Canción para cantar una canción


Este poema de Ángel González viene a definir muy bien el tipo de música que me gusta: frente a esa otra, muy respetable, que ayuda a distraerse:

CANCIÓN PARA CANTAR UNA CANCIÓN

Esa música…
Insiste, hace daño
en el alma.
Viene tal vez de un tiempo
remoto, de una época imposible
perdida para siempre.
Sobrepasa los límites
de la música. Tiene materia,
aroma, es como polvo de algo
indefinible, de un recuerdo
que nunca se ha vivido,
de una vaga esperanza irrealizable.
Se llama simplemente:
canción.

Pero no es sólo eso.

Es también la tristeza.

Ángel González

de Tratado de urbanismo (1967)

One response to this post.

  1. […] estrofa). “Esa música…/ Insiste, hace daño/en el alma…”, dijo Ángel González en su “Canción para cantar una canción”. Pero otras veces, son un gran alivio. Ésta es una historia que me ocurrió hará dos años o […]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: