Tema de los campos/ El trabajo libera


Una posible ley de la memoria histórica no sirve realmente, es decir, no es su fin último, remover y quitar el nombre de calles y plazas (si sólo vemos eso, es que no hemos comprendido nada), ni mucho menos "reescribir" la historia (la pongo entre comillas porque en realidad sobre esto había desde 1939 dos historias) en claves de buenos y malos; se trata de recobrar la dignidad histórica de unas personas que fueron (y son) criminalizadas por sus ideas políticas: aunque no tuvieran en absoluto. Y algunas de esas personas, españolas todas, son aquellas que, aunque a día de hoy algunos se empeñen en negarlo y en minimizarlo, no sólo estuvieron prisioneras en los campos de exterminio nazi, sino que además construyeron a la fuerza sus propias cárceles y mataderos: en Alemania, a mediados de los 40, todo el mundo sabía y decía que cada una de las piedras de Auschwitz llevaba la sangre de un español.
En España, uno de los primeros intentos dentro de lo artístico de rescatar la memoria histórica fue el disco La cantata del exilio, compuesto por el hoy  injustamente olvidado cantautor Antonio Resines y escrito por mi buen amigo Antonio Gómez: en él, combinando las canciones con testimonios reales de quienes lo vivieron -como Teresa Pamíes-, se nos narra las vicisitudes que los exiliados republicanos españoles pasaron desde su salida de España hasta la liberación de París, y, por supuesto, el tema de los españoles en los campos de exterminio fue uno de los que tocaron:

Tema de los campos/ El trabajo libera

Sobre la entrada, en un cartel se leía: "El trabajo hace libres".

Dachau
Buchenwald
Mauthausen
Gussen
Aushwitz
Bergen-belsen
Thelezin
Aurigny
Oraniemburg
Ravensbrück
en todos ellos murieron españoles
fusilados
gaseados
apaleados
de agotamiento
de hambre
de frío
arrojados a los perros
torturados.

Peso medio de un internado en un campo: 40 kilos.
Media de tiempo de vida de un preso: entre 6 y 11 meses.

De los quince mil españoles que fueron internados en los diferentes campos, apenas dos mil pudieron ver el día de la liberación.

A la entrada de Mauthausen, junto a los antiguos cuarteles de las SS., en un grupo escultórico escrito en castellano, francés, alemán y ruso, puede leerse: "Homenaje a los 7.000 republicanos españoles muertos por la libertad."

Antonio Gómez
música de Antonio Resines; recita: Antonio Gómez
A %d blogueros les gusta esto: