Archive for 29 agosto 2008

Bietnam 1970


La guerra de Vietnam dio a los cantautores españoles otro excelente pretexto para cantar. El gran Imanol, desde su exilio parisino, lo hacía acompañado por el genial grupo bretón Gwendal:
 
Bietnam 1970
 
Yanquitarren egunetan,
Bietnamgo herrietan
atzerritarrek nagusitu nahi,
bainan alferrikan.
 
Loreak ximur dirade.
Hanoik kiskali nahi dabe.
Kapitalismorikan ez dago
gerlarikan gabe
 
Non dira bake zaleak,
non demokrazia aldeak
kondenatzeko yanquitarraren
bonba ta kalteak.
 
Armetan dagoz fuerte,
hala ere ezin dute.
Alferrik dabiltz vietnamdar bat
bizirik den arte.
 
Polizi eta armadak
pentsaturik aski dala,
ezin neurtu izandu dute
Herrien indarra.
 
Bietnam ez da bakarra
guziok senide gara.
Inperialisten kontrako dana
gure borroka da!
 
Vietnam 1970
 
En los días de los yanquies/ en los pueblos de Vietnam/ los extranjeros quieren dominar/ pero en vano.// Las flores están marchitas./ Quieren abrasar Hanoi./ No hay capitalismo/ sin guerra.// Dónde están los amantes de la paz,/ dónde los partidarios de la democracia/ para condenar las bombas/ y los daños de los yanquis.// Están fuertemente armados/ sin embargo no pueden./ No conseguirán nada/ mientras haya un vietnamita/  con vida.// La policía y el ejército/ pensando que es suficiente/ no han podido medir/ la fuerza de los pueblos.// Vietnam no está solo:/ Todos somos hermanos./ Lo que está contra el imperialismo/ ¡es nuestra lucha!

 

Imanol

No sé si es que no ha quedado lo suficientemente claro…


nazis_no

Vengo admitiendo, e invitando, como amigos a gente de las más diversas condiciones, siempre y cuando no vea en sus espacios algo feo, algo malo. Pero hay cosas por las que yo no paso…

Fé de erratas


En la anterior entrada, "Give peace a chance", dado que la traducción no era mía, no me di cuenta que habían traducido "masturbation" por "devoración": claramente, ya ha sido subsanado.

Al cantante social, con cariño


Es un hecho demostrado que un tema, por trágico que sea, si suele triunfar, en seguida salen oportunistas con el mero afán de ganar dinero mediante la música. Con el tema de la guerra de Vietnam eso pasó más o menos. Ahora bien, una persona así, que proteste por la pasta, quizás no deba ser trigo limpio. Por eso, Las Madres del Cordero aconsejaban:
 
Al cantante social, con cariño

Amigo, tú que quieres practicar
la noble profesión de cantante social,
yo tengo una receta de éxito seguro,
aunque no original:
los campos de Castilla,
el labrador cansado
en medio del trigal,
son temas socorridos
para poder triunfar.
Pero nunca te pases comparando
al dueño de las tierras
con un señor feudal.
La protesta, querido,
no debe molestar,
y te queda el lirismo
si quieres agradar.
Si el campo no te gusta,
aún puedes hablar
de guerra en el Vietnam,
que tiene la ventaja
de rimar con "napalm".
Pero, ¡por Dios! nunca te olvides
de quien esa guerra
tiene que ganar,
pues los americanos
se pueden enfadar,
ya que están protegiendo
al mundo occidental.

 
letra: Moncho Alpuente
música: Antonio Piera
Las Madres del Cordero

No Vietnam


Hasta ahora hemos visto la protesta musical contra la guerra del Vietnam a nievl internacional a través de dos geniales músicos: Víctor Jara de Chile, y John Lennon del Reino Unido. Pero ha llegado el momento de ver cómo se trató aquí el tema.
Obviamente hablamos de nuestros queridos cantautores en lengua castellana, catalana, gallega y vasca. Como en cualquier otra parte del mundo, aquí la juventud comprometida vio aquella guerra como un inconsentible intento de imponerse a otro pueblo, una invasión de la que muchos creíamos no tendríamos que volver a hablar como hecho de actualidad. Aquí se sabía muy bien lo que era ser un pueblo invadido (no me refiero sólo a una reflexión nacionalista), lo que era no poder elegir su destino… Y, además, España había apoyado a Estados Unidos, relativamente reciente nuevo aliado. Así que la guerra de Vietnam se convirtió, aunque en menor grado, en otro motivo de protesta.
El primero en hacer una canción contra la guerra de Vietnam en 1968, fue nuestro admirado cantautor gallego Benedicto, sirviéndose de un tremendo texto de Lois Diéguez. Claro, puede haber canciones anteriores, pero ésta es la primera en el que el tema se trata explícitamente y de manera monográfica:
 
No Vietnam
 
No Vietnam os ríos xa levan sangue,
os arrozales ficaron cubertos de homes.
¡A loitar! ¡A loitar!

No Vietnam voan bolboretas ensanguentadas
i o chan está sementado de pisadas estranxeiras.
¡A loitar! ¡A loitar!

No Vietnam estoupan diariamente millós de dolares,
e polo mundo escóitanse de cote laios de fame.
¡A loitar! ¡A loitar!

No vietnam morre a libertade afogada polos aviós
i os homes choran… ¡choran e berran!
¡A loitar! ¡A loitar!

No Vietnam os ríos xa levan sangue,
os arrozales ficaron cubertos de homes.
¡A loitar! ¡A loitar!

¡A loitar
no Vietnam!

En el Vietnam los ríos ya llevan sangre,/ los arrozales quedaron cubiertos de hombres./ ¡A luchar! ¡A luchar!// En el Vietnam vuelan mariposas ensangrentadas/ y el suelo está sementado de pisadas extranjeras./ ¡A luchar! ¡A luchar!// En el Vietnam gastan diariamente millones de dólares/ y por el mundo se escuchan constantemente lamentos de hambre./ ¡A luchar! ¡A luchar!// En el Vietnam muere la libertad ahogada por los aviones/ y los hombres lloran… ¡lloran y gritan!/ ¡A luchar! ¡A luchar!// ¡A luchar en el Vietnam!
 
letra: Lois Diéguez
Música: Benedicto
 
Por respeto a Benedicto, no subo la canción (esto no quiere decir que no respete al resto, pero en su caso no lo haré sin autorización). No obstante, podéis bajaros el sencillo de E-Mule: esto no lo diría si él mismo no lo hubiera recomendado. Pero podéis oír un fragmento aquí.

Give peace a chance


A John Lennon se le tuvo siempre considerado como la conciencia de su generación. Con esto se puede estar más o menos de acuerdo o no, pero sí hay una cosa que es verdad: de todos los cantantes pop británicos de principios de los 60, fue el que más prontamente comenzó a manifestar signos de una nueva conciencia social. Echemos un breve repaso a su biografía:
Al igual que sus otros compañeros de armas (guitarras) que conformaron los Beatles (quizás exceptuando a McCartney) Lennon provenía de la clase trabajadora (la mayoría de los músicos británicos lo eran, o de la clase media baja, como McCartney o Jagger): esto ya supone un cimiento en su formación personal. Aunque al principio, en los días de su adolescencia, fuera algo homófobo (¿y quién no lo era?) y le molestaba hasta llegar a la violencia cualquier tipo de insinuación, no existían sin embargo para él barreras raciales o idiomáticas, y siempre se confesó un enamorado de la música negra. Muchas de las versiones de los Beatles de los inicios eran éxitos del rythm’n’blues de corte comercial, que ya comenzaba a denominarse soul. Pero ellos no pretendían robarles a los negros su música: todo lo contrario, la interpretaban con el máximo respeto. Lennon mismo declaraba que si en un show coincidían con sus admirados músicos negros, procuraban no tocar sus canciones porque aquella era su música y ellos no tenían derecho a quitársela (aunque luego, pese alguna reticencia -Mr. James Brown o Ike Turner- el respeto y la admiración fue mutua. Volviendo a su homofobia, esta cambió radicalmente a medida que los tiempos también lo hacían; y fue en 1965, en el álbum Help!, en donde se puede escuchar un delicioso tema folk al más puro estilo dylaniesco titulado "You’ve got to hide your love away", "Tienes que esconder tu amor (lejos)": muchos dicen que es la primera canción (esto yo no lo sé si es la primera) de tema homosexual en el pop, pues parece ir dirigida al manager del grupo Brian Epstein, que sí era homosexual y, como todos ellos por aquel entonces, sufrió mucho. Así, el desprecio de Lennon hacia los "maricas" se fue convirtiendo en comprensión, respeto y solidaridad.
Llegamos a 1966, y comienza la guerra del Vietnam. Casi ni ha pasado un año desde el "Somos más célebres que Jesucristo" (que algunos ultras convirtieon en "Somos mejores que Dios", mientras que imberbes cachorros del KKK portaban pancartas en las que se leía "John: Jesús murió por ti", y rompían fotos del músico británico y quemaban discos de los Beatles) cuando John protagoniza un nuevo escándalo: los cuatro posan con muñecas rotas y ensangrentadas en una foto para un posible EP; ante el escándalo que levanta ante las bienpensantes mentes británicas, Lennon declara: "As real as Vietnam", tan real como Vietnam. Lennon ha cambiado a la par que el mundo va cambiando: en esto, pienso yo además, debió de tener un importante efecto las giras por el extranjero: ya en Estados Unidos, mucho antes de la politización de Lennon, un grupo del KKK amenazó a Ringo por judío, cosa que no lo es, pero sí es portador de una promiente nariz (¡ya ves!). Pero fue cuando salieron a sitios como Filipinas, en donde casi los devora la masa afín al presidente Marcos; a España, en donde recibieron dos lecciones: el implacable chovinismo nacionalista de la prensa franquista fue una, la otra, la grave brecha entre clases sociales que existía. Y Japón, en donde los nostálgicos del imperio los amenazaron por ensuciar con su presencia el recinto sagrado del Budokai. A la pregunta "¿Qué opinas de la guerra de Vietnam?", Lennon es tajante, mostrando su disconformidad, y, para sorpresa de la prensa, ni un solo chascarrillo simpático, ni una sola sonrisa amable e ingenua… Estaba apareciendo un líder generacional.
Lennon se tomó muy en serio lo de la guerra. Cuando estaba con los Beatles, por cuestiones comerciales, ya que el deseo de la mayoría de ellos era no implicarse políticamente, Lennon callaba más que otra cosa: alguna declaración a la prensa, pero seguida de una reprimenda por parte de sus compañeros que insistían en que cualquier cosa que hiciera o dijera afectaría al resto. Ya, en1969 y 1970, medio fuera de los Beatles, John decide dar otro giro a su carrera y se presenta como una especie de cantautor reivindicativo al estilo de Dylan: "Working class hero", "Power to the People", "Gimme some truth" son algunas de sus composiciones de entonces, aunque él siempre confesó que su estilo de escirbir distaba mucho de acercarlo a ese tipo de cantante que, por otra parte, admiraba y envidiaba en cierto modo.
"Give peace a chance" es una canción que John escribió en solitario para cantarla él, pero atribuyó su co-composición a Paul McCartney debido a que fue el único que se presentó a la grabación de su sencillo "The Ballad of John & Yoko". En 1969 se convirtió en todo un himno anti belicista:
 

 

 
Give peace a chance
 
Two, one, two, three, four
Ev’rybody’s talking about
Bagism, Shagism, Dragism, Madism,
Ragism, Tagism
This-ism, That-ism, is-m, is-m, is-m
All we are saying is give piece a chance,
All we are saying is give piece a chance

C’mon
Ev’rybody’s talking about ministers,
Sinister, Banisters
And canisters, Bishops, Fishops,
Rabbis, and Pop eyes, Bye, bye, bye byes

All we are saying is give peace a chance,
All we are saying is give peace a chance

Let me tell you now
Revoluton, evolution, masturbation,
Flagellation, regulation, integrations,
Meditations, United Nations,
Congratulations

 
Oh Let’s stick to it
Ev’rybody’s talking about
John and Yoko, Timmy Leary, Rosemary,
Tommy Smothers, Bobby Dylan,
Tommy Copper,
Derek Taylor, Norman Mailer,
Allen Ginsberg, Hare Krishna,
Hare
Krishna
 
Todo el mundo habla sobre/ arrestismo, Sexismo, Obstruccionismo, Colerismo,/ Harapismo, Rotulismo…Esto-ismo, eso-ismo…/ No es lo máximo.// Todos decimos es dad una oportunidad a la paz.// Todos hablamos de/ Ministros, Siniestros, Pasamanos y Latosos/ Obispos y Pescadores, y Rabinos y Gurúes/ Y adioses, hasta la vista, hasta luegos, hasta prontos// Todo lo que decimos es démosle una oportunidad a la paz.// Dejadme deciros ahora/ Todos hablamos de/
Revolución, Evolución, masturbación,/ Flagelación, Regulaciones/ Integraciones, Meditaciones, Unidas Naciones, Felicitaciones//
Todo lo que decimos es démosle una oportunidad a la paz// Oh vayamos al grano/ Todos hablamos de/ John and Yoko, Timmy Leary, Rosemary, Tommy Smothers, Bob Dylan,/ Tommy Cooper, Derek Tayor, Norman Mailer, Alan Ginsberg, Hare Krishna,/ Hare Krishna/ Todo lo que decimos es démosle una oportunidad a la paz
 
John Lennon
 

A ver si llueve de una vez


Mientras vuelvo, disfrutad de este vídeo: nuestro paisano, Pablo Guerrero, expresando un deseo de llover, que con este calor y estas cosas que pasan apetece un güevo:
 

A %d blogueros les gusta esto: