18 de Maig a La Villa


 Como dije ayer, tal día como hoy, hace 40 años, Raimon ofreció un recital en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Madrid (hoy en día, Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense de Madrid) organizado por el Sindicato Democrático de Estudiantes, especialmente por Arturo Mora Sanz, ya fallecido (y en el que además participó mi buen amigo Antonio Gómez, amigo y maestro). La recaudación se destinaría a los obreros en huelga de la empresa de transporte Pegaso y, lo que sobrara, a un fin común. A pesar de haber sido legalizado, los grises irrumpieron a caballo en la facultad disolviendo al público violentamente. Los disturbios se achacan al público, pero sobre todo al cantante valenciano, al que se le cierran las puertas de Madrid durante doce años. El recital estaba siendo grabado, pero en el momento de que la policía irrumpiera en la facultad, el técnico de sonido tuvo un acceso de miedo y destruyó la grabación, aunque quedan algunas imágenes.

No obstante, a pesar de la prohibición resultante, Raimon quedó profundamente tocado por el ambiente del recital, y quiso reflejarlo en una de sus canciones más solidarias.

Tal y como lo refleja al presentarla ante el público del Campus de Bellaterra, la canción intenta reflejar el ambiente de aquel recital, que le tocó profundamente, y lo tituló "18 de Maig a la Villa"; porque el recital fue el 18 de Mayo, y "a la Villa" porque a Madrid la llaman también La Villa:

 

Raimon__La_voz_de_un_Pueblo

 18 de Maig a la "Villa"

 

I la ciutat era jove,
aquell 18 de maig.
Sí, la ciutat era jove,
aquell 18 de maig
que no oblidaré mai.
Per unes quantes hores
ens vàrem sentir lliures,
i qui ha sentit la llibertat
té més forces per viure.
De ben lluny, de ben lluny,
arribaven totes les esperances,
i semblaven noves,
acabades d’estrenar:
de ben lluny les portàvem.
Per unes quantes hores
ens vàrem sentir lliures,
i qui ha sentit la llibertat
té més forces per viure.
Una vella esperança
trobava la veu
en el cos de milers de joves
que cantaven i que lluiten.
No l’oblidaré mai,
no l’oblidaré mai,
aquell 18 de maig,
no l’oblidaré mai,
aquell 18 de maig
a Madrid.

 

 

18 de Mayo en la "Villa"

Y la ciudad era joven/ aquel 18 de mayo./ Sí, la ciudad era joven,/ aquel 18 de mayo/ que no olvidaré nunca./ Por unas cuantas horas/ nos sentimos libres,/ y el que ha sentido la libertad/ tiene más fuerzas para vivir./ De muy lejos, de muy lejos,/ llegaban todas las esperanzas,/ y parecían nuevas,/ recién estrenadas:/ de muy lejos las traíamos./ Por unas cuantas horas/ nos sentimos libres,/ y el que ha sentido la libertad/ tiene más fuerzas para vivir./ Una vieja esperanza/ encontraba voz/ en el cuerpo de miles de jóvenes/ que cantaban y que luchan./ No lo olvidaré nunca,/ no lo olvidaré nunca,/ aquel 18 de mayo,/ no lo olvidaré nunca,/ aquel 18 de mayo/ en Madrid.

Raimon

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: