vuestros campos/ no han de dar trigo;/ es necesario que por un fusil cambiéis el arado.”/ Camino abajo,/ de mañana,/ se va un soldado.// Quemó y mató/ mientras envejecía,/ hasta que otro/ tiró antes que él;/ le enterraron un buen día/ en un hoyo con otros cien.// Camino abajo,/ sin un adiós,/ nadie puso una cruz:/ no hacía falta.// Ella lloró/ por la muerte del hombre/ y por los campos en donde no/ crecía el trigo./ Por el camino llegarán/ unas manos jóvenes/ para secar sus ojos/ y labrar los campos.// Y otra vez nacerán/ trigos y amapolas/ cubriendo las fértiles tumbas de los soldados:/ muere un viejo, dos niños nacen./ Y todo pierde el olor a quemado.// Camino abajo/ un hombre muerto./ Camino abajo/ queda un recuerdo/ del pasado.// Y hoy maduran los trigos,/ el verano comienza/ y las amapolas van/ tiñendo los campos./ La llamaban Soledad,/ Rosó, María…/ y con un ramo de flores va/ camino abajo.

Joan Manuel Serrat
A %d blogueros les gusta esto: