Archive for 15/03/08

Els meus ulls aquí


Hacia finales de los 70 y principios de los 80, muchos fueron los cantautores que recrearon a través de canciones cómo era el mundo de su infancia. La mayor parte de ellos había nacido durante los años 40 (lo más viejos, como Paco Ibáñez y Labordeta en los 30, y los más jóvenes, como Luis Pastor, a principios de los 50). La vida en los años 40 y 50 era difícil: se venía arrastrando el drama de la guerra civil y sus consecuencias a todos los niveles: el hambre, la miseria, la persecución política, el consecuente miedo en la población… Hay así un grupo de canciones que reflejan estas situaciones, muy especialmente aquellas que recordaban la escuela de la posguerra: "Rosa rosae" (Labordeta), "Recuerdos escolares (Lole y Manuel), etc., pero también otras más generales como "Quan jo vaig nàixer" de Raimon… Luego hay otras que recrean aquellos días desde una perspectiva satírica. Son concretamente dos: "Temps era temps" (érase una vez) de Serrat, en la que se mezclan los recuerdos negativos con los positivos, como son los dulces de Navidad o la triunfal alineación del Barça, y ésta de Lluís Llach, planteada como una farsa teatral, en la que narra como era la vida en los años 50 en su Verges natal.
Recogida en su disco de 1980, Verges 50, Llach reúne aquí todo lo que ocurría entonces: el integrismo católico que se enseñaba en las escuelas, el fascismo, que progresivamente iría desapareciendo para acercarse a Estados Unidos, los pasatiempos improvisados de los viejecitos, de los ancianos pagesos… En fin: se abre el telón: Verges, 1950:

Els meus ulls aquí

Quan el vent és l’antic amic
que davalla muntanyes per poder-te dur el seu bes
i en l’amor és brau i en el joc fidel
penso que he tingut sort de poder obrir els meus ulls aquí.

Quan el mar és l’antic amant
que et penetra les roques i amara la teva pell
i en l’amor és brau i en el joc fidel
penso que he tingut sort de poder obrir els meus ulls aquí.

Quan el temps… quan el temps…

Temps era temps, quan encara les bruixes
campaven dalt del campanar
i eren mestresses de nits i tempestes
amb línies de vols regulars.

Passeu nens, passeu, és com un guinyol,
ei!, canta el gall, s’ha aixecat el teló,
acte primer, a poc a poc surt el sol.

La plana es desvetlla i el Montgrí fa un gran badall.

Temps de fileres de carros mandrosos
que anaven buscant l’horitzó,
temps de llonguet i la bossa de cuiro
per anar a l’escola, i "cara al sol",
temps de dir: "mossèn: fa més d’un mes
i no sé quants mals pensaments he tingut".
"Fes un promig, fes un promig".
Tocar les parts és un pecat, valga’m Déu,
deu mil inferns van cremant, valga’m Déu.
Ai, pels anys cinquanta la moral dins d’un bastó.
Temps de cinema a tres peles
amb dret a xiular pel retall el petó.
Mentre els avis practicaven llengües
amb els turistes dels contorns:
"Vus tiré tot druat
i després truas quilometres giré cap a la goix.
I ja ho trobareu, ja ho trobareu".
Veus com m’ha entès, el proper te’l fas tu.
Veus, en francès qualsevol se’n surt.
Ai, pels anys cinquanta la saviesa dins el cor.

Quan el temps és l’antic company
que et fa ric en records i pobre en el que vindrà
i amb el vent tan brau i amb la mar fidel
penso que tindré sort si puc tancar els meus ulls aquí,
penso que tindré sort si puc tancar els meus ulls aquí.

Quan el temps… quan el temps…


Mis ojos aquí

Cuando el viento es el viejo amigo/ que desciende de los montes para poder traerte su beso/ y es bravo en el amor, y en el juego es fiel,/ pienso que he tenido suerte de poder abrir mis ojos aquí.// Cuando el mar es el antiguo amante/ que te penetra las rocas y empapa tu piel,/ y es bravo en el amor, y en el juego es fiel,/ pienso que he tenido suerte de poder abrir mis ojos aquí.// Cuando el tiempo… cuando el tiempo…/ Érase una vez, cuando las brujas/ aún se movían en lo alto del campanario/ y eran dueñas de noches y tempestades/ con líneas de vuelos regulares.// Pasad, niños, pasad, es como un guiñol,/ ¡hei! canta el gallo, se ha levantado el telón,/ acto primero, poco a poco sale el sol.// El llano despierta y el Montgrí suelta un gran bostezo.// Tiempos de hileras de carros perezosos/ que iban en busca del horizonte,/ tiempos del panecillo y la bolsa de cuero/ para ir a la escuela, y "cara al sol",/ tiempos de decir: -mosén (1), desde hace un mes,/ y no sé cuantos malos pensamientos he tenido…-/ – Dime el promedio, dime el promedio…-/ Tocarse las partes es pecado, válgame Dios,/ diez mil infiernos están ardiendo, válgame Dios./ Ay, en los años cincuenta la moral dentro de un bastón./ Tiempo de cine a tres pesetas/ con derecho a silbar por el beso cortado./ Mientras, los abuelos practicaban lenguas/ con los turistas de la comarca:/ – Vus tiré tot druat/ y después truas quilometres giré hacia la goix!./ Y ya lo encontraréis, ya lo encontraréis!./ ¿Viste como me entendió? El próximo para ti./ Bah, en francés cualquiera se las compone./ Ay, en los años cincuenta, la sabiduría en el corazón.// Cuando el tiempo es el antiguo compañero/ que te enriquece en recuerdos y te empobrece en lo que ha de venir,/ y con el viento tan bravo, y con la mar fiel,/ pienso que tendré suerte si puedo cerrar mis ojos aquí,/ pienso que tendré suerte si puedo cerrar mis ojos aquí.// Cuando el tiempo… cuando el tiempo…




Lluís Llach

(1) "Mossèn", "mosén": Título que se da a los clérigos en el antiguo reino de Aragón/ Título que se daba a los nobles de segunda clase en el antiguo reino de Aragón. (Diccionario de la RAE)
Letra y traducción extraídas de www.cancioneros.com
A %d blogueros les gusta esto: